Elena Poniatowska: "Aún no voy a morir", la mala racha terminó con 'Gabo'

Tras recibir el Cervantes, la escritora dice que tiene planes de hacer varios libros, ver crecer a sus nietos y hacer ejercicio
poniatowsja
poniatowska  poniatowsja
Autor: Elizabeth Machuca | Otra fuente: CNNMéxico

A sus 82 años, la escritora mexicana Elena Poniatowska asegura que no tiene en sus planes morirse pronto, ni siquiera enfermarse, pues lo considera "una pérdida de tiempo".

Después de la muerte de José Emilio Pacheco, Gabriel García Márquez, Juan Gelman, y otros protagonistas del mundo cultural mexicano e internacional, la reciente ganadora del Premio Cervantes afirma que no será la próxima.

“¿Tienen miedo de que me muera yo? -pregunta con una sonrisa- No, todavía no creo. Yo pienso que ya se acabó el número de muertos este año, con García Márquez”.

En entrevista con CNNMéxico, la autora de La Noche de Tlatelolco dice que le cuestan trabajo cosas en las que no pensaba cuando era joven, como “abotonar muchísimos botones”, adelgazar y mantenerse activa físicamente.

Lo que más le asusta es enfermarse o, como ella dice, “no poder dar el paso”. No por las repercusiones que pudiera tener en su salud, sino porque sería una “pérdida de tiempo” que podría dedicar a su familia, o al trabajo que ella ya tiene planeado.

“Yo quiero vivir lo más posible porque quiero ver a mis nietos crecer y todavía tengo tres proyectos en el tintero: son libros que quiero hacer. Uno, ya he dicho, es sobre la segunda esposa de Diego Rivera (Lupe Marín), otro libro es sobre los Poniatowski (su familia francesa, de origen polaco)”.

“Ya tengo 82 años, entonces ahorita mi tirada es no enfermarme, no caerme en la calle, fijarme donde piso e incluso adelgazar. Ya tengo un problema de la columna de tanto estar sentada frente a la máquina. Mis preocupaciones son tan inmediatas y tan enfocadas a la sobrevivencia, que no puedo tener aspiraciones máximas”, asegura.

Una mujer de Cervantes...

La autora de Hasta no verte Jesús mío y Lilus Kikus cuenta lo que sucedió la mañana en que sonó el teléfono de su casa para notificarle que había sido galardonada con el máximo premio a la literatura escrita en español:

“Ni entendía lo que me estaba diciendo el hombre por teléfono cuando decía: ‘se sacó usted el Cervantes’. Yo pensaba en que era el jefe de cultura de El País, que se llama Winston (Manrique). Creía que me estaba diciendo que le faltaba un párrafo a un artículo que había escrito sobre Doris Lessing.

"Pensando en eso, todo el tiempo le preguntaba: ‘pero ¿qué le faltó al artículo?’. Hasta que él, de plano, me gritó: ‘¡No soy Winston! Le estoy diciendo que se sacó usted el Cervantes’", dijo.

Poniatowska recibió el pasado 23 de abril en Madrid el máximo reconocimiento a la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos “por una brillante trayectoria literaria en diversos géneros, de manera particular en la narrativa y en su dedicación ejemplar al periodismo".

En su discurso de agradecimiento, la escritora se consideró "una Sancho Panza femenina" que camina al lado de "niños, mujeres, ancianos, presos, dolientes y estudiantes".

Lee el discurso completo de Poniatowska

... y de redes sociales

En entrevista con CNNMéxico, la ganadora del Premio Miguel de Cervantes, asegura que no todos han celebrado con ella su triunfo, y hasta le llegan protestas por medio de las redes sociales.

“En el Facebook me mandan cantidad de insultos: están bien enojados. Uno de los que escribe en contra mía se llama Enrique Serna. Ellos se enojan porque dicen: ‘no lo merece, es una pinche periodista’”.

Poniatowska también está en Twitter: “La manejo muy mal (la cuenta @Eponiatowska), pero si viene algún estudiante a verme, me ayuda con ella”, señala.

Estas tecnologías, considera, ayudan al periodismo; pero no tanto a ella, quien tiene la misma forma de trabajar que hace 50 años.

“Lo mío es hacer entrevistas personales, y saco toda la información que quiero de la persona misma. Buscar información en internet es una maravilla, pero generalmente no es lo que yo busco”, dice.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Asegura no entender a la gente que pasa todo el tiempo con su smartphone en la mano, y señala que este, al igual que la televisión, pueden ser nocivos, especialmente con las generaciones más jóvenes.

“¿Cuándo están en el celular están chateando, no? Eso es un mundo que yo no conozco bien. Quizá sean iguales que los que están pegados a la televisión, ahora esa caja es la cuidadora de los niños, y muchos papás piensan que qué bueno porque así no hay que ocuparse de ellos, lo cual no es cierto”.

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×