'La dictadura perfecta', una crítica al gobierno que llega desde el cine

El director Luis Estrada presenta el trailer de su nueva película y platica en entrevista cuál ha sido la reacción del gobierno
¿La televisión puede hacer a un presidente?
| Otra fuente: 1
NULL -

"La televisión ya puso a un presidente… ¿lo volverá a hacer?" Esta es la premisa básica que usa el director Luis Estrada en su nueva película, una crítica a la relación entre la televisión y el poder político en México.

La dictadura perfecta es el nuevo proyecto del cineasta, quien afirmó en entrevista con CNNMéxico que la película que se estrenará el próximo 16 de octubre, tiene como tema principal la manipulación que tiene el medio sobre la sociedad.

Estrada indicó que si bien La dictadura perfecta es una sátira política, la cinta sí busca retratar el periodo de gobierno actual, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, y la “experiencia de estar viviendo momentos muy complicados para este país”.

“Habrá personas que lean la película casi casi hasta de una manera como si estuviera presenciando un reportaje o un documental, porque la película tiene muchos referentes de un país y un tiempo, y el país es este y el tiempo es este”, dijo el también director de películas como La Ley de Herodes y El infierno.

La trama de la película de Luis Estrada, que por sexta ocasión cuenta con la participación protagónica del actor Damián Alcázar, parte de un error cometido por el presidente de la República (Sergio Mayer) y narra cómo la principal televisora del país busca distraer a la población con un videoescándalo que involucra al “Gober Vargas”, un político corrupto con aspiraciones presidenciales.

“Creo que en este país la televisión se convirtió en uno de los poderes predominantes, yo creo que su influencia es enorme (…) se han convertido en un factor político determinante, la experiencia que vivimos en la elección pasada, para algunos sí sentimos que fue un factor que pudo inclinar la balanza hacia un lado, en un proceso de ir posicionando a un candidato”, sostuvo Estrada al hablar del tema de su nuevo filme.

La reacción del gobierno

Al menos las últimas tres películas de Luis Estrada se caracterizan por una cosa: critican al sistema político de México, esto le ha traído algunos problemas por las reacciones que el gobierno en turno ha tenido con sus películas.

Estrada señaló que el proyecto de La dictadura perfecta ha pasado por distintos obstáculos, el primero la “molestia” del entonces presidente Felipe Calderón, cuya administración, apunta el director, rechazó apoyar su película con argumentos “ridículos”.

“Si te los digo (las razones de rechazo) te mueres de la risa, lo que me dijeron era, por ejemplo, que no había concordancia entre el guión y el presupuesto que había presentado (…) logré tener una cita con una de las más altas autoridades culturales del país, y muy enojada me dijo: ‘la realidad es que el presidente Calderón se sintió ofendido y muy molesto porque se hizo esa película criticándolo, la de El infierno, mientras podamos obstaculizarlo ahora sí que no volverás a comer en este pueblo’”, refirió Estrada sin especificar el nombre de “la alta autoridad”.

Respecto al actual gobierno encabezado por el priista Enrique Peña Nieto, el cineasta reconoce que “hasta el momento no ha sentido algún obstáculo” en contra de la película, la cual fue financiada con apoyo económico y en especie de la administración federal por medio de entidades como Conaculta, Imcine y la Secretaría de Hacienda.

“Hasta el momento la película sólo ha sido vista, de parte del gobierno federal, por autoridades del Imcine que son coproductores de la película, pero la película pasó por diferentes filtros y fondos en los que está involucrado el gobierno federal y que dieron su visto bueno para que la película se pudiera producir”, indicó.

Sin embargo, aclaró que estará alerta para que nadie busque “obstaculizar la vida normal de la película”, que tiene como elenco a Alfonso Herrera, Sergio Mayer, Tony Dalton, Joaquín Cosío, Osvaldo Benavides, Arath de la Torre, Silvia Navarro y Saúl Isazo, entre otros.

“Hasta el momento todavía no he sentido obstáculo de ninguna autoridad hacia la película y no creo que los vaya a haber; otra cosa será estos disfraces que se puede poner la censura como el boicot o el sabotaje (…) tendré que estar muy alerta y tomaré con mucha seriedad si hay un intento de mano negra”, dijo.

Televisa retira apoyo

Otra de las entidades que brindó apoyo para la producción de la película fue Televisa, por medio del apoyo Eficine 226 –basado en estímulos fiscales a empresas que impulsen al cine-, y de un acuerdo de distribución.

Sin embargo, el apoyo a La dictadura perfecta fue retirado, luego de que ejecutivos de la empresa vieran la versión final de la película, que tiene como trama una manipulación de la principal televisora del país y el poder político tienen sobre la sociedad.

“He tenido una muy larga relación de negocios con Televisa, mis otras películas las han comprado para distribuirlas en diferentes medios.

“Escribí el guión, desde finales de 2011, me acerque a ellos (Televisa), les presenté el guión y  para mi sorpresa me dijeron que estaban interesados en participar en la película (…) negociamos un acuerdo de distribución para México y Estados Unidos que contemplaba que la película se estrenaría en mayo de este año. Como parte del contrato tenía que enseñarles la película en su etapa final, se las mostré y al día siguiente me dijeron que ya no estaban interesados en distribuir la película”, indicó Estrada, quien agregó que la empresa no le dio razones para retirar el apoyo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La dictadura perfecta lanzó su tráiler este miércoles y se estrenará en las salas mexicanas el próximo 16 de octubre. Se tiene proyectado que la cinta empezará con 1,000 o 1,200 copias, de acuerdo con Luis Estrada.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×