La familia de Joan Rivers, con los ‘dedos cruzados’ para su recuperación

La comediante de 81 años dejó de respirar durante una cirugía de garganta en una clínica de Manhattan realizada el jueves pasado
Joan Rivers internada con respiración artificial
Alan Duke
Autor: Alan Duke
(Reuters) -

El último comunicado de la hija de Joan Rivers no dio ninguna información sobre la condición de la comediante tres días después de que fuera llevada de emergencia a un hospital de Nueva York.

“Gracias por su amor y apoyo continuo”, dijo Melissa Rivers este domingo. “Estamos con los dedos cruzados”.

Rivers, de 81 años, dejó de respirar durante una cirugía de garganta en una clínica medical de Manhattan el jueves por la mañana, de acuerdo con el Departamento de Bomberos de Nueva york. Al parecer, la comediante sufrió un problema cardiaco y respiratorio.

La mujer fue enlistada en condición critica en el Hospital Mount Sinai de Nueva York, donde los paramédicos la trasladaron en una ambulancia.

El comunicado inicial de su hija, que se hizo público el jueves cuando llegó a un hospital tras un vuelo desde Los Ángeles, dijo que su madre estaba “descansando cómodamente”.

Otro comunicado de Melissa Rivers, difundido el viernes, no dio muchas indicaciones sobre la prognosis de su madre.

“Su condición continúa siendo seria, pero ella está recibiendo el mejor tratamiento posible. Les pedimos que mi madre continúe en sus pensamientos mientras rezamos por su recuperación”.

Aparentemente, la comediante estaba en un procedimiento menor en una clínica, que está a un kilómetro y medio del hospital a donde fue trasladada.

Rivers tenía planeada una actuación en el Teatro Count Basie en Red Bank, Nueva Jersey, el viernes por la noche.

Michael Lucas, quien estuvo en la audiencia de la actuación de Rivers en el teatro Laurie Beechman de Nueva York el miércoles por la noche, le dijo a CNN que la mujer bromeó sobre su muerte.

“Ella dijo: saben que tengo 81 años, y pudiera morir en cualquier momento y ustedes serán afortunados porque tendrán una historia que contar a sus amigos por el resto de su vida”, comentó Lucas. “Luego imitó a personas que hablaban sobre su muerte en el escenario”.

Rivers se encontraba en buena forma, dijo el espectador. “No hubo una señal de que estuviera en declive. Su espectáculo duró más de una hora y nunca titubeó o siquiera se pausó para respirar”.

En 2013, Rivers permitió que las cámaras grabaran un problema de salud que padecía durante un reality junto a su hija, que se llamó Joan & Melissa: Joan Knows Best?

Rivers comentó en el programa que los doctores le encontraron un punto en su cuerpo, tras un tosido consistente.

“No vamos a estar tristes por esto”, dijo Rivers durante un episodio. “Vamos a contar chistes y estar arriba. Así es como vamos a lidiar con el asunto. No voy a sentarme en los próximos días y volverme loca”.

Rivers ha sido abierta sobre sus problemas de salud. Le diagnosticaron osteoporosis en 2002 luego de que cayera de unas escaleras y resultara con huesos rotos.

También ha admitido en el pasado que no goza de la buena salud que quisiera.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Trato de no serlo, pero si soy una comelona terrible”, dijo. “Quisiera decir que como muy saludable, pero no. Me gusta la comida chatarra, que debería de tener su propio grupo de comida, así que ayudo a mis huesos con sumplementos y medicinas”.

Doug Ganley de CNN contribuyó con este reporte

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×