La Unesco declara un centro artístico totonaca como ejemplo internacional

El Centro de las Artes Indígenas, en Papapantla, desarrolló un modelo novedoso para preservar y transmitir la cultura totonaca
| Otra fuente: CNNMéxico

Un proyecto mexicano con sede en Veracuz a través del cual los adultos totonacas transmiten a los niños y los jóvenes conocimientos de su cultura es considerado desde este martes un modelo a seguir a nivel internacional.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) incluyó en su Registro de prácticas idóneas de salvaguardia a Xtaxkgakget Makgkaxtlawana, el Centro de las Artes Indígenas (CAI) dedicado a preservar las artes autóctonas del pueblo totonaco.

Esta la primera vez que un proyecto de América Central y el Norte ingresa en el mencionado registro.

El centro fue fundado en 2006 y se ubica dentro del Parque Takilhsukut, en la zona arqueológica de Papantla. El lugar es sede de 16 casas-escuela donde se amplía la vida familiar, se habla habitualmente la lengua totonaca, se impulsa la creatividad y se afianza la identidad de los totonacas, de acuerdo con información publicada en la página de internet de la UNESCO.

También es sede de talleres, seminarios, encuentros, ceremonias, exhibiciones, sensoramas, degustaciones y juegos.

La inclusión del CAI en el registro implica que desde ahora es un modelo a seguir para otras regiones de alta densidad indígena, dijo Salomón Bazbaz, creador del centro, desde París. También dará mayor visibilidad al centro y obligará al gobierno mexicano a apoyarlo, añadió.

La inscripción del CAI en el registro no va acompañada de dotación económica, aclaró la UNESCO.

El CAI es un reflejo fiel de la cosmovisión totonaca y se integra de forma armoniosa al entorno local, según un comunicado emitido por el propio centro.

El CAI alberga la Casa de la Alfarería, de la Salud, de los Medios de Difusión y Comunicación, de la Cocina Tradicional, del Teatro, de las Pinturas, de la Música, la Escuela de Danzas Tradicionales. Ahí, los niños y los jóvenes aprenden de sus abuelos y maestros desde cómo manejar telas, hasta como hacer radio o cine o cómo se lleva a cabo la Ceremonia Ritual de los Voladores.

"En nuestra cultura se dice que todos los seres humanos al nacer traemos una luz, un don, un arte que nos dieron nuestras deidades; la encomienda de nuestras Escuelas de Tradición es desarrollar esa luz, mostrarla, compartirla y que nos ilumine a nosotros y al mundo", dice Gregorio Bernabé Hernánez, para explicar la función de las casas-escuela, según el comunicado del CAI.

En la cultura totonaca, si un ser humano no está bien, el planeta no está bien, de ahí la importancia de fomentar las habilidades de todos, añadió.

El legado totonaca pervive desde la época de prehispánica. La UNESCO reconoció el valor de una de sus tradicionales al declarar Patrimonio Inmaterial de la humanidad la Ceremonia Ritual de Voladores de Papantla en 2009.

En un video sobre el CAI publicado en el sitio oficial de la UNESCO, Francisco Acosta, director del CAI, dice que un gran pendiente es reconocer la aportación que los pueblos indígenas pueden hacer al mundo, a la civilización y al planeta.

La UNESCO tomó la decisión de incluir al CAI en el registro mencionado durante la VII Reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial. En la misma, se rechazó la inscripción en el registro de un programa para preservar el teatro de marionetas de Fujián, China. A diferencia del proyecto mexicano, el comité señaló que el asiático no habían dado resultados satisfactorios y que por lo tanto no podía ser usado como modelo para el resto del mundo.

En los últimos años lograron su inclusión en la categoría de Mejores Prácticas de Salvaguardia, iniciativas como el Museo Vivo del Fandango (Brasil), la revitalización del saber tradicional de la cal artesanal en Morón de la Frontera (España), la protección de la cultura Aymara (Bolivia, Chile y Perú) o el mantenimiento de la cultura del batik (Indonesia).

Ahora ve
No te pierdas