Mo Yan recibe el Nobel entre elogios por sus parodias y retratos de China

El presidente del comité del premio elogió la forma exagerada y libre en con que el escritor retrata a la sociedad china y su pasado
mo yan
mo yan  mo yan  (Foto: )
  • A+A-
(AFP) -

La Academia Sueca reconoció este lunes la "revisión convincente y mordaz de 50 años de propaganda", que descansa en la obra del escritor chino, Mo Yan.

En una ceremonia en la Sala de Conciertos de Estocolmo a la que asistieron 1,570 invitados y con el riguroso protocolo que la caracteriza, Mo Yan, recibió el premio Nobel de Literatura.

Durante la premiación, el presidente del Comité Nobel de Literatura, Per Wästberg, no ahorró elogios a la literatura de Mo Yan, de 57 años y su retrato de la sociedad china y su pasado "con sus exageraciones, parodias y derivaciones de mitos y cuentos populares".

Mo Yan conoce "prácticamente todo lo que hay que conocer sobre el hambre y, probablemente, la brutalidad del siglo XX en China nunca ha sido descrita de una manera tan desnuda", aseguró.

En su literatura, el autor chino "ataca la historia y sus falsificaciones, así como las penurias y la hipocresía política", dijo Wastberg, quien citó algunas de sus obras en las que se "mofa" de la "pseudociencia revolucionaria" o dirige su "ironía a la política familiar china" del hijo único.

Tras el anuncio del premio Nobel de Literatura, Guan Moye, (nombre real de Mo Yan, que en mandarín significa "no hables"), ha sido criticado por disidentes chinos que lo consideran un intelectual del régimen.

Sin embargo, Wastberg asegura que en las historias de Mo Yan "nunca encontramos el ciudadano ideal que fue una característica estándar en la China de Mao" sino que son capaces de adoptar "los pasos y medidas más amorales para satisfacer sus vidas y reventar las jaulas en las que han sido confinados por el destino y la política".

El autor chino recogió la medalla y el diploma que acreditan el premio de la mano del rey Carlos Gustavo de Suecia, quien estuvo acompañado de la reina Silvia de Suecia y la princesa heredera Victoria, su marido el príncipe Daniel y los príncipes Carlos Felipe y Madeleine.

El acto contó con diversos interludios musicales a cargo de la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo, bajo la batuta de Daniel Blendulf y contó con la actuación como solista del clarinetista Emil Jonason, con obras de Pyotr Tchaikovsky, Gioacchino Rossini y George Gershwin, entre otros compositores.

Los premios Nobel han visto reducida este año su dotación económica en un 20%, hasta los 8 millones de coronas suecas, (unos 1.5 millones de dólares), por categoría, para lograr un rendimiento del capital ajustado a la inflación.

Como cada año, la Sala de Conciertos estuvo decorada por unas 17,000 flores y hojas enviadas desde Sanremo (Italia), localidad donde falleció Alfred Nobel y en esta ocasión predominaron los tonos cálidos y llenos de matices, desde el cereza al naranja en varias versiones incluidos los tonos pastel.

Ahora ve