Arqueólogos encuentran piezas mayas sumergidas en Yucatán y Campeche

Los hallazgos de objetos de cerámica y de fragmentos de pintura mural ocurrieron en un cenote y en un par de cuevas
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Especialistas mexicanos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron piezas de cerámica con 2,300 años de antigüedad, murales y otros elementos de la cultura maya en los estados de Yucatán y Campeche.

Las vasijas que encontraron los arqueólogos subacuáticos en el Cenote San Manuel, Yucatán, son únicas en su tipo, por las características de su elaboración, indicó un comunicado del INAH.

“Hasta el momento no se habían encontrado este tipo de elementos cerámicos tan estilizados en espacios subterráneos inundados de la península, ni en semejante estado de conservación. Son materiales únicos que podían quedar expuestos al saqueo si no los hubiéramos extraído”, mencionó Helena Barba Meinecke, experta de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS).

En el mismo espacio, los arqueólogos detectaron ofrendas, y un total de 30 objetos cerámicos, como ollas, bicromas, “cuencos de tipo naranja esgrafiado”, vasos decorados y vertederas.

“También, en el fondo del cenote hallamos carbón y restos óseos humanos, entre ellos un esqueleto, al parecer completo”, reportó el INAH.

El Instituto explicó que el buceo en el cenote no podía exceder los 20 minutos, por lo que los arqueólogos subacuáticos realizaron relevos, con tal de extraer “dos vasijas mayas elaboradas probablemente entre los años 300 a.C. y 200 d.C”.

En la Cueva semiseca de Huachabí, ubicada en Campeche, los especialistas encontraron cerca de 50 espacios con ofrendas de diferente proporción.

En ellas había restos de hogueras asociados con objetos de cerámica, como ollas, “que fueron rotas en la época prehispánica con fines rituales, y en algunos casos también con restos óseos, en su mayoría de animales”.

Junto a esos materiales se detectaron fragmentos de pintura mural, con diseños antropomorfos y representaciones de insectos y vegetales que habitan el entorno subterráneo. Fueron elaborados con arcilla roja tomada de la propia caverna.

En la Cueva Aktun aam, de Campeche, los arqueólogos encontraron “ollas color negro con esgrafiado”, metates y manos de metate, rotos intencionalmente, que se elaboraron con piedra caliza.

“Es probable que se hayan celebrado ceremonias de iniciación o purificación, entre otros rituales, debido a la disposición de los objetos descubiertos, así como a restos de materiales que indican la elaboración de los mismos en su interior”, detalló el mensaje del INAH.

“En la parte central de la caverna había varias vasijas redondas y grandes, del tipo negro esgrafiado, todas rotas y dispuestas en fila bocabajo”.

El registro en detalle del par de cuevas y del cenote, así como de los elementos arqueológicos hallados, confirma el uso ritual que se le daba a estos espacios en la época prehispánica, dijo Meinecke.

“Ir a lugares remotos y de difícil acceso, para elaborar sus propios materiales —como es el caso de varios metates que hallamos en uno de ellos— y colocarlos en lugares muy específicos, nos habla de una inversión de tiempo importante”, agregó.

Ahora ve
No te pierdas