'Amanecer parte 2', la más bizarra y divertida de la saga de 'Crepúsculo'

La cinta dirigida por Bill Condon es la quinta y última cinta de la saga, y ofrece escenas bizarras y una épica lucha final
Autor: Tom Charity
(Reuters) -

La historia hasta ahora: la adolescente Bella Swan se enamora de Edward Cullen, un joven misteriosamente distante, de piel muy clara y muy educado, que confiesa ser un vampiro vegetariano.

Esto enfada al mejor amigo de Bella, Jacob, que siempre la ha ayudado, y que tiene una animadversión natural contra los vampiros, debido a que él es un lobo. A pesar de sus mejores (y peores) instintos, Edward se enamora y se casa con Bella. 

En el fin de Amanecer parte 1, ella da a luz a su hijo mitad humano, pero casi muere durante la labor de parto. Para salvar a Bella, Edwards tiene que “convertir” a su esposa en una inmortal, lo que ella buscó por mucho tiempo.

La parte 2 del filme, el quinto y último de la saga Crepúsculo, comienza con Bella despertando a sus nuevos y afilados sentidos, sus atractivos ojos rojos y su súper fuerza vampírica. Y la primera pregunta que aparece en la mente de todos es: ¿Se comerá a su bebé?

Eso si, una vez que sus apetitos sanguinarios y carnales estén satisfechos, la principal preocupación de Bella es la asimilación. Se encuentra entre las líneas de: ¿Qué decirle a papá? ¿Y que hacer con el joven lobo que ha marcado a su nueva hija como su objetivo?

Tomó mucho tiempo a esta serie para alinear sus fichas de dominó, pero Amanecer parte 2 es fácilmente la película más bizarra de la saga, y la más divertida.

Antes del final, habrá unas Naciones Unidas virtual de delgados vampiros, asociados del Norte, de la Amazonia, del Medio Oriente, de Irlanda, y si, de Transilvania, que convergerán en Forks y tendrán la oportunidad de relacionarse con el bebé Cullen antes de la batalla final con sus eminencias, los Volturi.

La batalla es emocionante y casi ridículamente horrible. Incluso quienes odian la saga podrán disfrutar de la clase de carnicería que normalmente se asocia con los peores excesos de la Revolución Francesa.

Ahora ve
No te pierdas