Los valores de Warren Buffett que harán inmortal a tu firma

Con ellos cimentó sus negocios y tú los puedes aprender, según el libro Berkshire Beyond Buffett; consulta los seis mandamientos que los CEO de las 50 filiales de Berkshire Hathaway deben respetar.
Warren Buffett  (Foto: tomada de cnnmoney.com)
1. Proteger la reputación de Berkshire. Toleramos pérdidas en rendimiento, pero nunca toleramos pérdidas en la reputación.
2. Reportar malas noticias rápido. No hay excusa para demoras o burocracia.
3. Consultar a Buffett para hacer gastos de capital mayores y adquisiciones. Si tienes al inversionista más exitoso del mundo como CEO, aprovéchalo.
4. Adoptar una visión de largo plazo. Las decisiones a corto plazo son sólo en emergencias.
5.Mandar cualquier oportunidad de adquisición interesante a Buffett. El jefe deja la puerta abierta para recibir llamadas sobre posibles adquisiciones.
6.Enviar tu plan de sucesión a Buffett. Los directivos son la clave del funcionamiento diario de la empresa.

Una cultura empresarial centrada en los valores de la autonomía, la permanencia, la confianza y la sencillez, harán que tu empresa jamás tenga que morir.

Así lo señala el último libro del profesor de derecho, Lawrence Cunningham, Berkshire Beyond Buffett: The Enduring Value of Values ('Berkshire más allá de Buffett: el perdurable valor de los valores'), que analiza por qué Berkshire Hathaway -empresa del millonario Warren Buffett- es capaz de sobrevivir con o sin su visionario fundador.

Personajes como Buffett -también conocido como 'el oráculo de Omaha'- que parecen más celebridades que hombres de negocios, siempre son blanco de críticas.

Las más filosas argumentan que la única fuerza que mantiene en pie los negocios de Berkshire Hathaway es Buffett, de 84 años. Y que una vez que ya no esté, el imperio del segundo hombre más rico del mundo caerá.

En el libro, Cunningham, quien ya ha escrito otras publicaciones sobre el empresario, y algunos más sobre religión y valores, intenta convencer a los detractores de lo contrario, pues dice que su cultura corporativa distinta se ha traducido en una ventaja competitiva sustentable y muy rentable.

Lee: Emprendedora, escala tu negocio como lo haría 'Cenicienta'

El estilo Berkshire

La página web de Berkshire Hathaway parece diseñada por un amateur. Aunque la firma vale unos 300,000 millones de dólares (mdd), a través de sus más de 50 subsidiarias y opera en sectores tan diversos como seguros, electricidad, muebles, aviones privados, joyería e, incluso, botas vaqueras y de trabajo, no luce como tal.

No hay gráficos con movimiento, videos o explicaciones motivadoras sobre quiénes son, qué hacen y por qué hacen maravillosa la vida de la gente.

En su lugar sólo hay ligas de texto a los informes anuales de la empresa y a su estructura de gobierno corporativo. Todo en fuente Times New Roman, como en los 90.

Una de las ligas conduce a un mensaje escueto de Buffett, en el que advierte que no dará consejos para invertir en el mercado de valores, pero en el que dice que adquirir un seguro de autos en GEICO o comprar joyas y relojes en Borsheim’s es la opción más buena, bonita y barata.

Y bueno, si alguien quiere quejarse de que la página es poco atractiva, está abierta la posibilidad de mandar un correo a berkshire@berkshirehathaway.com, aunque hay una advertencia: “No responderemos debido al escaso personal en nuestra oficina corporativa”.

Y no mienten. En la oficina de Omaha, Nebraska, la ciudad natal de Buffett, sólo trabajan 24 empleados que coordinan a 300,000 personas de 50 subsidiarias.

La permanencia permite la innovación

Warren Buffett encontró una oportunidad de negocio en el rescate de empresas estadounidenses “abandonadas y abusadas por los fondos de capital privado e inversionistas cortoplacistas”, explica el autor.

Por eso, Cunningham habla de Berkshire Hathaway como “el orfanato del mundo corporativo”. El autor explica que los fondos de capital privado normalmente cambian al equipo ejecutivo de una empresa una vez que la adquieren. Cinco años después, buscan la salida de su inversión y abandonan la compañía.

En contraste, Buffett mantiene a los ejecutivos de las empresas en las que invierte y extiende la bienvenida a la familia Berkshire Hathaway de forma permanente.

Esa promesa de permanencia y autonomía ayuda a que los dueños de empresas familiares y los emprendedores vendan sus compañías a mejor precio, según Cunningham.

No es la única ventaja. Muchas de las subsidiarias de Berkshire Hathaway operan en sectores que requieren innovación. Al no tener que distraerse con cambios de liderazgo, las empresas pueden enfocarse, de tiempo completo, en innovar.

Lee: ¿Quieres innovar? Deja de planear

William Thorndike, en su libro The Outsiders, que publicó en 2012, lo explica así: Buffett busca la permanencia para evitar el costo del cambio, pues las modificaciones en la gestión son complicadas y costosas. El inversionista prefiere darles la vuelta.

Adiós, burocracia

A Buffett le gustan las cosas simples y eficientes, dice Cunningham en el libro. No sólo su página web es ejemplo de eso, también su política de adquisiciones.

Berkshire Hathaway no tiene un plan estratégico de crecimiento. Tampoco busca los consejos de bancos de inversión ni de consultores para encontrar oportunidades de adquisiciones. Buffett deja que el vendedor ponga el precio.

Luego él ofrece el suyo, y de ahí no se mueve. Regatear es una pérdida de tiempo para él, explica el autor. Además, mientras que un proceso de adquisición dura unos ocho meses, Buffett lo hace en uno.

Mientras grandes corporaciones presumen sus miles de empleados, Buffett tiene sólo 24.

El empresario cree en un estilo descentralizado de gestión. Como confía en la calidad de los líderes de las empresas que adquiere, simplemente los deja trabajar en paz.

Tanto, que los CEO de las 50 subsidiarias sólo escuchan de Buffett en casos extremos. Incluso cuando mandan sus reportes a Omaha, la respuesta más común es el silencio.

Lo único que Buffett no deja bajo control de sus directivos es el flujo de efectivo. Sin embargo, la sucesión parece inminente. Aún no han difundido el nombre del elegido, aunque ya hay varios nombres en la lista. Berkshire Hathaway cumple 50 años en 2015, su fundador tiene 84 años de edad y la mitad de los miembros del consejo de administración casi son octogenarios.

La obra de Cunningham, que antes coescribió libros con el propio Buffett, se vuelve un manual para el futuro CEO de Berkshire Hathaway o para cualquier directivo que quiera liderar al estilo del ‘El oráculo de Omaha’.

Los 6 mandamientos de Warren Buffett

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Éstas son las reglas que los CEO de las 50 subsidiarias de Berkshire Hathaway deben seguir para trabajar con 'El Oráculo de Omaha'.

 

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×