Imágenes de Robert Capa, grandes testigos de la Segunda Guerra Mundial

Como fotógrafo oficial de las fuerzas Aliadas en varias campañas, Robert Capa registró la célebre batalla de las Ardenas 70 años atrás
/
(Reuters) -

El Ejército estadounidense considera que la Batalla de las Ardenas, una campaña de la Segunda Guerra Mundial que se libró en el bosque de las Ardenas, en Bélgica, y que inició el 16 de diciembre de 1944, es "probablemente la batalla más importante de la historia militar estadounidense".

El entonces primer ministro de Gran Bretaña, Winston Churchill, coincidió y dijo que era "indudablemente la batalla estadounidense más importante de la guerra".

Así que era totalmente adecuado que el hombre al que se consideraba el mejor fotógrafo de guerra del mundo, Robert Capa, se hubiera incorporado a las tropas estadounidenses durante una parte de la batalla.

Capa tomó estas fotos en un breve lapso a finales de diciembre de 1944, de acuerdo con Cynthia Young, curadora del Archivo Capa del Centro Internacional para la Fotografía.

Young dijo que aunque Capa era aclamado por sus fotos de acción, las que tomó en la batalla de las Ardenas eran de índole diferente.

"Las imágenes de los soldados muertos, de un agricultor enterrando a un caballo muerto en la nieve y de los prisioneros alemanes acorralados, con las manos en alto, son testimonio de lo sombrío de esta letal campaña", señaló Young.

Capa, a quien Young describe como "decididamente antifascista", no era un observador imparcial de la guerra, sino un fotógrafo oficial de los Aliados.

"Hizo fotos para la prensa estadounidense e inglesa con el fin de informar a los lectores de la guerra, con la esperanza de que sus fotografías ayudaran a atraer apoyo para los Aliados", dijo Young.

Young explicó que Capa sólo fotografiaba a soldados alemanes si eran prisioneros.

A pesar de su categoría de Aliado, Capa daba cualquier impresión excepto la de ser militar, de acuerdo con Kenneth Koyen, oficial de relaciones públicas del ejército estadounidense que asistió a Capa durante la batalla de las Ardenas.

En el libro Writing in the History of Photography, Koyen relata que la apariencia de Capa casi le cuesta la libertad cuando Koyen lo escoltó a un cuartel general de los servicios de inteligencia del ejército estadounidense, en donde un oficial, el teniente coronel Harry Brown, trabajaba en un mapa de puestos de batalla.

"¡Arresten a ese hombre! ¡Sáquenlo de aquí!", gritó Brown mientras trataba de ocultar el mapa para evitar que lo viera Capa, quien llevaba un abrigo alemán de piel robado, según el relato de Koyen.

Koyen logró convencer al coronel de que Capa era leal, pero la apariencia del fotógrafo casi le vuelve a costar caro más adelante en la batalla, cuando unos soldados estadounidenses empezaron a dispararle, escribió Koyen.

Koyen intervino y logró que los soldados dejaran de disparar, escribe. "Capa y yo nos miramos largamente. Sin decir una palabra, se quitó el abrigo y lo guardó en el (jeep)", relata.

Esos soldados eran parte del millón que luchó en la batalla de las Ardenas. Hubo más de 100,000 bajas alemanas y 67,000 estadounidenses, según el Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial de Estados Unidos.

Se dio por terminada la batalla el 28 de enero de 1945, cuando las fuerzas alemanas se vieron obligadas a retroceder a las posiciones que ocupaban cuando inició la ofensiva, seis semanas antes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Puedes saber más sobre Capa en la página Capa at 100 del sitio web del Centro Internacional para la Fotografía, que incluye la única grabación conocida de la voz de Capa en una entrevista de 1947.

Robert Capa era un fotoperiodista húngaro, famoso por las fotografías que tomó en cinco guerras. Murió en combate en 1954.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×