La literatura infantil actualiza su 'chip' para unirse a la era digital

El uso de la tecnología abre un campo para que el niño 'sea parte' de la lectura, aunque no amenaza al libro impreso, según editores
Libros niños jóvenes
Libros niños jóvenes  Libros niños jóvenes  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

¿Imaginas crear el escenario que Caperucita Roja recorrió en el bosque camino a casa de su abuela mientras la acechaba un lobo hambriento? 

Como si fuera una película, la ilustradora Paloma Valdivia creó una aplicación para que los lectores jueguen con el poema que escribió la premio Nobel de Literatura Gabriela Mistral en 1924, inspirada en el cuento de Charles Perrault.

A través de la tecnología del iPad, el niño lector puede ir construyendo el cuento y decidir el final, además de tener la oportunidad de vivir la aventura de Caperucita Roja ya sea de noche o de día, según la región del mundo en la que la lea y si está conectado a la red, compartir experiencias con otros lectores.

Paloma Valdivia, quien presentó en febrero pasado la aplicación CaperucitaApp junto a la editorial Amaunta, asegura que los libros digitales "no son el futuro, sino el presente" y que acercar la tecnología a un niño es facilitarle la vida, "le serviría en su labor de día a día", comenzando con el enamoramiento temprano con la literatura.

"Los niños vienen con un chip muy diferente al tuyo y al mío, a pesar de que podamos tener 30 años, ellos vienen con un chip que es multisensorial, rápido, dinámico, donde estas cosas que para nosotros son magia, para ellos resultan ser normales", dijo Valdivia a CNNMéxico.

Diego Mejía, editor de Nube de tinta, el sello infantil y juvenil de la editorial Random House Mondadori, apuntó que, “para los niños, estas tecnologías son su segunda naturaleza, muchos ya tienen acceso a ellas” y aseguró que las editoriales están respondiendo poco a poco a esas demandas en sus contenidos.

“Es temprano para medir el éxito de las descargas, somos un mercado en pañales en ese aspecto; no son tantos los lugares donde se pueden comprar esos materiales, pero es una tecnología que va a estar muy presente en los próximos años y si no tienes una versión digital vas a perder mucha venta”, dijo Mejía a CNNMéxico.

Daniel Goldin, director de la biblioteca José Vasconcelos, señaló que las nuevas tecnologías son “un terreno de mucha especulación”.

“No me gustaría aventurarme en juicios a partir de una especulación, lo que sí las tecnologías están transformando son las formas de comunicación del niño y su comprensión del mundo”, aseguró Goldin, quien también ha trabajado en la industria editorial infantil.

La coordinadora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) del área infantil, Ana Luelmo, dijo que pese a que todos los niños que visitaron la feria en 2012 "son nativos digitales", el libro digital no es todavía un objeto tan real en sus vidas.

"(Los niños) no están pensando en el uso de la tecnología en ese sentido. Ellos tienen clarísimo que el uso de la tecnología es para generar contenidos, o para transmitir ideas en el uso de redes sociales, no lo ven como un espacio donde necesariamente estén buscando la oferta de libros", señaló tras la celebración de la feria en diciembre pasado.

Dentro de este proceso de introducción de nuevas tecnologías, editoriales como Alfaguara tienen en cuenta la naturaleza "fugaz" de estas herramientas y buscan cómo utilizarlas para que “permeen más los contenidos y que no sean tan caducas como lo es la tecnlogía”, explicó Aranzazú Núñez, editora de Alfaguara Infantil y Juvenil.

Mauricio Paredes, otro autor chileno de libros infantiles presente en la edición 26 de la FIL de Guadalajara no cree que los llamados libros electrónicos como el kindle vayan en contra del libro, aunque solo lo ve por ahora como una herramienta práctica.

"Como todo en el arte llega una nueva forma. Apareció la imprenta, Europa se repletó de libros de Las mil y unas noches, entonces llega el iPad, el kindle, las tablets y se viene una avalancha pero después esa ola se empieza a calmar y lo que te va a quedar es la calidad literaria", dijo el escritor a CNNMéxico.

¿El fin del libro de papel?

Para el escritor mexicano Benito Taibo, el libro no desaparecerá porque es un "instrumento perfecto, al igual que la cuchara o las ruedas".

"Cuando venga el gran apagón tecnológico porque acabaremos pronto con todo tipo de fuente posibles de energía, la Biblia de Gutenberg estará ahí para recordarnos que somos humanos", señaló Taibo a CNNMéxico.

“No por ver televisión dejarás de ir al cine”, así se refirió Daniel Goldin a la convivencia que cree que existirá entre el libro impreso y el digital.

Goldin ha visto esta transición de primera mano en la Biblioteca José Vasconcelos.

En 2012, la Biblioteca México de la Ciudadela, hoy llamada Ciudad de Los Libros, vivió una remodelación que incluyó la digitalización de ejemplares de hasta 400 años de antigüedad para ser consultados a través de dispositivos móviles como iPads, parte del Proyecto Cultural del Siglo XXI impulsado en el sexenio anterior.

Sin embargo, Mauricio Paredes encuentra que los libros digitales no podrían sustituir una de las funciones que el libro físico tiene y que es la de servir como objeto transicional, aquel objeto material en el que un niño en sus primeros años deposita apego al relacionarlo con emociones o la figura materna o paterna.

"Se tiene interactividad, se puede tener una serie de elementos multimedia, pero si eso al momento que se confecciona está prensado con la idea del autor, desde el autor para ese formato puede resultar una herramienta maravillosa", dijo el autor chileno en la FIL.

Paredes cree que el libro de papel seguirá vivo aunque sea como un tesoro único. "El objeto se va a ir transformando cada vez más en un objeto de colección, a los seres humanos nos gusta coleccionar cosas... eso es algo propio de la naturaleza humana".

Pese a que hay libros digitales que son amigables a la lectura, el editor de Random House Mondadori, Diego Mejía, descarta que vaya a haber una sustitución al 100% del libro impreso.

“No hay nada que gane a una buena historia, puede ser algo interactivo muy padre, que te de opción de cambiar el idioma, los colorees, pero al final si no es una buena historia no se va a enganchar”, dijo.

Ahora ve