Emprendedor, elige al mejor aliado

Uno de los secretos del éxito está en escoger bien a un socio, opina Héctor Macías Noriega de PWC; los aliados ayudarán a la empresa a crecer y colaborarán en la creación de empleos en México.
acuerdo  (Foto: Photos to go)
Héctor Macías Noriega*

Iniciar un negocio en México no es fácil, lo sabemos, pero ¿cuáles son los datos al respecto? De 400 empresas que nacen el día de hoy, 40 sobrevivirán al año dos; de ésas, 20 llegarán al quinto año; y 10, al 15. Esto quiere decir que en 15 años seguirán operando sólo 4% aproximadamente.

Datos que nos dejan mucho para reflexionar, ya que el número de empresas sobrevivientes es muy pobre para lo que una economía como la nuestra necesita. ¿Por qué pasa esto? ¿No surgen nuevos emprendedores con ideas realmente valiosas que sean bien recibidas en el mercado?

Uno de los secretos del éxito está en que los emprendedores escojan bien desde el inicio a los aliados o socios que los ayudarán realmente a crecer y, sobre todo, a permanecer con un negocio en marcha que permita solventar las necesidades económicas de la empresa, y más importante aún, que colaboren a crear nuevos empleos y bienestar para México.

Otro punto a tomar en cuenta es tener indicadores que permitan monitorear el desarrollo de todas las actividades, para que con base en los resultados que se vayan obteniendo, se pueda corregir el camino a tiempo y no esperar hasta que los problemas cobren una importancia tal que impidan tener capacidad de reacción.

Existen diferentes aliados o socios durante la vida de una empresa. Primero se necesita el capital para darle forma al negocio, es decir, un socio capitalista y lo siguiente debe ser tener un socio estratégico que ayude con el desarrollo de las ideas.

Por eso, es muy importante entender que no todos podemos hacer todo, ni ser buenos para cualquier cosa que necesite la empresa. El hacernos de gente que realmente nos ayude en las diferentes funciones de la organización debe ser parte del 'ADN' de la empresa.

Por lo general, el empresario mexicano está acostumbrado a jugar con la 'gorra' de dueño, director general, tesorero, director de finanzas, recursos humanos, etc.

Esto hace que el día a día lo absorba y evita que surjan nuevas ideas que revitalicen el negocio, sin darse cuenta que lo único constante es el cambio y que si no nos adaptamos a eso, morimos.

Pero ¿a quién recurrir?

Depende mucho, entre varios factores, de la etapa en la que se encuentre un negocio. Como comentamos, lo primero que requerimos es capital para echar a andar la idea, ya sea con recursos propios o buscando un inversionista que nos ayude a iniciar la aventura.

Conforme vaya tomando forma la estrategia, misión, visión y objetivos; las necesidades irán creciendo.

Para documentar la estrategia es recomendable, si no se tiene la experiencia necesaria en casa, acercarnos a expertos externos que le den estructura a lo que se convertirá en la columna vertebral del día a día en la forma de operar.

Con base en eso podrá tener a las personas adecuadas en los puestos adecuados y cubrir todos los frentes que deberán interactuar para lograr los objetivos comunes.

No existe hasta el momento un perfil único de aliado al que podamos recurrir, ya que las características de lo que buscamos deberán basarse en muchos factores como la industria, mercado, geografía, etcétera.

Y todo debe plantearse conforme a las necesidades específicas de cada empresa, para tener realmente un "traje a la medida".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es por eso que el crear una visión clara de lo que queremos desde el principio es tan importante. Pero como en todo, hay que dar el primer paso, y una vez que nos decidamos, seguramente veremos que el contar con alguien que nos apoye, siempre será mejor.

*El autor es socio de asesoría de negocios de PWC y mentor de Emprendedores 2012 de la revista Expansión y CNNExpansión.

Ahora ve
Estas son las nueve mejores cámaras para fotografiar tus viajes
No te pierdas
×