Savater, el "pesimista" que quiere a Latinoamérica libre de populismos

El escritor español afirma que la región ha resistido a la crisis mundial, aunque algunos países han perpetuado "democracias de ignorantes"
El e-book no sustituirá al libro impreso: Savater
Javier Rodríguez Labastida
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El escritor Fernando Savater, un autodenominado pesimista activo, sufre la crisis económica y social de su natal España y se inspira en ella para, fiel a su estilo, desmenuzarla con esa crítica que lo ha convertido en uno de los filósofos y ensayistas más destacados de habla hispana.

También vive a plenitud las crisis que pasan América Latina y México, un país al que quiere de tal forma que, asegura, lo hace sentirse con el corazón dividido.

Sin embargo, este “pesimista” es optimista cuando se refiere a la región que abarca desde Tijuana, al norte de México, hasta Cabo de Hornos, el punto más al sur de Chile, una región que, desde su punto de vista, ha sopesado la crisis económica, aunque sufre de falta de liderazgos.

“Me gustaría ver a América Latina libre de los populismos, porque el populismo en el fondo es la democracia de los ignorantes y desgraciadamente es una forma de perpetuar la ignorancia en determinados lugares a base de personajes más o menos supuestamente carismáticos”, dijo en entrevista.

“Creo que los hispanoamericanos necesitan caudillos y buenos líderes democráticos”.

Savater dice tener una profunda preocupación por la crisis en España y parte de esa preocupación es la que vierte en Figuraciones mías, un libro en el que aborda la crisis de educación de su país y deja plasmados algunos de sus recuerdos con autores que admira.

“Estoy en un momento de preocupación por la situación que vive España, con un terrible paro que afecta a los jóvenes. Y también otros problemas concomitantes. Falta de crédito de las instituciones, pérdida de confianza, corrupción e incluso elementos de secesionismo”, dijo el autor.

“Porque siempre el separatismo es una enfermedad oportunista que ataca a los cuerpos enfermos. Si el Estado, que es el cuerpo del país, está enfermo, los oportunistas que quieren huir con parte del botín antes de repartirlo, tienen peticiones nacionalistas”, agregó.

Sin embargo, a pesar de la “enfermedad” que vive su país y varias regiones del mundo, Savater asegura que no se puede ser un pesimista que deja todo al tiempo o al espacio, así que se debe luchar por construir un mejor destino.

“Tenemos que arreglarlo nosotros. Estamos solos frente a nuestros problemas, nuestros fantasmas, nuestros egoísmos y ahí tenemos que arreglarnos para solventar las cosas.

“Lo que no creo es que esto nos tenga que llevar a que abandonemos y no luchemos más. No hay nada escrito en los cielos y nosotros podemos cambiar las cosas y lo mismo que hemos traído los males podemos traer el bien”, señaló. 

Las figuraciones de Savater

De la tumba de Emil Cioran y Simone Boué en París al busto de Dante en Campaldino, Italia, pasando por las esculturas en Inglaterra de Virginia Woolf y de Falfstaff, el personaje ficticio de William Shakespeare, Fernando Savater da a sus lectores un paseo por los autores que marcaron su pensamiento en 64 páginas.

Figuraciones mías, el nuevo libro de Savater editado por Planeta, es en voz de su autor una recopilación de perspectivas culturales.

“Son una especie de diarios de preocupaciones y gozos culturales. Por eso he titulado el libro que trata del placer del gozo de la lectura y el riesgo y el atrevimiento de pensar”.

Savater revela en este libro el por qué del gusto hacia los autores que lo cautivaron por la lectura y que posteriormente lo inspiraron para escribir, añadiendo una reflexión del vínculo que existe entre estos antiguos pensamientos y el mundo actual.

Con 66 años de edad y 44 años después de publicar su primer libro (Nihilismo y acción, 1970), Savater afirma que para su vida ha sido más importante leer que escribir.

“Yo lo que me cuestiono es la incertidumbre de cuánto tiempo me queda para seguir leyendo. Prefiero leer. Escribir (lo hago) porque es lo que sé hacer y me he ganado la vida todo el tiempo”.

El autor de Ética para Amador y La tarea del héroe no reniega de las nuevas tecnologías. Asegura que primero escribió a mano y después con máquina de escribir, donde dice que sufrió las dificultades por corregir sus textos, y actualmente lo hace por computadora.

Mientras otros autores como Mario Vargas Llosa ven con reservas la relación entre la tecnología y la literatura, Savater afirma que pueden coexistir. "Lo que cuenta es que la tecnología esté al servicio del espíritu y no el espíritu al servicio de la tecnología".

Ahora ve
El ataque más mortífero en la historia de Somalia deja más de 100 muertos
No te pierdas
×