¿Socio potencial? Invítalo a jugar golf

Además de ser un deporte, es una herramienta para identificar con quién te conviene hacer negocios; la filosofía del golf se basa en la honestidad y la humildad, al desearle suerte a los oponentes.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si lo que buscas es un tiempo fuera de la oficina para conocer mejor a tus potenciales socios, jugar golf te será de gran ayuda, ya que empresarios en todo el mundo lo consideran el deporte por excelencia para cerrar un negocio por la filosofía que lo caracteriza.

El golf es más que un deporte de caballeros. Es un deporte que permite ver las virtudes y defectos de una persona, porque en cuatro horas, dentro del campo, se presentan todas las situaciones que pueden aparecer en la vida”, dice el director y fundador de Pizá-Arquitectura de Golf, Agustín Pizá.

El potencial de este deporte nacido en Escocia para encontrar socios de negocios es un análisis que debe hacerse desde la perspectiva deportiva, social e, incluso, psicológica.

“Verás si después de dos o tres tiros malos, tu rival saca su coraje contra la señorita de los palos de golf y dirás: ‘Yo no quiero a esta persona como mi socio’, pero si después de tres tiros malos sale sonriente y dice: ‘A lo que sigue. Estoy jugando mal, pero no importa. Me estoy divirtiendo’. ¡Adelante! Hazlo tu socio”, recomienda el arquitecto en entrevista para la Expansión.

Sin embargo, la piscóloga del deporte y colaboradora de la Federación Mexicana de Golf, Paula Man Reich advierte que cuatro horas son insuficientes para conocer a otra persona. Además explica que sólo frecuentar a alguien permite identificar su personalidad.

“Conoces a una persona luego de varias veces de ir a jugar. La norma dice que el tramposo y enojón dentro del campo lo será en su vida cotidiana, pero no funciona para todo el mundo. El perder la cabeza en el campo no significa que seas así en la empresa”, comenta Man Reich.

La especialista dice que la actitud positiva frente al fracaso implica que los jugadores controlan los problemas y buscan superar las dificultades.

“Tirar las pelotas, agredir a compañeros, romper bastones, indica un problema importante con el control del enojo y la frustración. Aunque enojarse de vez en cuando no significa que haya un problema de control con las frustraciones”, agrega.

El golf, un deporte de modales

“El golf no es como el futbol, donde lo primero que le enseñan a los niños es a engañar al árbitro para que marque un penal. De hecho, en el golf no hay árbitros. Hay jueces, sólo por si hay alguna duda”, dice Agustín Pizá.

En el golf, si el tiro del rival es bueno o malo, el oponente aplaude. Si su disparo cae en una trampa de arena o entre el zacate, no maldice, sino que busca que el próximo tiro sea mejor.

No importa qué tan mala haya sido su jornada, apunta en su libreta los golpes tal y como fueron. Ni uno más, ni uno menos, sin que nadie lo controle.

La psicóloga del deporte en la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas de la UNAM, Claudia Becerril Rivera, explica que el ambiente favorable para los negocios de este deporte radica en su carácter amateur.

“Son empresarios que están jugando al golf. No son golfistas profesionales practicando un deporte. Los empresarios golfistas no dejan su rol de empresarios. Se lo llevan al campo”, dice Becerril Rivera.

Paula Man Reich advierte que incluso si un empresario juega golf, no significa que lo haga bien. “Hay que practicar y aprender a golpear la pelota. No habla bien salir al campo y ser un desastre”, dice.

(Con información de José Luis Tapia y Eréndira Hernández Cruz)

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×