'Chava' Flores, el 'pintor urbano' que le puso color a México

A 25 años de la muerte de este cantautor, su música retrata igual a compositores que a intérpretes de las nuevas generaciones
'Chava' Flores, el soñador que musicalizó a México
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Soñar con hacerse millonario con un billete de lotería, aunque "con sueños de opio solo pierdas el camión". Tener gorrones en las fiestas, esas personas que llegan sin invitación o viajar en el metro "grandote, rapidote, limpiezote".

A 25 años de su muerte, las frases que Salvador Chava Flores hiciera populares en sus canciones son aún referencia de la vida cotidiana de los habitantes de México, en específico del Distrito Federal.

La música de este compositor se ha mantenido vigente generación tras generación, quizá porque como Chava decía de sus canciones, "el mexicano se encontrará consigo mismo".

"Porque yo, cuando hablo de mi pueblo, cuando hablo de mi barrio, cuando hablo de mis calles, cuando hablo de mi gente, me estoy refiriendo a ustedes y a mi", dijo alguna vez el cantautor.

"Es un compositor muy homenajeado en las casas, en las familias (...) cantando sus canciones, que citamos frases de ellas, nos acordamos de Herculano, de la tiendita, del gato viudo, personajes que pueblan un imaginario muy nuestro, complemente mexicano, y completamente chilango", dijo el músico y compositor Fernando Rivera Calderón, vocalista del grupo Monocordio.

Más que músico, Chava era un cronista, un poeta, y un "sociólogo nato", en palabras de su hija, al grado que su descripción del mexicano ha sido un referente, con el carisma que caracteriza a este compositor a 25 años de su muerte.

María Eugenia Flores destaca de su padre la “capacidad de observación, y sintetizar en tres minutos una historia, un velorio, unos quince años, relatar cómo es una línea de Metro".

"Hay hermosas canciones que nunca dio a conocer porque decía que a él ya lo ubicaban como un compositor humorista, y atención, porque no dice chistes, cuenta una verdad de lo que somos nosotros, nosotros somos los que nos reímos de lo que estamos reflejados", dijo María Eugenia Flores.

Álvaro Hegewich, director de la Fonoteca Nacional, señaló que la importancia de la música de Chava radica en “la maestría” de sus letras para retratar la forma de ser del mexicano. "Es cronista, músico, cantautor, intérprete, un personaje multifacético que hace una síntesis de estas expresiones artísticas en piezas musicales muy interesantes".

Fernando Rivera Calderón, otro compositor que caricaturiza el acontecer de la vida política y social del mexicano con su agrupación El palomazo informativo, también apunta a la forma de “croniquear” de Chava Flores la razón de su vigencia.

"La lirica de Chava Flores es brutal, es contundente, muy humorística, pero también didáctica, ¿cuántos no hemos aprendido a alburear gracias a la música de Chava Flores?", dijo.

El director general de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), Roberto Cantoral Zucchi, llama a Chava Flores un “pintor urbano”, uno de los pocos compositores que tienen el  “privilegio de poner en palabras bellas el sentimiento del pueblo mexicano”, con el dominio “de lo que es el género musical como es el género literario".

Bohemio de corazón, esa inquietud de Chava Flores por ser compositor, creció a raíz de sus fracasos en los negocios que levantaba para mantener a su familia. Uno de ellos fue El album de oro de las canciones, una revista basada en las entrevistas que el mismo Chava hacía a compositores mexicanos afuera de la estación de la mítica estación de radio XEW.

Chava quería ser como esos autores musicales que admiraba. Era la década de 1950, con el bolero romántico dominando el gusto musical en México con autores de la talla de Agustín Lara, Álvaro Carrillo y Gonzalo Curiel, cuando intentó hacer algo diferente en sus composiciones: relatar el diario acontecer de su ciudad.

"Yo no creo en los compositores de oficina o que se deba estudiar para ser compositor o que puedas formarte en una escuela, eso te lo da la vida, y solo los grandes vividores, personas que han tenido grandes vivencias por encima de las vivencias que tenemos los simples mortales, son los que se atreven a empezar a narrarlas”, dijo Rivera Calderón.

Dos horas de balazos fue la primera composición de Chava Flores, en la que relata con humor la proyección de una película del Viejo Oeste estadounidense con “dos horas de metralla y este cine que revienta”. Poco después escribió La tertulia que hiciera famosa la voz de Pedro Infante, retratando el espíritu fiestero del mexicano.

Un total de 196 canciones conforman el repertorio musical de Flores, algunas utilizadas en filmes de la época conocida como “clásica” del cine mexicano, como La esquina de mi barrio (1957).

Como parte de las conmemoraciones por los 25 años de la muerte de Chava Flores, la Fonoteca Nacional ha logrado recabar a través de la hija del compositor, un total de 300 discos de 78 revoluciones por minutos, así como fotografías del autor, para abrir la primera colección de un acervo que será dedicado a autores de la música popular mexicana, disponibles para su consulta en 35 audiotecas.

Además de su legado musical, María Eugenia Flores ha rescatado versos, calaveras literarias (compisiciones por la celebración del Día de Muertos en México), artículos, ensayos y cuentos, que dan muestra de la vasta creatividad de Chava Flores.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La hija del compositor aseguró que busca a la viuda de otro retratista de la cultura popular, Gabriel Vargas, para hacer una animación de sus famosas caricaturas con la música de su padre; dos artistas de los que María Eugenia Flores califica fueron "hechos el uno para el otro".

"Yo les pongo las cosas en la mano y la gente es la que ha respondido, porque uno mueve el agua y Chava Flores hace las olas, y ojalá siga haciendo muchas olas", dijo la hija del compositor mexicano.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×