Asesinato de Mónica Spear causa condena de Venezuela contra violencia

La muerte de la actriz de televisión en Venezuela y EU causó la condena de políticos y artistas por la violencia en el país sudamericano
| Otra fuente: CNNMéxico

El asesinato de la ex reina de belleza Mónica Spear ha dejado en shock a la comunidad política, artística y sociedad en general de Venezuela, de donde era originaria la celebridad, quien había impulsado una trayectoria reconocida en América Latina y Estados Unidos gracias a la televisión.

La corona de Miss Venezuela en 2004, le abrió a Mónica Spear a sus 19 años las puertas al mundo del entretenimiento en su país, y posteriormente, en América Latina.

Spear, quien este lunes fue baleada en Venezuela en un presunto asalto junto a su familia, siguió el camino que tomaron algunas de sus antecesoras como María Conchita Alonso y Alicia Machado, de dar el paso a la televisión en un país donde los melodramas son productos de exportación.

La joven, nacida en Marcaibo en 1984, tenía una preparación previa de actuación tras titularse en artes escénicas en Florida. En noviembre pasado Spear recordó sus años universitarios en Estados Unidos, y los distintos trabajos en los que estuvo como en Universal Studios.

Mónica Spear debutó en la pantalla chica con un papel en la telenovela El desprecio (2006) de Radio Caracas Televisión. Su primer protagónico llegó con Mi prima Ciela, interpretando a la joven Graciela Andreina que busca su felicidad pese a una enfermedad, y el secreto de que es adoptada.

De ahí vendrían otras cinco telenovelas más. Según el sitio de Miss Venezuela, la participación de Spear en la novela La mujer perfecta (2010) "rompió el molde de la típica protagonista de telenovela" al dar vida a una mujer con síndrome de asperger.

"Un personaje que sin duda caló en el público gracias a que dejó de lado todos los estereotipos de la historia rosa ya que, de la mano del escritor Leonardo Padrón, sirvió de reflexión acerca de la búsqueda eterna de la perfección para encontrar el amor", apunta el sitio missvenezuela.com.

En los últimos meses del año pasado, Spear participó en conferencias sobre el síndrome de asperger, "sensibilizando y despertando consciencias", según publicó en Twitter.

En 2011 firmó con la cadena Telemundo que la catapultó a Estados Unidos con la telenovela Flor Salvaje en el que encarna a una prostituta y sus desamores.

La última serie en la que trabajó fue Pasión prohibida transmitida en 2013, nuevamente como protagonista, interpretando a Bianca Santillana, una mujer que vive con odio hacia su madre al culparla de la muerte de su padre.

La actriz tenía varios años viviendo en Estados Unidos. En 2008 contrajo nupcias con el empresario irlandés Thomas Henry Berry con quien tuvo una niña. Fuera de los estudios de televisión, Spear también dedicó su tiempo al altruismo, siendo embajadora de la Asociación para el Desarrollo de Educación Especial Complementaria, apoyando a jóvenes y adultos con discapacidad a integrarse en el mundo laboral.

"Semanalmente iba a visitarlos, ella era la madre de esos niños, era un ángel, en ella no había maldad, no había chisme, había puro amor, era diferente", dijo Katty Pulido, representante de la actriz.   

Los tres viajaron a Venezuela para pasar las fiestas de fin de año, pero Spear y su esposo fueron asesinados en el presunto asalto.

"Va de vacaciones a Venezuela, y yo me puedo sentir completamente identificada, yo quiero que mis hijos conozcan su país", dijo a CNN en Español María Alejandra Requena, amiga de Spear.

Días antes de su muerte la ex Miss Venezuela compartió en redes sociales fotografías y videos de los paisajes del país sudamericano que visitaba como los llanos y la laguna de Mucubají.

La representante de Spear aseguró en entrevista que la exreina de belleza era "una muchacha que no sentía miedo" que confiaba en el "corazón" de la gente pese a las noticias que se tenían de la seguridad en Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se refirió al asesinato como una "masacre" y habló de la "violencia" en su país como "un mal que tenemos, la violencia social es un mal tremendo". 

"Quiero transmitirle a toda la comunidad de artistas del país el dolor, la consternación que sentimos por esta situación. Estamos muy tristes por lo que significa la pérdida de la vida de una joven", dijo en un mensaje transmitido por la televisora estatal.

Varias personalidades de la música y la televisión en Venezuela se dijeron consternadas por la muerte de Spear.

"Mucha fuerza para la familia de Mónica. Mi corazón está con ustedes. Dios ayudalos mucho porfa", escribió en su cuenta en Twitter la actriz Gabriela Espino, quien era compañera de Spear en la cadena Telemundo.

El cantante Óscar D’ León también se refirió al hecho a través de Twitter.

Otro cantante, el cubanoestadoundiense Jencarlos Canela, dijo estar "sin palabras" tras el fallecimiento de su amiga y mandó un mensaje a las autoridades venezolanas a través de Twitter: "La prioridad de un gran líder es la seguridad de su gente!!".

Canela actuó al lado de Spear en su última telenovela, Pasión prohibida.

La ex Miss Universo, la también venezolana Alicia Machado lamentó la muerte de su compatriota de la que llamó una víctima del "caos y la obscuridad que vivimos" en el país.

Ahora ve
No te pierdas