Grupos 'reinventan' la música latina con ritmos del pasado

Paté de Fuá y Monsieur Periné hablan sobre su propuesta, mezcla de jazz, swing y pasodoble con cumbias y tangos típicos de la región
La música latina se reinventa con géneros 'viejos'
| Otra fuente: CNNMéxico

En el último festival Vive Latino, estelarizado por figuras del rock, el grupo Monsieur Periné puso a bailar a los asistentes con su mezcla de géneros antiguos y folclóricos que ellos definen como “suin a la colombiana”.

La propuesta incluye trombones, contrabajos y clarinetes, además de rapas, cajones de percusión y maracas. Ninguno de sus integrantes vivió la época de oro de las grandes bandas, pero todos tocan y cantan como si se tratara de una fiesta del Gran Gatsby.

La agrupación se formó en Bogotá en 2007, tras un encuentro casual entre músicos interesados en el legado del jazzista gitano Django Reinhardt y una estudiante de antropología que había trascurrido su vida escolar en un colegio francés.

“Fue muy natural, no teníamos ninguna pretensión de ser un grupo y de dedicarnos a ella, pero se fueron abriendo muchos espacios en la ciudad y a la gente le llamó la atención”, dijo a CNNMéxico Catalina García, vocalista del grupo.

El primer disco de Monsieur, Hecho a mano, es una colección de temas que amalgaman, además, el swing, jazz, bolero, cumbia y bossa nova; varios de ellos son cantados en francés, portugués e inglés. Su éxito le ha abierto al grupo las puertas de distintos foros de jazz y rock en Colombia y México.

Un par de años antes que surgiera Monsieur Periné, otro grupo definió su estilo mediante la fusión de “géneros en desuso”. Paté de Fuá irrumpió en la escena musical de México en 2005 y desde entonces ha mezclado dixieland, pasodoble, musette y tarantela con tangos y folclor mexicano.

El dixieland es una variante del jazz que se basa en instrumentos de aliento como la trompeta. Fue popular en la escena musical del sur de Estados Unidos durante la primera mitad del siglo pasado. En tanto, el pasodoble se remonta al siglo XVI en España, inspirado en las marchas militares; luego cobró fuerza en las corridas de toros como trasfondo de la entrada de los matadores al ruedo.

El musette tiene su origen en Francia, en danzas pastoriles del siglo XVII que evolucionaron en París con el acordeón como protagonista.

Al igual que el tango y los boleros en América Latina, estos géneros han quedado excluidos de los circuitos comerciales y relegados a espacios académicos o turísticos debido a “la falta de visión” de las compañías productoras que promueven a los nuevos artistas, dijo a CNNMéxico el músico y compositor Elías Amabilis.

“Son contados los músicos jóvenes que estén trayendo a la memoria todo este tipo de géneros”, dijo Amabilis, director de la Escuela Superior de Composición y Arreglo Musical en la Ciudad de México.

“Todos estos géneros tienen muchas cosas, tanto rítmicas como armónicas; tienen muchos elementos que en la música actual los grupos han olvidado. Te puedes dar cuenta que las compañías productoras y aquellas que se dedican al negocio de la música. Esa falta de visión ha influido en la visión de los músicos”.

Según Amabilis, quien durante 55 años de carrera ha tocado con artistas como Emmanuel, Daniela Romo o los Rockin Devils, la reinterpretación latinoamericana de géneros antiguos tiene un valor adicional en lo rítmico, en comparación con sus versiones originales de Europa o Norteamérica.

“Hay muchos ritmos que la música europea nunca ha encontrado. Todo esto debe dar una magnífica aportación a todo lo que en el viejo mundo nos han enviado. Es una oportunidad de la cultura y el arte para renacer”, dijo.

Paté de Fuá asegura que mantiene su apuesta por estos géneros que ha utilizado en sus cuatro discos, pero no por moda, sino porque se trata de música inherente a la personalidad de los cuatro mexicanos y dos argentinos que integran al grupo.

“La música de este siglo no nos emociona. Al menos en mi caso no es una decisión. Uno como artista o como músico se va interesando por la música que lo conmueve”, dijo CNNMéxico Yayo González, vocalista del grupo.

A pesar de que han compartido escenarios en varias ocasiones, Paté de Fuá y Monsieur Periné luchan para explicar su afinidad. No comparten el origen de su música, ni su edad —el más viejo de los colombianos no alcanza al menor de Paté—, pero encuentran en los instrumentos acústicos un elemento común.

“Con Paté de Fuá tenemos en común el gusto por los instrumentos, por tocar de manera acústica”, dijo García, también conocida como Madame Periné. “Rescatar la poesía y la belleza que existe en la música acústica, en la posibilidad única de la interpretación de esos instrumentos, que es bien diferente a lo que viene ya preproducido a través de un computador”.

"No hay música vieja o música nueva"

Según Alexis Ruiz, vibrafonista de Paté de Fuá, el éxito del grupo es una consecuencia del hartazgo de la gente por “la estridencia” que tienen en común géneros como el rock, el pop y el reggaeton, a pesar de sus diferencias.

Pero la música se basa en un sistema de 12 notas con posibilidades limitadas de innovación, según Yayo González.

“La música no es música vieja o música nueva”, dijo González. “En realidad hay cuestiones que tienen que ver con producción que hacen que una música suene dentro de la tendencia actual o no, pero en realidad la música es un sistema limitado y todo se repite cíclicamente y se recicla”.

A los conciertos de Paté de Fuá acuden seguidores de distintas edades y segmentos sociales. Yayo González recuerda a punks con la cara tatuada y a jóvenes orgullosos por haber hecho fans a sus padres. El grupo se ha presentado tanto en universidades públicas como en centros nocturnos privados de la capital mexicana.

“Crecí con tanta brecha generacional con mi padre —quien lo obligaba a cantar tango— y hay tanta brecha cultural hoy en día, que el que haya un grupo con el que los hijos puedan hacer fans a sus padres es algo que no buscamos pero que considero maravilloso”, dijo.

En el caso de Monsieur Periné, sus integrantes consideran positivo el recibimiento de la gente a pesar de los distintos idiomas. En su presentación en el Vive Latino se pudo observar a varios mexicanos cantando en francés.

Paté de Fuá actualmente promociona su disco recopilatorio Bon apetit y trabaja en la preproducción de un quinto álbum, para el que contemplan unas 30 canciones. En tanto, Monsieur Periné alista su primera gira a Europa, donde intentará en 17 presentaciones llevar “el ritmo y la calentura latinoamericana”, según Catalina García.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×