La ofrenda del Día de los Muertos, entre tradición e importación

La celebración de esta tradicional festividad dejará una derrama económica de alrededor de 1,000 millones de pesos, según la Canacope
Calaveritas de cartón 'toman' el Zócalo del DF
| Otra fuente: CNNMéxico

Flor de cempasúchil, veladoras, pan de muerto, papel picado… son los objetos que encabezan cada año la lista de compras para armar una ofrenda de muertos muy básica.

Esta tradición 100% mexicana desde tiempos prehispánicos poco a poco se ha visto mezclada con otras celebraciones importadas como lo es el Halloween estadounidense —además de estar pegados en el calendario. 

El sector comercio en la Ciudad de México estimó una derrama económica de alrededor de 1,000 millones de pesos con motivo de la celebración del Día de los Muertos.

La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de la capital apunta  que el consumo por persona será de 450 pesos para la temporada, beneficiando giros como florerías, panaderías, venta de dulces tradicionales, recauderías, tiendas de mole y semillas, así como venta de disfraces, podrán alcanzar ventas superiores al 80 por ciento en comparación con un día normal.

Sin embargo, de todas estas ganancias, ¿qué tanto son por productos de fabricación nacional y que otras son de importación?

El presidente de la Canacope, Gerardo Cleto López, aseguró en entrevista telefónica que la mayoría de los objetos consumidos para la celebración del Día de los Muertos son de procedencia nacional, principalmente en el rubro de las flores y los alimentos típicos.

"Seguimos ubicando que muchos productos utilizados para la celebración mexicana son productos nacionales", indicó el funcionario.

La flor, mexicana hasta en el nombre

La flor de cempasúchil (flor de veinte pétalos en náhuatl), la nube y el terciopelo son las más usadas para los altares de muertos. Puebla es el primer productor nacional de flor de cempasúchil, al aportar al mercado nacional, durante la próxima temporada de Día de Muertos, una cosecha de 10 mil toneladas, según dijo a Notimex Mario Rincón González, secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial

Pan de 'huesitos' dulces

Elaborado principalmente con harina de trigo, huevo, azúcar y anís, el pan de muerto lleva la fuerte influencia prehispánica presente en esta tradicional celebración.

Según un artículo del Conaculta, el origen de este pan se remonta a la época en la que los nativos de América realizaban sacrificios humanos. Ahora seguimos comiendo humanos, pero de una forma simbólica, con los huesos de los difuntos en los cuatro lados del pan y el cráneo en el centro.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Erick Navarrete Aguilar, señaló a Notimex que en la temporada de octubre a noviembre se prevé un crecimiento en las ventas del pan —afectada este año por el aumento de su precio— hasta de 5.0%, impulsado por el pan de muerto.

Mantelitos artesanales para el muertito

El colorido papel picado es otro elemento escencial de los altares de muertos mexicanos y también un legado de las culturas prehispánicas que usaban materiales similares al papel para celebraciones del calendario mexica.

En las dos técnicas para su producción: el cortado y el cincelado, se utiliza papel de tipo “china”, “espectra” o “américa”, de manera artesanal.

El presidente de la Canacope de la Ciudad de México apunta a productos de plástico parecidos a estos papeles picado y otros artículos decorativos que proceden de países como China.

Veladoras que iluminan el camino al Mictlan

López señala que pese a que las veladoras son una mercancía que entra en las importaciones desde China, las iglesias han mantenido a flote a las fábricas nacionales que en gran parte son empresas familiares.

Donde el presidente de la Canacope ve una mayor injerencia del mercado chino es en la venta de productos relativos al Halloween.

"En el DF se distribuye el 60% de la mercancía que viene de la China y la India; el 70% de estas mercancias viene de China: pinturas, aretes, peines, figuras de calabazas, de brujas, muchos de los disfraces", apuntó el funcionario.

Añadió que incluso algunos de estos elementos han llegado a mezclarse en las tradicionales ofrendas. Este fenómeno de desplazamiento de productos chinos por nacionales en el mercado mexicano, López asegura que se debe en gran parte por el comercio ambulante.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Es muy ubicado porque son productos que evocan la celebración del Halloween, es lo que mercadológicamente les deja más".

Con información de Notimex

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×