La ausencia de Munro y el recuerdo de Mandela marcan la gala de los Nobel

La escritora no viajó a Estocolmo por motivos de salud pero fue recordada con un cálido aplauso en la gala presidida por los reyes de Suecia
(Reuters) -

Dos ausentes fueron recordados este miércoles durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel: la escritora canadiense Alice Munro, ganadora del galardón de Literatura, y el recién fallecido Nelson Mandela. 

Al comienzo de la ceremonia realizada en Estocolmo, el presidente de la Fundación Nobel, Carl-Henrik Heldin, envió un "caluroso saludo" a Munro, que no asistió por motivos de salud y cuyo premio recogió una de sus hijas, Jenny. También recordó al expresidente sudafricano y su lucha de la libertad, la democracia y humanismo

En un mensaje previo a la entrega de los premios, Heldin pronunció un discurso a favor de la investigación y la cooperación internacional para solucionar los "grandes desafíos" de la humanidad. "Hoy es más importante que nunca mantener e incluso aumentar el apoyo a la investigación, en particular a la investigación de base", dijo.

La princesa heredera Victoria no estuvo este año en la ceremonia, pues asistió en Johannesburgo al funeral de Nelson Mandela, ni tampoco la princesa Magdalena, aunque sí estuvieron presentes los príncipes Daniel, esposo de Victoria, y Carlos Felipe, así como 1,570 invitados.

Heldin recordó que aún hay personas que mueren de hambre, que el calentamiento global es "preocupante" y que hay "considerables turbulencias" en los mercados económicos, cuya solución requiere de "una mejor organización y gobernanza de la sociedad" y una distribución "más justa" de los recursos de la tierra, pero donde la investigación es también "de suma importancia".

El recuerdo de Munro estuvo presente en la ceremonia cuando el secretario permanente de la Academia Sueca, Peter Englund, dijo que sus relatos  son capaces de decir "en 30 páginas más que un novelista normal en 300", con un estilo "claro, transparente, delicado y sorprendentemente preciso".

"Si lees muchas obras de Alice Munro con atención, antes o después en uno de sus relatos te verás cara a cara contigo mismo; ese es un encuentro que siempre deja zarandeado, con frecuencia transformado, pero nunca destrozado", aseguró.

El premio consiste en una medalla, un diploma y 8 millones de coronas suecas (unos 16 millones 546,000 pesos mexicanos) que se reparten entre los galardonados de una misma categoría.

Tras la ceremonia de premiación se llevó a cabo un banquete de gala que comenzó con un brindis propuesto por el rey en honor de Alfred Nobel (1833-1896), científico, inventor, empresario y pacifista que destinó la mayor parte de su herencia a la creación de estos premios.

La ceremonia de entrega de los Premios Nobel establece que los galardonados no pueden hablar, por lo que es en la cena, tras los postres, cuando uno por categoría pronuncia unas palabras.

Los primeros galardonados fueron los físicos Peter Higgs y François Englert -este año también Premio Príncipe de Asturias- por haber teorizado sobre la existencia de una partícula subatómica que confiere masa al resto (el bosón de Higgs).

Peter Higss, que agradeció el premio de Física en su nombre y en el de François Englert, recordó al fallecido Robert Brout, a los que han trabajado en su misma teoría, de la que el bosón de Higgs es una parte fundamental, y a los que durante décadas trataron de probar su existencia hasta que el CERN lo logró el año pasado.

Michael Levitt, premiado en Química con Martin Karplus y Arieh Warshel agradeció a la Academia Sueca ser "lo bastante valiente y arriesgada" reconociendo nuevos campos como la biología estructural molecular que "cada vez será más importante en la mejora del bienestar humano".

Randy Schekman, agradeció a la Fundación Nobel que reconozca la importancia de la investigación básica, y recordó que tanto su carrera como la de los otros dos laureados en Medicina, Jim Rothman y Tom Südhof, reposa en esa ciencia de base, que se fundamenta en "la libertad de hacerse preguntas".

Y Eugene Fama, ganador del Nobel de Economía con Peter Lars Hansen y Robert Shiller, destacó los avances en el campo de teórico de las finanzas en los últimos 50 años y aseguró que es el área con más éxito de la ciencia económica en términos de penetración teórica y aplicaciones en el mundo real.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×