Justin Timberlake: de chico Disney a una superestrella del pop

El cantante, quien lanzó su nuevo disco la semana pasada, es una de las estrellas más versátiles del entretenimiento en la actualidad
justin timberlake  justin
Autor: Rachel Wells
(Reuters) -

Justin Timberlake es un artista. Este es JT, con “T” mayúscula: un hombre Totalmente común, que hace de Todo y está en Todos lados actualmente. 

Con el esperado lanzamiento de The 20/20 Experience —su primer álbum en siete años—, Timberlake ha logrado hacerse querer por mujeres y hombres al crear una amalgama de talentos que lo hicieron un personaje no visto en al menos dos generaciones en el negocio del entretenimiento: un artista polifacético.

No encontrarás a nadie como él en la música, o en Hollywood. Es una química orgánica de simpatía: en partes iguales es una estrella de cine, un showman elegante, un cómico de televisión y un hombre de negocios exitoso.

“Mis ídolos siempre han sido el tipo de hombres que pueden hacer todo”, dijo Timberlake a The Guardian en 2011. “Gene Kelly, Fred Astaire, Sinatra, Dean Martin. Y, cuando admiras a gente como esa, no aceptas que necesitas ser compartimentado”.

“No lo llamaría Frank Sinatra”, dijo a CNN Phil Gallo, de Billboard. “Le diría Bing Crosby porque Bing Crosby era A, un inversionista más sabio; B, tenía un estilo vocal muy específico que evoluciona; pero sabías que era Bing, así como sabes que es Justin. Y tiene la actuación en el tipo de películas en las que está; con pretensiones artísticas, pero cuentan una buena historia y atraen a la audiencia de la época”.

Los negocios de Timberlake son tan diversos como franquicias de deportes profesionales y canchas de golf, moda, internet, y restaurantes. “Aquí está alguien que realmente entiende la cultura popular, que conoce un buen proyecto cuando se le presenta, que capta un cierto espíritu de la época”, agregó Gallo.

Y luego está la música. “No seré el tipo de artista que saca de 10 a 15 álbumes”, dijo recientemente Timberlake a Rolling Stone.

“Ese no soy yo. Son realmente especiales para mí. Escribo música todo el tiempo, pero hasta que realmente siento la necesidad desesperada de gritarla a los cuatro vientos y expresarla en esa forma, me la guardo. Disfruto tanto hacer música que si no sale, está bien”.

Una vez que Timberlake decidió que The 20/20 Experience valía la pena para compartirlo con el mundo, él y su viejo amigo y productor Timbaland estuvieron de acuerdo en hacer música “sin todo el alboroto de expectativas. Solo hagamos algo que se sienta genuino (...) para mí, es lo mejor que he hecho”, dijo a Rolling Stone. 

Timberlake de Tennessee, Estados Unidos

El gospel está en su alma: Elvis es el Rey. Justin Timberlake es un chico de Memphis, después de todo. Su hogar, en realidad, estaba al norte de la gran ciudad Millington, Tennessee, en Estados Unidos.

Nieto de un predicador e hijo de un director de coro, nunca dejó pasar la oportunidad de hacer un show

Los primeros videos de Justin muestran a un niño que idolatraba a Presley, que cantaba en las iglesias y en programas locales, y se convertía en un artista con un contoneo especial.

Bob Westbrook, quien dio a Justin sus primeras lecciones de canto cuando tenía 8 años, dijo a CNN que el elemento importante de Timberlake viene de “su peculiaridad y su carisma, su cabello, todo eso, su sensación natural en el escenario”.

“Las personas en la industria de la música siembre hablan sobre esto o el otro, pero definitivamente siempre tuvo 'eso'. Siempre”, añadió Trace Ayala, su mejor amigo y socio en William Rast.

Timberlake ahora bromea sobre su falta de entrenamiento formal, pero aún piensa que su sonido es del pasado, “lo divertido es que, aprendí a cantar cuando era niño (al) imitar a cantantes (…) como Al Green y Don Henley. Era hijo único y obviamente estaba realmente aburrido, así que entretenía a mis padres al imitar voces de caricatura como Scooby Doo, Boo Boo y otros. Así que, ahora conoces eso sobre mí, creo, elimino cualquier caché de genialidad que he podido construir con el paso de los años”, dijo a Ask Men.

“Memphis es una ciudad muy, muy, muy musical, todo gira alrededor de la música. Desde el momento en que éramos pequeños, íbamos a cenar y el bar de a lado tenía a una banda tocando en vivo. Así que siento que Memphis produce eso, o al menos lo saca en ti, ¿sabes?”, agregó.

De 'N Sync a solista

En 1993, Justin cantaba, bailaba y actuaba en The Mickey Mouse Club de Disney Channel, junto a un grupo que después se convertiría en ídolos adolescentes, incluidos Ryan Gosling, Christina Aguilera, J.C. Chasez y su futura novia Britney Spears.

En 2000, No Strings Attached de ‘N Sync fue el álbum más vendido del año y la imagen de Justin Timberlake estaba colgada dentro de los casilleros de niñas adolescentes en todo el mundo.

El miembro fundador de ‘N Sync, Chris Kirkpatrick, describió a CNN lo que era trabajar con él en ese entonces: “Es casi como si fuera perfeccionista, pero no hay trabajo involucrado. Ya sabes, es realmente como boomboom, listo. Es como, ‘aquí está’. Timberlake en una toma”.

Las habilidades para escribir de Timberlake hacían que otros grandes los notaran. Michael Jackson quería Gone, una canción de ‘N Sync escrita por Justin Timberlake para su último álbum, Celebrity, dijo a CNN el manager de Timberlake, Johnny Wright. 

“Estábamos en el Salón de la Fama del Rock and Roll y la gente de Michael llegó y dijo, ‘oye, ya sabes, creo que Michael quiere realizar esa grabación’. Miré a Justin y dije, no vas a dar esa grabación, porque sé cuán importante es esa grabación para él y lo que significó para él finalmente sacar canciones como escritor”.

Pero para 2002, la relación de alto perfil de Justin con Britney Spears se desmoronaba y ‘N Sync estaba en un descanso.

“Todos pensaban, ‘¿qué vamos a hacer durante los próximos seis meses?’’, recordó Wright. “Y luego Justin me tocó y dijo, ‘yo sé que voy a hacer’, dijo, ‘he tenido está música dentro de mi durante un tiempo. Voy a tomar este tiempo y voy a grabar un disco’”.

Luego Justin lanzó su carrera de solista que definiría su próxima década.

Su álbum debut Justified, que dio lugar a éxitos como Rock Your Body, Cry Me a River y Like I Love You, pronto sería lo suficientemente popular para ponerlo en el mayor escenario de todos.

El Super Bowl XXXVIII fue transmitido en vivo el 1 de febrero de 2004, desde Houston, Estados Unidos, por CBS. “Justin Timberlake estaba en el Super Bowl presentándose con Janet Jackson; se acerca y arranca su parte superior del vestuario y ahora, aparentemente, había cometido el crimen del siglo”, recuerda Gallo, de Billboard. 

Una disculpa rápida puso a Justin de nuevo en marcha y su estrella continuó en ascenso.

Su segundo álbum, Future Sex/Love Sounds que era amigable con al ambiente de los clubes dio éxitos (y nuevo lenguaje vernáculo), como Sexy Back y What Goes Around… Comes Around, en 2006.

Esa fue la música nueva más reciente que escuchamos de Timberlake hasta ahora, pero mientras tanto, su carrera explotaría desde premios Grammy hasta Emmy, música a películas, incluida la nominada al Oscar, La Red Social.

Comenzó a invertir en empresas que le interesaron, se convirtió en un anfitrión que hay que ver en Saturday Night Live, y filmó películas con estrellas importantes como Trouble with Curve del año pasado con Clint Eastwood, la próxima película de los hermanos Coen, Inside Llewyn Davis y Runner, Runner con Ben Affleck.

Luego vinieron los últimos seis meses.

Suit & Tie

Su boda en otoño en Italia con la actriz de Hollywood Jessica Biel hicieron que Timberlake regresara a las portadas de revistas y a las conversaciones habituales.

Después de eso siguió con el álbum nuevo, lanzado el 19 de marzo, encabezado por el sencillo Suit & Tie, con Jay-Z. The 20/20 Experience, que fue completado en solo cuatro semanas, de acuerdo con Wright, actualmente está en camino de vender de 850,000 a 900,000 copias en su primera semana, y probablemente sacará a Babel de Mumford & Sons del lugar con mayor ventas del año.

Además de eso, acaba de anunciarse que Timberlake hará un seguimiento del álbum soul con 10 canciones adicionales a finales de este año.

Una conducción inmensamente exitosa en SNL precedió una semana de apariciones instantáneamente virales y graciosas en Late Night with Jimmy Fallon.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Timberlake no solo hace lo que Kirkpatrick se refiere como “música de gente adulta”, sino que también “hace un gran trabajo en reinventarse”, dijo su excompañero en ‘N Sync.

“Lo único que siempre digo de Justin es que siempre tuvo un ojo y un oído para lo que vendrá. No para lo que es genial, sino lo que vendrá”. 

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×