La policía anula la acusación de Bynes sobre un supuesto acoso sexual

No hay pruebas de que la actriz sufrió acoso sexual, cuando la autoridad acudió a su departamento, según la policía de Nueva York
Amanda Bynes frente a la justicia
(Reuters) -

La policía de Nueva York señala que no encontró pruebas que corroboren la acusación de la actriz, Amanda Bynes, quien afirma que la acosaron sexualmente luego de que la policía acudiera a su departamento.

“Un testigo civil creíble que estuvo todo el tiempo con los agentes dijo a los investigadores que ninguno tocó a la señorita Bynes de forma incorrecta ni mostraron una mala conducta en momento alguno”, dijo un representante de Asuntos Internos del departamento de policía de Nueva York.

Este es el más reciente incidente de una serie de encuentros que Bynes ha tenido con la ley; ella tenía una imagen inmaculada como actriz adolescente.

Los agentes atendieron a un llamado en su edificio en el distrito de teatros de Manhattan el jueves, luego de que el administrador de su edificio reportara que la actriz de 27 años estaba fumando una “sustancia ilegal” en el vestíbulo, señaló la policía.

La policía la acusó de alterar las pruebas físicas, de imprudencia peligrosa y de posesión ilegal de marihuana. La imprudencia surge de la posibilidad de que haya arrojado desde la ventana parafernalia que pudiera haber golpeado a alguien que estuviera abajo.

Según los reportes de los medios, Bynes compareció ante la corte el viernes y luego fue puesta en libertad hasta su próxima comparecencia en julio.

La actriz se dirigió a Twitter para exponer su caso, dijo que la versión de la policía son “solo mentiras”. Su versión es que “uno de los policías la acosó sexualmente la noche antepasada”; escribió que se trató del mismo policía que la arrestó.

Bynes dijo que había abierto su ventana para que “entrara aire fresco” y no arrojó ningún objeto. Insistió en que el agente mintió al decir que lo había hecho. Luego, afirmó que el agente que estaba en su departamento “golpeó mi vagina. Acoso sexual. Muy grave”.

Bynes dijo que la esposaron, “a lo que me resistí… Luego me enviaron a un hospital psiquiátrico. Insultante”.

“El agente me acosó sexualmente, no encontraron marihuana en mi persona ni una pipa afuera de la ventana”, tuiteó Bynes. “Por eso el juez me dejó en libertad”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Bynes tiene un juicio pendiente por conducir bajo la influencia de sustancias en el sur de California; el año pasado se desecharon dos casos independientes en su contra por tener un accidente automovilístico y darse a la fuga. A principios de este mes, la actriz fue condenada a tres años de libertad condicional por conducir con una licencia vencida.

Bynes era una adolescente cuando saltó a la fama como líder del programa The Amanda Show, de la cadena estadounidense Nickelodeon; actuó con Jennie Garth en la comedia de situación What I Like About You. Más adelante, obtuvo papeles en películas como Hairspray y Easy A.

Ahora ve
Relámpago cayó en la punta del One World Trade Center de Nueva York
No te pierdas
×