Los 7 pasos del afeitado perfecto

Con estos tips lograrás un rasurado eficiente y además harás de este proceso un ritual placentero; no sólo el traje o la corbata son parte de una imagen impecable, tu rostro también es importante.
rasurar afeitar  (Foto: Getty)

¿Sabes cuál es el peor error que puedes cometer al afeitarte? Hacerlo en frío, con el poro de la piel cerrado, dicen los expertos.  

"Puede provocar vello enterrado, cortaduras y escoriaciones", explica Marco Antonio Saldaña de la barbería Capital a la revista Life & Style en su edición de octubre 2013.

Checa estos tips de cómo se debe afeitar la barba, ya sea en tu propio hogar o en un sitio especializado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

1. Si el vello de la barba está largo, se debe rebajar con una delineadora eléctrica.
2. Con movimientos circulares, aplicar la espuma para afeitar con la mano o la brocha. Recuerda que este último accesiorio es un elemento personal que no debe compartirse.
3. Sin retirar la espuma, aplicar sobre la cara una toalla caliente masajeando para que penetre el producto. El agua de la regadera a alta temperatura cumple la misma función. La espuma tibia suavizará el vello y ablandará los poros. Esperar un minuto y retirarla con un paño.
4. Con un suave masaje aplicar aceite pre-shave para que la navaja deslice fácilmente.
5. Aplicar espuma nuevamente y pasar la navaja de arriba hacia abajo con movimientos cortos. Al hacerlo, estirar la piel con las manos para no lastimarla. Para un afeitado duradero, Saldaña aconseja repetir los pasos 2, 3 y 5 pero esta vez la cuchilla se pasará en sentido contrario al nacimiento de la barba.
6. Luego de colocar polvo de sulfatiazol, producto antiséptico que evita infecciones en las áreas irritadas y detiene el sangrado si lo hubo, poner una toalla helada para cerrar los poros.
7. Aplicar un bálsamo after-shave para calmar la irritación de la piel.

 

Ahora ve
En 2018, los smartphones serán 10% más caros en México y te decimos por qué
No te pierdas
×