La duquesa Catalina y el príncipe Guillermo esperan a su primer hijo

El palacio de St. James confirmó que Catalina de Cambridge está embarazada, luego de que fue admitida con náusea y vómito a un hospital
  • A+A-
(CNN) -

El príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge están esperando su primer hijo, anunció este lunes el Palacio de St. James.

La duquesa de Cambridge fue admitida a un hospital en el centro de Londres con náusea y vómito y permanecerá internada por varios días, anunció el palacio en un comunicado.

Catalina aún no cumple los tres meses de embarazo, dijo a CNN un funcionario real. El príncipe Guillermo acompañada a la duquesa en el hospital, según el funcionario.

“La Reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornwall y el príncipe Enrique, y los miembros de ambas familias están encantados con la noticia”, afirmó el palacio.

El bebé será el primer nieto para el heredero al trono británico, el príncipe Carlos y la fallecida Diana, Princesa de Gales.

El descendiente del príncipe Guillermo y Catalina será el próximo en la línea al trono después de Guillermo, independientemente de si es un niño o una niña, según la Oficina de Gabinete británico.

Los cambios anunciados por el primer ministro David Cameron en octubre de 2011, que pone fin a la tradición de que un varón salte en la línea de sucesión sobre una hermana mayor, ya se encuentran en efecto, según la oficina.

El príncipe Guillermo y Catalina se casaron en abril del 2011, en uno de los eventos mediáticos más grandes en la historia, tras lo cual han vivido meses de mucha actividad pública.

Tras la boda, la pareja viajó a Canadá y luego a Estados Unidos.

Un año después de la boda, Catalina ya se había graduado como "miembro de pleno derecho" de la monarquía británica después de cumplir todos los objetivos, tras adaptarse a su nueva vida, según funcionarios reales.

En enero pasado, anunció su apoyo para cuatro asociaciones caritativas y comenzó sus primeras apariciones en solitario.

En marzo realizó su discurso inaugural con la ayuda de Guillermo quien, según informes a CNN, la entrenó vía telefónica desde las Islas Malvinas donde se encontraba haciendo su servicio militar.

Sin embargo, en septiembre pasado la duquesa se vio envuelta en una controversia, luego de que fueron dadas a conocer fotografías de ella semidesnuda.

Las imágenes mostraron a la duquesa tomando el sol sin la parte superior de su traje de baño. Las autoridades del palacio rápidamente repudiaron las imágenes y su publicación, a la que se refirieron como una “grotesca” invasión a la privacidad.

Las borrosas imágenes parecen haber sido tomadas mientras la duquesa y  el príncipe Guillermo se alojaban en un castillo privado en la región de la Provenza, en el sur de Francia.

Ahora ve