'Gravedad', una historia que fluye libremente en la gran pantalla

Alfonso Cuarón une de manera poética la técnica y las emociones de los protagonistas de su más reciente película
GET. Alfonso Cuaron-Gravedad  Alfonso Cuaron presenta Gravity con Sandra Bullock y George Clooney
| Otra fuente: CNNMéxico

En Gravedad, George Clooney y Sandra Bullock flotan alrededor de la silenciosa oscuridad impenetrable mientras la Tierra se extiende por debajo de ellos, estimulantemente y terroríficamente libres.

El director mexicano Alfonso Cuarón hizo un milagro al utilizar de manera casi poética los efectos especiales y la tercera dimensión con una simplicidad, para colocar a la audiencia en el espacio junto con ellos, de acuerdo con algunos críticos.

Según Entertainment Weekly, Gravedad es un increíble sueño tecnológico para una película, aunque está muy lejos de ser una fantasía futurista. Cuaron retrata una historia de dolor y supervivencia a los que están expuestos los astronautas en viajes espaciales.

En comparación con la famosa secuencia que Cuarón logró en Niños del hombre el movimiento de cámara en Gravedad fluye y se sostiene tan ingeniosamente, que da la sensación espontánea de una sola toma sin cortar.

Al principio escuchamos murmuros de pláticas en la radio entre los astronautas y Houston, y entonces, casi imperceptiblemente, una nave espacial se desplaza en nuestra vista desde el lado derecho de la pantalla; es una nave estadounidense, y los astronautas caminan afuera de ella, mientras intentan reparar un problema en la nave.

Cuarón repite el ritmo progresivo del espacio, y el trance orquestado por la gravedad que Kubrick ya había alguna vez propuesto con su 2001: Odisea en el espacio. 

Y en esa sensación de vida suspendida, Cuarón logra unir la virtud técnica de la película y el control emocional, según apunta EW.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Matt Kowalski interpretado por Clooney y Ryan Stone interpretada por Bullock están en una misión de rutina, pero entonces hay un boletín de Houston. Un satélite ruso explotó, lo que causó una reacción en cadena. Una lluvia de escombros está a punto de llegar volando, así que deben abortar la misión. Sin embargo, es demasiado tarde: los escombros los golpean con toda la fuerza destrozando la nave.

Clooney muestra una caballerosidad inquietante debajo de su bravuconería, y Bullock está tan desesperada, llena de recursos, ansiosa y valiente. Gravedad se convierte en un relato de renacimiento, conectando al público que se siente solo un poco a la deriva.

Ahora ve
España inicia los trámites para intervenir en el gobierno de Cataluña
No te pierdas
×