El glamour clásico y la transparencia de Hathaway marcan la alfombra roja

Anne Hathaway, con un vestido que generó polémica en redes sociales, Jennifer Lawrence y Jessica Chastain lucieron en el recorrido
  • A+A-
(EFE) -

Las estrellas de Hollywood confirmaron la vigencia del clásico glamour de la industria del cine al desfilar este domingo por la alfombra roja de los Oscar, probando que los vestidos strapless y los colores pálidos definitivamente están de moda.

Con su característica melena pelirroja suelta y con ondas, la nominada a Mejor actriz Jessica Chastain por su papel de una agente de la CIA tras la pista de Osama bin Laden en Zero Dark Thirty, lució con un vestido sin tirantes en tonos nude de Armani.

"Es un vestido del tipo 'Feliz cumpleaños, Sr. Presidente'", dijo Chastain, refiriéndose a un momento clásico del estilo Marilyn Monroe. "Es un honor llevar un vestido que evoca al antiguo Hollywood", agregó.

Jennifer Lawrence, ganadora del Oscar a Mejor actriz por Silver Linings Playbook (Los juegos del destino) destacó con un Dior Haute Couture blanco roto y el cabello castaño con reflejos claros recogido en un moño bajo.

"Este fue un proyecto apasionante para todos nosotros", dijo la actriz al canal de televisión E!, en referencia a la película dirigida por David O. Russell, que obtuvo un total de ocho nominaciones, incluyendo Mejor película.

La pequeña de nueve años Quvenzhane Wallis, la actriz más joven nominada al Oscar por Bestias del sur salvaje, llevaba un vestido azul marino de Armani bordado con cristales y un bolso en forma de cachorro.

"¡Ha sido una locura!", dijo Wallis sobre el interés que despertó su memorable interpretación en la cinta de Benh Zeitlin, y añadió que sus compañeras nominadas son "más sofisticadas".

Amy Adams, quien compitió en la categoría Mejor actriz de reparto por su actuación en The Master, eligió un vestido strapless color gris perla de Oscar de la Renta, con suaves capas de tul flotando hasta el suelo.

Una de las grandes favoritas de la noche, Anne Hathaway, ganadora del Oscar a Mejor actriz de reparto por su interpretación de Fantine en Los Miserables, llegó con un vestido en rosa pastel de Prada, muy escotado en la espalda, con el cabello corto y joyas de Tiffany's.

Según contó a su paso por la alfombra roja, no supo lo que iba a llevar hasta tres horas antes de la ceremonia, pero su atuendo generó polémica en internet al crearse en Twitter una cuenta para comentar que el modelo marcaba sus pezones.

“Mi madre dice que es negocios por el frente, y fiesta por detrás”, comentó respecto a su vestido.

Reese Witherspoon también se apuntó a la moda strapless, con un palabra de honor con cola azul cobalto y negro de Louis Vuitton y el cabello ondeado con un peinado estilo Veronica Lake.

La estrella de Los Miserables, Amanda Seyfried, optó por un modelo cuello halter púrpura pálido de Alexander McQueen, con un sexy escote y el pelo atado en moño-trenza.

Con un rojo Valentino, Jennifer Aniston, presentadora de un premio en la gala, desfiló por la alfombra roja acompañada de su pareja, Justin Theroux.

También de rojo Valentino se vio a Sally Field, dos veces ganadora del Oscar y nominada a Mejor actriz de reparto por su papel en Lincoln.

En un desfile marcado por la alta costura, Helen Hunt, nominada a Mejor actriz de reparto, optó por un vestido de la cadena de tiendas H&M, una valiente decisión, aunque la intérprete llevaba accesorios de diamantes por un valor de 150,000 dólares.

El año pasado la aparición de la pierna de Angelina Jolie en la alfombra roja de los Oscar, destacó en las redes sociales y le dio a la casa de moda italiana una exposición mediática inmejorable.

Ahora ve