Los 6 momentos más destacados de la ceremonia de los Grammy 2015

Sam Smith y Beck fueron los grandes ganadores de la mayor entrega de la música este domingo
Sam Smith, el gran ganador de los Grammy 2015
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

Los Grammy 2015 ofrecieron algo familiar; una serie de premios para un artista nuevo, algunas presentaciones destacadas, y algo no familiar: ¿Kanye West sonriendo y riéndose?

Aquí están algunas cosas que dominaron la noche:

¡Bienvenido, Sam Smith!

Hace un año, el cantante británico de soul era un desconocido en Estados Unidos. La noche de este domingo, se llevó a casa cuatro Grammys, incluidos los de canción del año, grabación del año (ambos por Stay With Me), mejor artista nuevo y mejor álbum vocal pop (por In the Lonely Hour).

También dio una presentación deslumbrante de Stay with Me con Mary J. Blige acompañándolo. Lo único que pudo haberlo hecho mejor fue si Tom Petty, quien tuvo créditos en la canción gracias a similitudes con I Won’t Back Down, se les hubiera unido.

“Estoy teniendo una noche muy, muy, muy buena”, dijo Smith mientras ganaba el premio a canción del año. Eso fue poco.

¿Ese es Kanye West?

Como unicornios que bailan y congresos que funcionan, un Kanye West sonriente y riéndose era considerado una criatura mítica: ocasionalmente se hablaba de eso pero nunca se había visto.

Sin embargo, la noche de este domingo, el rapero con un rostro normalmente serio dio una presentación conmovedora de Only One, y Rihanna y un extraño Paul McCartney lo acompañaron para FourFiveSeconds, y después se robó el show al correr hacia el escenario cuando Beck ganó álbum del año por Morning Phase.

Por otra parte, quizá no bromeaba en lo absoluto.

La gran noche de Beck

Obviamente, Kanye no esperaba que Beck ganara álbum del año; y tampoco Beck. Pero Morning Phase se llevó a casa ese gran premio así como el de mejor álbum de rock.

Obviamente nervioso, Beck agradeció a todo el equipo de producción, así como a sus hijos por “dejarme mantenerlos despiertos un poco más”.

Declaraciones intencionadas

Los Grammy tuvieron algunas declaraciones orientadas a problemas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló en video sobre la violencia doméstica, con la activista Brooke Axtell dando un discurso conmovedor.

Otros ni siquiera tuvieron que hablar: durante la presentación de Happy, Pharrell y sus bailarines levantaron las manos en el popular movimiento “Dont’ shoot” (no disparen).

Y luego estuvo Prince, quien salió para presentar el premio al álbum del año.

“Como los libros y las vidas de negros, los álbumes todavía importan”, dijo.

Annie Lennox va a la iglesia; AC/DC va al infierno; Sia busca un lugar para esconderse

Hozier hacía un trabajo muy bueno con Take Me to Church, pero Lennox le dio a la canción otra dimensión; y después llevó a la audiencia a la iglesia con su versión conmovedora y dramática de I Put a Spell on You de Screamin’ Jay Hawkins.

Luego estuvo AC/DC, que comenzó el espectáculo con Rock or Bust y Highway to Hell. Igual de sorprendente que ver a los héroes del heavy-metal en los Grammy; que no suele ser un espectáculo conocido por su amor al metal, fue ver a un grupo de celebridades portando cuernos de diablo en honor al grupo.

Y Sia, conocida por esconder su rostro, cantó su canción Chandelier mientras volteaba a ver a una pared. Kristen Wiig y Maddie Ziegler se encargaron de bailar. Sia incluso se apartó en la alfombra roja.

¿Ya se acabó?

Aproximadamente a las 23:10 horas tiempo del este de Estados Unidos (22:10 horas tiempo de la ciudad de México), los Grammy entregaron el premio final de la noche, grabación del año. Pero al espectáculo todavía le faltaban 35 minutos; incluyendo un montaje In Memoriam, un discurso del director de la Academia de Grabación, Neil Portnow, sobre regalías de streaming y también hubo presentaciones de Beyonce (Take My Hand, Precious Lord) y John Legend y Common (Glory).

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Johnny Carson alguna vez bromeó que los Oscar eran “dos horas de entretenimiento brillante extendidas en un programa de cuatro horas”. Uno se pregunta cuántos espectadores se quedaron a ver los Grammy después de que se entregara el premio final; normalmente la señal de que es tiempo de irse.

Pero, por supuesto, siempre hay algo inesperado en los Grammy.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×