Óscar Niemeyer, el hombre que dio vida a Brasilia, muere a los 104 años

El arquitecto Óscar Niemeyer diseñó más 600 edificios en su natal Brasil y otros países como Alemania, Gran Bretaña, Italia y Francia
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El arquitecto brasileño Óscar Niemeyer, conocido por crear los edificios públicos más importantes de Brasilia, falleció este miércoles a los 104 años debido a complicaciones en su estado de salud.

El célebre arquitecto murió a las 21:55 hora (local) de Brasil en el Hospital Samaritano de Río de Janeiro. El doctor que lo atendía, Fernando Gjorup, confirmó su muerte y certificó que el cuadro clínico del arquitecto se complicó con una infección respiratoria, informó la agencia EFE.

Visita el especial de Óscar Niemeyer.

La salud de Niemeyer, considerado el padre de la arquitectura brasileña moderna, se había agravado considerablemente en las últimas horas y permanecía sedado y con respiración asistida, de acuerdo con el médico, citado por la agencia española.

El creador de los principales edificios públicos de Brasilia, ingresó al hospital el 2 de noviembre debido a dificultades para alimentarse e ingerir líquidos, pero su estado se agravó paulatinamente con dos hemorragias digestivas y una insuficiencia renal que forzó a someterlo a hemodiálisis, informó la agencia. 

El arquitecto, discípulo privilegiado del suizo Le Corbusier, perdió este año a su única hija, Ana María, quien falleció a los 82 años en ese mismo hospital.

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares fue un arquitecto reconocido internacionalmente por sus proyectos innovadores y sus aportaciones mundiales a la arquitectura de los siglos XX y XXI.

Nació el 15 de diciembre de 1907, en 1928 contrajo nupcias con Annita Baldo, hija de inmigrantes italianos, con quien estuvo casado por más de 76 años hasta la muerte de ella en el 2004, de acuerdo con su biografía publicada por la revista Obras, publicación de Grupo Expansión —al que también pertenece CNNMéxico—.

En 1929 egresa de la Escuela Nacional de Bellas Artes y en 1930 inicia sus estudios en ingeniería y arquitectura en la Universidad de su ciudad natal. Cuatro años más tarde, la pareja tuvo a su única hija Anna Maria Niemeyer, que colaboró con su padre como diseñadora de interiores.

La carrera profesional de este prolífico arquitecto comenzó el mismo año en que se inició en la paternidad y despuntó en 1936, cuando fue seleccionado como cabeza del grupo de diseñadores del edificio del Ministerio de Educación y Salud de Río de Janeiro, señala Obras.

El Arquitecto del siglo XX, nombrado así por el Consejo Superior del Instituto de Arquitectos de Brasil en 2001, diseñó más 600 proyectos para su natal Brasil y otros países como Alemania, Gran Bretaña, Italia, Argelia y Francia.

Niemeyer, junto con el arquitecto Lúcio Costa, diseñaron los edificios más importantes de la capital de Brasil, ciudad que nació el 21 de abril de 1960, después de 41 meses de intensos trabajos de construcción.

Niemeyer fue el responsable de la creación del Palacio del Planalto, sede del poder ejecutivo, el Palacio del Congreso, sede del poder legislativo, y el Palacio de Justicia, sede del Supremo Tribunal Federal.

Así como del Palacio Alvorada, residencia oficial del presidente; el Palacio Itamaraty, sede de la cancillería de la República; la Catedral de Brasilia, el Museo de Arte Contemporáneo de Río de Janeiro (famoso por tener forma de platillo volador) y el Memorial de la América Latina, en São Paulo, de acuerdo con la publicación.

En cuanto a proyectos alrededor del mundo el legendario arquitecto participó en la construcción de la sede del partido comunista de Paris, el Museo de Arte Moderno de Caracas, la Universidad de Constantine en Argelia; el Centro Cultural Le Havre, en Francia, así como la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Por sus innovadoras construcciones, Niemeyer recibió el Premio Lenin de la Paz (1963), el Premio Pritzker (1988) y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1989).

Ahora ve