AEG Live consideraba 'desconectar' la gira de Michael Jackson en Londres

El coreógrafo del cantante afirmó en un juicio que la promotora de conciertos no sabía si continuar con los planes de la nueva gira en 2009
El hijo mayor de Michael Jackson debuta como actor
Autor: Alan Duke
(Reuters) -

La productora de espectáculos AEG Live consideró “desconectar” los conciertos del regreso de Michael Jackson solo 11 días antes de que el ícono del pop muriera, testificó este martes el coreógrafo del espectáculo.

Travis Payne, quien trabajó de cerca con Michael Jackson en sus últimos días, testificó que en los últimos ensayos de Jackson antes de su muerte “no tenía los estándares para el espectáculo. Pero ensayaba, lo procesaba”.

Payne fue llamado como testigo por AEG Live para contrarrestar a los testigos de Jackson que declararon en el juicio por homicidio culposo que Michael Jackson estaba demacrado, paranoico y tan enfermo que temían por su vida mientras continuaban los ensayos hasta poco antes de su muerte, el 25 de junio de 2009.

El juicio, en el que la madre y tres hijos de Jackson sostienen que AEG Live es responsable en su muerte, está en su tercera semana en una corte de Los Ángeles, Estados Unidos.

La demanda acusa a la promotora de conciertos de contratar negligentemente al médico Conrad Murray, quien fue condenado por homicidio involuntario en la muerte de Jackson.

Los Jackson sostienen que los ejecutivos de AEG Live ignoraron señales de advertencia, incluida la pérdida de peso de Jackson, porque no querían retrasar el estreno de los conciertos This Is It para julio de 2009.

Desconectar el regreso

“Fue algo como ‘tenemos que hacer que funcione o puede que todo quede desconectado’”, testificó Payne bajo interrogatorio de un abogado de Jackson este martes.

Jackson tenía problemas para aprender algunos de sus bailes en las últimas semanas, dijo.

El jurado vio un correo electrónico del director del espectáculo, Kenny Ortega, en el que decía que Jackson había “sido lento en tener control del trabajo”.

También pidió que se colocara un teleprompter cerca del escenario para ayudarlo a recordar la letra de las canciones, algo que Jackson nunca había utilizado antes en un concierto, dijo.

Un correo electrónico escrito por el director de la banda de This Is It, Michael Bearden, para Ortega, 11 días antes de la muerte de Jackson, fue exhibido en la corte.

“MJ no está lo suficientemente en forma para cantar esto en vivo y bailar al mismo tiempo”, escribió Bearden.

“Puede utilizar las baladas para cantar en vivo y obtener energía, una vez que esté lo suficientemente saludable y tenga más fuerza estoy seguro de que puede cantar la mayoría del espectáculo en vivo. Su voz suena increíble ahora, necesita desarrollarse. Aún necesito que todos los grandes números de baile estén en el sistema para que podamos concentrarnos en la coreografía.”

Pero Ortega envió a Jackson a casa sin presentarse en el siguiente ensayo tres días después porque estaba enfermo.

“No estoy preocupado por el resultado, así que no quiero ser retratado como un hombre que intenta enmascarar algo”, dijo Payne cuando el abogado de Jackson, Brian Panish, sugirió que restaba importancia a las preocupaciones sobre la salud de Jackson en los días antes de que muriera.

“El señor Jackson me explicó que tenía problemas para dormir, que estaba cansado y eso me satisfacía”, testificó Payne.

Dijo a Jackson, “te ves delgado”, y Jackson respondió, “bueno, estoy bajando a mi peso meta”, de acuerdo con Payne, quien añadió: “no tenía ninguna razón para dudar de él”.

“A veces en el ensayo Michael aparecería un poco descabellado, bajo la influencia de algo, pero en su mayoría iba a los ensayos después de visitar al dermatólogo”, testificó Payne.

Eso ocurrió entre dos y cuatro veces en las semanas antes de su muerte, dijo.

“Michael se sometía a procedimientos cosméticos personales, para que pudiera sentirse bien y hacer un buen trabajo”, dijo Payne.

Los registros médicos mostraron que Jackson visitó a un dermatólogo cerca de Beverly Hills casi dos docenas de veces en los dos meses antes de su muerte, al recibir inyecciones de un poderoso analgésico llamado Demerol.

“A veces estaba cansado y letárgico y estaba, no tan convencido, pero tenía que ser apoyado en los ensayos”, dijo Payne.

Sin embargo, Payne dijo que los ensayos de Jackson las dos últimas noches fueron “nada impresionantes” cuando “podía hacer partes del espectáculo”.

“No tenía los estándares para el espectáculo, pero ensayaba, lo procesaba”, dijo. “No esperaba que estuviera como cuando estuviera enfrente de una multitud. Los últimos dos días estuvieron bien”.

¿Estaba listo para presentarse ante una audiencia?, preguntó Panish.

“Creía que estaba en camino de alcanzar las metas que había establecido para sí mismo”, respondió Payne. “Todo lo que vi eran mejoras y que se acercaba más a las metas”.

Una de esas metas era que Jackson pudiera cantar todas sus canciones, mientras bailaba, sin la ayuda de pistas pregrabadas, testificó Payne este lunes. Jackson había dependido de pistas vocales grabadas en giras previas, pero no quería utilizarlas en Londres, dijo.

Los hijos de Michael: informados y leales

A menudo Payne estaba dentro de la casa de Jackson ensayando con él durante sus últimas semanas. Tuvo una vista íntima de lo que llamó “la belleza” de la relación de Jackson con sus tres hijos.

Payne vio “la lealtad a su padre” y su padre “los informaba y les enseñaba”, testificó. “Estaba muy orgulloso de ver a Michael como un padre tan amoroso”.

Su descripción de la relación cercana que Paris de 15 años, y Prince de 16 años tenían con su padre hace cuatro años podría presagiar la importancia del testimonio de los niños en el juicio.

Paris, quien tenía 11 años en ese momento, era “una jovencita muy retentiva que era muy, muy inteligente y muy astuta”, testificó Payne.

“Tenía un pleno conocimiento de las operaciones día a día, desde el momento del almuerzo y lo que iba a ser, tenía el control; algo que iba más allá de su edad”, dijo. “Tenía mucha responsabilidad, que creo recibía bien.

Payne dijo que era “la mujer de la casa” y la “hija de papá”.

“Realmente amaba a su padre”, dijo. “En ese momento, iba a descubrir sus éxitos y presencia global, así que vestiría su playera, su cinta para el cabello y bolsa de Michael Jackson”, dijo.

Fue Paris quien bendecía la comida cuando almorzaban con su padre en casa, dijo.

“Siempre era la más franca de los tres niños y estaba muy preocupada por muchos detalles de la casa, si la temperatura era la adecuada, qué querías comer”, testificó Payne. “Se encargaba de muchas cosas para su edad”.

La relación de Jackson con su hijo Prince que en ese entonces tenía 12 años, era “increíble”, dijo Payne.

“Era grandioso ver cómo interactuaban”, dijo. “Prince quiere ser un director, así que Michael tenía conversaciones con él sobre ese proceso y señaló cosas durante nuestros ensayos”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

A Blanket, quien tenía siete años cuando su padre murió, le gustaba ver ensayar a su padre con Payne en el estudio en el sótano de su casa, dijo Payne.

“Era callado, pero siempre estaba con su padre”, dijo.

Ahora ve
CNDH concluye que hubo “graves violaciones a los derechos humanos” en Nochixtlán
No te pierdas
×