¿Paseo romántico? Escápate a Jamaica

Sorprende a tu pareja con rincones caribeños, buen ron y el mejor pollo asado del mundo.

Jamaica para los enamorados

1
Cuando viajes a Jamaica, no dejes de visitar la ciudad de Kingston, la destilería Appleton Estate y las playas de Montego Bay. (Foto: Especial)
Jamaica  (Foto: Especial)

¿Buscas un mes del amor diferente con tu pareja? ¡Viaja a Jamaica! La revista Travel+Leisure en su edición de diciembre 2012 te invita a conocer la ciudad de Kingston, la destilería Appleton Estate y las playas de arena clara en Montego Bay.

Tres lugares que no te puedes perder cuando visites esta isla con apenas 50 años de independencia.

Además de probar, según los rumores, los mejores pollos asados del mundo.

Definitivamente, una opción inédita para todo viajero que gusta del buen vivir.

Kingston: dos capitales para visitar

2
Al visitar la finca Devon House, en New Kingston, no dejes de comer en su restaurante Norma?s On The Terrace, la heladería I Scream y su panadería The Brick Oven. (Foto: Gunther Sahagún)
restaurante, jamaica  Al visitar la finca Devon House, en New Kingston, no dejes de comer en su restaurante Norma?s On The Terrace, la heladería I Scream y su panadería The Brick Oven. ✓  (Foto: Gunther Sahagún)

Old Kingston

¿Qué visitar?
Por lo menos una vez, debes visitar las calles atareadas del centro de Old Kingston. Y eso incluye la torre del reloj de la Kingston Parish Church.

Uptown Kingston o New Kingston

En este lado de la ciudad, se encuentran la residencia oficial de la Primer Ministro, Portia Simpson Miller y los hoteles y restaurantes más refinados.

¿Qué visitar?

Devon House: Esta mansión de estilo jamaiquino-georgiano es considerada un monumento nacional. Construida en 1881 por el primer millonario negro de Jamaica, George Steibel, en lo que hoy es la esquina de Trafalgar y la importante Hope Road.

Además de pasear por sus jardínes, debes visitar su heladería I Scream y su panadería The Brick Oven.

¿Dónde comer?

Norma's On The Terrace: El restaurante de la mansión Devon House, tal vez el mejor de todo Kingston, te ofrece platillos como ceviche, rabo de buey acompañado de arroz con frijoles y el chivo al curry.

Terra Nova: El restaurante de este hotel, una mansión colonial construida en los años 20, te deleita con los crab backs, conchas de jaiba rellenas de picadillo, cubiertas de pan molido y horneadas.

 

Brinda en Appleton Estate

3
En la destilería de ron Appleton Estate debes visitar su sala de barricas, la sala de catas y probar su variedad de productos. (Foto: Getty Images)
ron  En la destilería de ron Appleton Estate debes visitar su sala de barricas, la sala de catas y probar su variedad de productos. /  (Foto: Getty, )

Si lo que buscas es beber ron, debes hacerlo en Appleton Estate, ubicada en el Valle Nassau, a cuatro horas de Kingston. En el trayecto por carretera, te encontrarás con un manantial, la fuente del agua que la hacienda utiliza en sus rones.

¿Qué hacer?

Una vez en la destilería, no hay que dejar de visitar la sala de barricas, la sala de catas y hay que comer un sencillo arroz con camote o plátano frito.

Pero sobre todo hay que beber su variedad de productos como el Appleton Reserve o un 12 Year Old en las rocas. También debes probar el avainillado 21 Year Old o los rasgos de pera horneada, maple y especias del 30 Year Old. Ambos, bebidos derechos.

Y, si la cartera lo permite, el 50 Year Old Jamaica Independence Reserve, liberado hace unos meses sólo en 800 botellas para celebrar el medio siglo de independencia jamaiquina, con un costo de 5,000 dólares cada una.

Este ron fue apartado en 1962, justo antes de la declaración independiente, y cuidado en los últimos años por la master blender, Joy Spence.

Sol, arena y mar en Montego Bay

4
The Terrace Restaurant, ubicado en el Half Moon Resort & Spa ofrece platillos como el ceviche de camarón. (Foto: Gunther Sahagún)
hotel, jamaica  The Terrace Restaurant, ubicado en el Half Moon Resort & Spa ofrece platillos como el ceviche de camarón. /  (Foto: Getty, )

En la punta opuesta a Kingston se encuentra Montego Bay, una idea más clara que tiene el turista de Jamaica: largas playas de arena clara, mar policromo y resorts. ¿Dónde quedarte?

Half Moon Resort & Spa: Sus villas, su campo de golf y sus varios restaurantes y pubs, son ideales para una escapada consentidora de jueves a domingo.

¿Qué hacer?

Dar una caminata y conocer el downtown de Montego Bay, mejor conocido como Mo-Bay.

¿Dónde comer?

Scotchies: Un restaurante, a uno o dos kilómetros del Half Moon Resort & Spa, donde podrás probar el jerk chicken,  los pollos jamaiquinos, que llegan a tus manos envueltos en aluminio. 

Una barbacoa muy diferente

5
Cuando viajes a Jamaica, debes probar los pollos asados, servidos en aluminio, acompañados de salsa, pan de caja y camote. (Foto: Gunther Sahagún)
pollos, jamaica  Cuando viajes a Jamaica, debes probar los pollos asados, servidos en aluminio, acompañados de salsa, pan de caja y camote. ✓  (Foto: Gunther Sahagún)

Si viajas a Jamaica, debes probar los pollos asados. Se dice, hasta donde se sabe, que la barbacoa caribeña es 'la original' y no precisamente como la conocemos en México. ¿Qué es?

Una barbacoa caribeña es una parrilla de troncos de caña sobre carbones y éstos, a su vez, en un cubo (con un lado abierto) de ladrillos. Esto crea un espacio de ahumado. Sobre las cañas se colocan los pollos y sobre los pollos, un toldillo que antes sería de palma y ahora, de lámina galvanizada.

Los pollos son untados con una mezcla de especias que incluye chiles scotch bonnet (habaneros), clavo, canela, cebollín, nuez moscada, tomillo, ajo, sal y pimienta gorda.

¿Cómo se prepara?

El proceso de cocción incluye un paso por la parrilla sin tapar, lo que logra en el pollo una piel crujiente y caramelizada. Luego un paso por la parrilla con tapa, que logra unos aromas ahumados intensos. Posteriormente, se envuelve en aluminio. Con esto el pollo suda y, al mismo tiempo, guarda sus jugos.

Finalmente los pollos se sirven en su aluminio, acompañados de más salsa, de pan de caja y de camote.

Si visitas Jamaica, no dejes de probar este platillo etimológicamente suculento (succus en latín: jugo); rico por su variedad de sabores y apetitoso.