Cómo recluta a sus payasos, trapecistas y gimnastas el Cirque du Soleil

La directora artística del espectáculo asegura que sus nuevos integrantes deben tener algo más que talento para formar parte de su "familia"
soleil
cirque do soleil  soleil
Autor: Kristie Lu Stout
(Reuters) -

Si alguna vez consideraste huir para unirte al circo, primero necesitarás impresionar a alguien como Krista Monson.

La coreógrafa canadiense y exinstructora de baile es en última instancia la responsable para elegir a 1,300 y pico de artistas del Cirque du Soleil.

Dirige un equipo de 60, incluyendo 21 reclutadores de talento, quienes trabajan en varios países y en las plataformas de redes sociales para encontrar a los mejores gimnastas, trapecistas, contorsionistas, malabaristas, bailarines de ballet, profesionales del parkour, payasos, mimos, músicos, nadadores sincronizados y clavadistas.

Originalmente un pequeño grupo de teatro formado por una persona en zancos, un artista de acordeón que exhalaba fuego llamado Guy Laliberte, el Cirque du Soleil comenzó a hacer giras en 1984, como parte de la celebración del 50 aniversario de Quebec.

Hoy, es uno de los espectáculos de circo más grandes y más conocidos del mundo, el tema de un nuevo filme en 3D del director de Shrek, Andrew Adamson y con contratos de licencia para espectáculos con la música de Elvis Presley y Michael Jackson.

Este año, la empresa estima que aproximadamente 15 millones de personas verán uno de sus 21 shows, y ganará más de 1,000 millones de dólares.

Para las audiencias, un espectáculo del Cirque du Soleil se ve enteramente elegante, pero hay una logística seria detrás de toda esa fantasía.

Antes de unirse a la empresa en 2004 como directora artística -que dice que fue como saltar a un tren en movimiento-, Monson montó la coreografía de las ceremonias de apertura y clausura para los Campeonatos Mundiales de Atletismo en 2001.

Involucró dirigir a más de 1,000 personas en un campo durante un año, trabajar con una multitud de personas de diferentes antecedentes culturales y disciplinas artísticas dentro de protocolos corporativos establecidos. Dice que fue una buena preparación para su papel actual.

“Constantemente balanceas la logística con inspiración creativa”, dijo. “¿Qué quieres que diga esta pieza? ¿Cuál es el mensaje? Pero al mismo tiempo no puedes olvidar la pesadilla logística con la que tienes que tratar. Ninguna inspiración o genio creativo hará eso presentable”.

Además de cumplir con algunos 500 papeles artísticos y acrobáticos para los shows existentes del Cirque du Soleil, Monson también está constantemente a la caza de nuevos actos.

“Justo cuando piensas que has descubierto todas las disciplinas en el mundo, alguien hace algo nuevo y no puedes categorizarlos…”, dijo Monson. “En realidad nos gustan esos momentos porque sabemos que con suerte descubriremos algo nuevo.

“Nos referimos a una sirena el otro día”, añadió. “Una sirena profesional, es absolutamente impresionante…”.

Una vez que el nuevo talento es identificado, contratarlos puede ser un tema delicado. Los bailarines y actores a menudo tienen representación de agencias mientras que algunos deportistas no pueden ser contactados hasta que son liberados de sus carreras competitivas por su gobierno.

También observa un protocolo particular cuando se acerca a artistas de familias de circo que llevan mucho tiempo.

“Hay una cierta ética y respeto de nuestra parte; quizá no contactaremos al artista, quizá contactaremos al abuelo, padre o madre y les diremos, les preguntaremos, ‘¿dónde está este artista en su carrera?’.

“Debido a que algunas de estas familias de circo dependen de cada uno. Un volador necesita un receptor, un receptor necesita un volador”.

Incluso después de que un artista élite se ha unido a la empresa, todavía hay más retos que superar, para integrarlos al modo de expresión colorido e idiosincrático del Cirque du Soleil.

“Son profesionales experimentados en lo que hacen, y queremos ese alto nivel”, dijo Monson. “Pero también queremos que bailen en el fondo vestidos en atuendos extraños.

“Incluso si hablas de un clavadista olímpico, la excelencia artística normalmente no es algo en su vocabulario”.

Parte del trabajo de Monson, dice, es persuadir a los atletas élite a tomar riesgos artísticos, “mientras les aseguran que ser tonto a veces, o estar fuera de su zona de comodidad, es algo noble”.

El propio camino de Monson al Cirque du Soleil vino mientras pasaba un año en Quebec estudiando francés. Un amigo la llevó a uno de los primeros shows de gira de la empresa, Saltimbanco en 1992.

“Él dijo ‘tienes que ver que pasa en el muelle de Montreal’ y vi el espectáculo y me sentí inspirada. No se te decía a dónde mirar o a quién mirar, las luces no siempre te dirigían, así que la libertad, como espectador, era enorme. Realmente podías sentarte y permitirte interpretar”.

Doce años después, cuando Monson trabajaba en Los Ángeles, Estados Unidos, fue invitada a ser entrevistada para el papel de directora artística: “fue una entrevista de trabajo nada tradicional”, dijo. “La mujer me preguntaba sobre lo que me apasiona y que hace que mi corazón se entristezca y que hace que mi sangre se acobarde.

“Francamente creí que era una pérdida de tiempo, pero no sólo se trata de estar en el escenario, se trata de estar en la familia del Cirque du Soleil”.

El esposo de Monson es el líder de la banda del Cirque du Soleil, Paul Shihadeh (se conocieron en una sala verde), y dice que sus dos hijos tienen una “vida loca” debido a los retos en los horarios de su trabajo.

Pero eso es mejor que una vida banal. La cosa es que, dice, tiene miedo sobre todas las cosas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Mi mayor miedo es… no quiero ser normal. Tengo miedo de la prescripción sobre lo que se supone tengo que ser o lo que se supone tengo que hacer. Creo que ese es un gran reto para mí, como mujer: soy madre, tenemos hijos, ellos tienen amigos, tenemos una comunidad y queremos ser parte de ella.

“Pero lo que desata mi adrenalina es realmente adacomoptar el mundo a nuestro alrededor que no es necesariamente normal”.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×