Springsteen y McCartney, interrumpidos por el toque de queda en Londres

Los músicos casi concluían su presentación en Hyde Park, cuando les cortaron la energía, como parte de las restricciones de ruido de la zona
  • A+A-
Por:
Linnie Rawlinson
Autor: Linnie Rawlinson
Londres (Reuters) -

Bruce Springsteen había esperado este momento por mucho tiempo. “Tengo que decirles”, dijo una multitud de 76,000 personas. “He estado tratando de hacer esto por 50 año”. Para el final de su espacio en Hyde Park en Londres el sábado, arregló un encuentro especial: una colaboración en el escenario con la leyenda de los Beatles, Paul McCartney.

Pero la megaestrella del rock no contaba con el Consejo de Londres decidido a mostrar quién era el jefe.

En el clímax de su presentación de tres horas, Springsteen y McCartney, respaldados por la E Street Band y el guitarrista de Rage Against the Machine, Tom Morello, tocaron una versión de I Saw Her Standing There frente a una multitud entusiasta. El deleite de Springsteen era palpable: sonrió, su rostro se iluminó como cuando un niño recibe un regalo enorme en Navidad.

El supergrupo luego pasó a una versión de Twist and Shout, pero a medida que la noche llegaba a su máximo en un contexto de fuegos artificiales, un hombre fue visto haciendo señales frenéticamente al fondo del escenario, indicando que el tiempo de las leyendas del rock estaba llegando a su fin.

Después, a las 22:40 hora de Londres, mientras Springsteen y McCartney estaban concluyendo la versión larga de Twist and Shout, el sonido de repente se apagó, y todo quedó silencioso.

Al principio, el Jefe no parecía notarlo. Intentó dirigirse a la multitud, al parecer no estaba consciente de que ellos no lo podían escuchar. Pero cuando notaron que los amplificadores estaban apagados, él y su guitarrista principal Stevie Van Zandt tocaron lo que parecía ser una canción a capella breve para el beneficio de las primeras filas. Springsteen se encogió de hombros y dejó el escenario.

Van Zandt tuiteó después, “lo siento pero tengo que ser honesto, estoy enojado…no arruinó la gran noche. ¡Pero cuando estoy tocando con McCartney no me molesten!” También insinuó que a sus fanáticos se les negó el acto final, cuando dijo “nos hubiéramos ido de allí a las 11 si hubiéramos hecho una más”.

El Consejo Westminster de Londres confirmó que los organizadores del concierto Hard Rock Calling habían cortado la energía, diciendo que “estaban apegándose a su licencia para el evento”. Según el sitio web de Hard Rock Calling, Springsteen debió de terminar su acto a las 22:15.

Pero Van Zandt tuiteó, “Hard Rock nos hubiera dejado tocar toda la noche”, añadiendo, “me siento mal por nuestros grandiosos fanáticos… es una regla estúpida de algún consejo de la ciudad”.

Las condiciones para llevar a cabo conciertos en el parque central más grande de Londres han sido endurecidas en el último año, reportó la BBC, debido al aumento en quejas de residentes locales. El consejo conservador recibió 130 quejas sobre eventos de música popular en el parque en 2011. Los eventos, que traen financiamientos vitales a la gestión de los parques, han sido reducidos de 13 a nueve y el tamaño de la audiencia de 80,000 a 65,000, máximo. Los activistas en este barrio adinerado también han tratado de reducir los niveles de ruido permitidos.

Un vocero del operador de conciertos Live Nation dijo: “Fue desafortunado que la presentación de más de tres horas de Bruce Springsteen fuera detenida casi al final pero el toque de queda es establecido por las autoridades en el interés de la salud pública y la seguridad. Los cierres de las calles cerca de Hyde Park están establecidos en momentos específicos para asegurarse de que todos puedan salir de la zona de manera segura”.

Las propiedades alrededor de Hyde Park son de las más deseables en Londres, y son populares entre banqueros, inversionistas extranjeros y políticos.

Springsteen es conocido por sus conciertos maratónicos. Esta noche no fue diferente. Salió al escenario a las 19:30 (hora de Londres) y tocó sin descanso por alrededor de tres horas, desde una versión acústica hermosa de Thunder Road, a través de una lista extensa que incluía Bandlands, Because the Night, Waitin’ on a Sunny Day y The River. Después llegó su cierre con mucha energía de Born in the USA, Born to Run, Glory Days y Dancing in the Dark, antes de traer al exBeatle para el final.

Pero eso no fue suficiente para satisfacer a sus fanáticos, quienes se quedaron desconcertados, y luego enojados de que el acto de su ídolo haya sido reducido.

“Avergonzado de ser británico en estos momentos. Springsteen y McCartney tocando Twist and Shout en Hyde Park y el consejo quitándolo debido al toque de queda”, tuiteó el actor y comediante Stephen Merchant.

El periodista británico Richard James tuiteó: “Springsteen y McCartney: sólo en Reino Unido podría un consejo local desconectar a los artistas más grandes de los últimos 50 años dándolo todo”.

La fanática Liz Chong demandó que los organizadores del concierto se disculparan por cortar a Springsteen y McCartney a la mitad de la canción, diciendo, “no volveré a venir”.

Ahora ve