Michael Jackson no habría acabado su gira 'This is it', asegura experto

El consultor Eric Briggs asegura que la condición del cantante difícilmente le hubiera permitido concluir la gira de 50 conciertos
Sin Pie de Foto
Michael Jackson ultimo show  Sin Pie de Foto
Autor: Alan Duke | Otra fuente: CNN

Un abogado de la herencia de Michael Jackson dio permiso a un consultor del sector del entretenimiento para que ayudara a AEG Live en su defensa ante la demanda por muerte por negligencia que presentó la madre del cantante, según el testimonio del experto.

La revelación sorprendió a Katherine Jackson, quien se encontraba el martes en el tribunal escuchando el testimonio del experto, quien dijo que creía que Michael Jackson no habría ganado dinero aunque no hubiera muerto por una sobredosis de propofol.

Leer: Michael Jackson, ¿un adicto secreto a los medicamentos?

Si el jurado decide que AEG Live tiene responsabilidad en la muerte de Jackson, el testimonio de Eric Briggs —cuya empresa cobró 700,000 dólares a la promotora de conciertos para preparar su opinión— podría utilizarse para determinar cuánto tendría que pagar la empresa en daños a los tres hijos y a la madre de Jackson.

Sin embargo, Briggs había sido consultor de la herencia de Jackson y ayudó a determinar el valor de su activo más valioso: el catálogo musical de Sony-ATV, que incluye canciones de los Beatles. Testificó que antes de firmar un contrato para trabajar como experto en la defensa de AEG Live, pidió la autorización de la abogada de la herencia de Jackson, Jeryll Cohen, para evitar cualquier conflicto de intereses.

“Ella (Cohen) estaba muy consciente de todo lo que estaba ocurriendo”, testificó Briggs.

Un vocero de la herencia de Michael Jackson no estaba enterado de las circunstancias o de las razones por las que la sucesión autorizaría una excepción que contravendría los intereses de sus beneficiarios: la madre de Jackson y sus tres hijos.

Leer: "Me van a matar", decía Michael Jackson sobre AEG Live

Arthur Erk, analista del sector del entretenimiento al que contrataron los abogados de Jackson, declaró que tenía “una certeza razonable” de que antes de retirarse, Jackson habría ganado 1,500 millones de dólares gracias a la gira si no hubiera muerto mientras preparaba su regreso a los escenarios en 2009.

Briggs declaró que era una “especulación” que Jackson siquiera hubiera completado los 50 conciertos de la gira This Is It, para la que AEG Live ya había vendido todos los boletos en Londres.

Briggs dijo que, con base en lo que se dio a conocer con los testimonios del caso, creía que Jackson habría muerto antes del primer concierto, aún si no hubiera sufrido la sobredosis fatal con un anestésico quirúrgico el 25 de junio de 2009. Citó la declaración de un médico, quien dijo que Jackson habría muerto en el transcurso de una semana si hubiera seguido bajo los cuidados de Conrad Murphy.

En la demanda de los Jackson se sostiene que AEG Live es responsable por la muerte de Jackson porque contrató, retuvo o supervisó negligentemente a Murray, quien recibió una condena por el homicidio imprudencial de la estrella del pop.

Erk calculó que Jackson habría ganado 300 millones de dólares en patrocinios y contratos publicitarios, pero Briggs declaró que “los encabezados significativamente negativos, el abuso de sustancias y otros problemas” habían arruinado la capacidad que Jackson tenía para ganar dinero con patrocinios y contratos publicitarios.

Briggs declaró que los datos del índice de popularidad de Jackson llegaron a ser radicalmente negativos en 2006, un año después de que lo exoneraran en un juicio de abuso de menores. Más de siete personas dijeron que les desagradaba Jackson por cada persona que decía que le agradaba, dijo. Las empresas se mostrarían “muy nerviosas” de poner junto a sus productos a alguien con un nivel de aceptación tan negativo, dijo.

Un problema que afectaba el potencial de obtener contratos publicitarios eran sus deudas, que para su muerte se calculaban en 400 millones de dólares, dijo Briggs.

Sin embargo, el abogado de Jackson, Brian Panish, preguntó a Briggs si consideraba que los activos de Jackson —específicamente el catálogo Sony-ATV—valían más que sus deudas.

Briggs tartamudeó en el estrado y dijo que prefería no hablar sobre los bienes de Jackson por el tema de la confidencialidad con su cliente. Finalmente reconoció que había trabajado para el tema de la herencia de Jackson como consultor y analizó el valor del catálogo de música. Firmó un acuerdo de confidencialidad que le impedía hablar de ello, dijo.

Sin embargo, su empresa pidió autorización a un abogado de la herencia de Jackson para que participara en el caso de muerte por negligencia como experto de la defensa de AEG Live.

Briggs también dijo que los abogados de AEG Live estaban conscientes del posible conflicto antes de contratarlo y que no tenían inconveniente.

El juicio inició hace 14 semanas en un tribunal del condado de Los Ángeles. El juez dijo a los jurados que espera que la presentación de declaraciones concluya a mediados de septiembre.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×