El desarrollo de nuevas bandas, la apuesta a futuro del Vive Latino

El festival, creado en 1998 para reunir a lo mejor del rock latino, busca desarrollar nuevos proyectos que suplan a los grupos consolidados
El Vive Latino, a la caza de nuevos talentos
Javier Rodríguez Labastida
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Desarrollar nuevas bandas: ese es el objetivo a futuro del festival Vive Latino, que esta semana celebrará 15 años desde que inició como un evento musical que buscaba congregar a lo mejor del rock latino en un foro con características similares al Lollapalooza o al entonces también naciente Coachella, ambos de Estados Unidos.

Durante 13 ediciones, el festival ha visto desfilar a bandas emblemáticas del rock en español como los mexicanos Café Tacvba y Caifanes, los argentinos de Los Fabulosos Cadillacs y Los Enanitos Verdes y al español Enrique Bunbury, entre otros, sin embargo, la promotora Ocesa, organizadora del festival, admite que el Vive Latino se encuentra en un momento en que debe ofrecer nuevas propuestas al público.

“Lo que buscamos ahora es desarrollar bandas. No siempre vamos a tener a Café Tacvba. Aparte de hacer el festival tengo mi cargo la programación de rock en español en Ocesa y tengo que buscar las bandas que en algún momento, largo o mediano plazo, puedan cubrir esos nichos”, dice a CNNMéxico el promotor Andrés Sánchez.

El Vive Latino tuvo su primera edición en 1998 en el Foro Sol de la Ciudad de México. El evento duró dos días y tuvo dos escenarios en los que participaron 42 bandas, la mayoría consolidadas en el rock latinoamericano.

Tras un reporte bajo en las ventas –según datos de los organizadores asistieron 20,000  personas aproximadamente en un recinto con capacidad de más de 50,000–, el festival no se realizó el año siguiente pero en el 2000 regresó impulsado por nuevos patrocinios.

Este año la edición 14 estaba planeada para realizarse durante cuatro días –14 al 17 de marzo– en los que se presentarían 124 bandas en ocho escenarios y según cálculos de los organizadores esperaban una asistencia de 220,000 personas. Sin embargo, el festival se redujo un día luego de la cancelación a un día de su participación del cantante inglés Morrissey.

Además de la incorporación en el cartel de agrupaciones de reciente creación como Enjambre, Sonido Gallo Negro o Monsieur Periné, Andrés Sánchez señala que en tres de los ocho escenarios del Vive Latino se presentarán este año proyectos experimentales.

Uno es la Carpa Intolerante, creada en 2009 para la presentación de materiales de artistas no reconocidos y que promueve el sello discográfico Intolerancia.

“Intolerante se la pasa viajando por varios países de Latinoamérica para ver que hay de nuevo. Buscan propuestas que quieren crecer en el escenario musical”, dice Sánchez.

Además se incorpora el escenario Sonidero, en el que algunos integrantes de grupos reconocidos fungirán como DJ’s. Entre los músicos confirmados están Paco Ayala de Molotov, Joselo Rangel de Café Tacvba y Sergio Acosta de Zoé.

Otro nuevo elemento es la carpa Cabo Sanroque, elaborada con materiales de desecho por un colectivo de Barcelona y cuyo sonido emula a una orquesta programada por una computadora. En este escenario, algunos músicos interactuarán con la máquina.

“No tenemos capacidad para todas las bandas”

Para la selección de grupos que tocarán en el Vive Latino, Ocesa creó un comité integrado por conocedores musicales en distintos géneros como ska, reggae y metal.

“Todo el año hay bandas o managers que comienzan a darnos discos (…) Después de tres meses ya tengo 500 discos acumulados y le vamos echando oído”, dice Andrés Sánchez.

“No tenemos la capacidad para meter todas las bandas. Buscamos algo nuevo, ya sea nacional o internacional que sea diferente y propositivo. Que no suene a lo que ya tenemos.

“No somos especialistas en música, somos promotores, pero si ves una banda que tiene potencial, sí la apoyas. A lo mejor te equivocas y le inviertes y no pasa nada o a lo mejor le inviertes y crecemos juntos”, agrega Sánchez.

La búsqueda de los grupos para cabezas de cartel la realizan directamente Sánchez y Jordi Puig, director del Vive Latino. Para este año, los grupos encargados de cerrar cada día del festival serán los ingleses de Blur (sábado), los estadounidenses Yeah Yeah Yeahs (viernes) y Los Fabulosos Cadillacs (domingo). Morrissey estaba programado para cerrar el jueves.

Sánchez menciona que a pesar de que el festival apostará más por el desarrollo de nuevas bandas, no buscará aumentar el número de días o llevarlo a otras ciudades, como ocurrió en 2007 cuando se realizó un Vive Latino Chile con un “tibio” éxito.

“Si para los dos, o tres años hay la posibilidad de crecerlo un quinto día, lo crecemos, si no nos quedamos en cuatro. No es nuestra intención decir, mira tenemos un festival de seis días.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“No es fácil encontrar headliners (grupos de cierre) fuertes. Puedes encontrarte bandas en desarrollo, pero tienes que juntarlos a todos. Es un combo de juntar las propuestas, con los clásicos y con los grandes”, señala.

El número de escenarios y las agrupaciones presentes en el festival han captado la atención de la prensa nacional y extranjera, que comúnmente contaba con un aproximado de 80 periodistas y que para este año tiene acreditados a cerca de 350, según la promotora.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×