McDonald’s y American Express integran a la diversidad

Las Súper Empresas Expansión instalan baños unisex e impulsan mujeres hacia los altos mandos; la diversidad permite a las compañías ser más competitivas, según la consultora Top Companies.
practicas inclusivas  (Foto: iStock by Getty Images)
María Antonieta Barragán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -
  • Empresas como McDonald's, American Express, Scotiabank y Unilever incentivan la igualdad de género, la integración de personas con discapacidad y el respeto por diferentes orientaciones sexuales pues saben que la diversidad es cada vez más necesaria para competir en un mercado global y versátil.

    Ésa es la tendencia entre las Súper Empresas 2015 de Expansión, de acuerdo con Top Companies, compañía que mide cultura y clima organizacional, y que elaboró el ranking.

    “La guerra por el talento ya no se concentra en la uniformidad de pensamiento. Ahora se busca gente con tolerancia a la incertidumbre, resilencia y multiculturalidad”, dice el gerente de Desarrollo de Talento de KPMG México, Mario Zavala, a la publicación en su número del 22 de mayo de 2015.

    Las compañías coinciden en un punto: la diversidad y la inclusión son indispensables para hacer negocios en el mundo de hoy.

    “Es hora de que todas las empresas hagan diagnósticos y evalúen en qué nivel está su agenda de diversidad. Si no lo hacen, perderán mercados”, dice la directora de la consultora Strategic Talent, Ángeles Madrigal, a la revista cuya suscripción está disponible en el Kiosco Digital de Grupo Expansión.

    Mujeres al poder

    Para incluir mujeres, McDonald’s, en el lugar ocho del ranking en la categoría Más de 3,000 empleados, fomenta la igualdad de género.

    Cuenta con una base laboral femenina de 49% en sus establecimientos de comida en México, y monitorea sus políticas de equidad a través de su programa 'Women Leadership Council'.
  • Las empresas saben que para crecer necesitan mujeres en sus equipos de liderazgo. “El tema de mujeres está vinculado al negocio”, dice Ángeles Madrigal. Hay una relación directa entre tener mujeres en los consejos administrativos y el incremento de la rentabilidad.

    American Express también cree en esta filosofía:

    Les ofrece a sus empleadas programas de desarrollo y de promoción a altos puestos. Las mujeres ocupan 33% de las posiciones directivas.
  • Además, manejan redes en las que organizan a sus empleados por intereses comunes, género, raza, religión y orientación sexual. Cada red le da información y datos a la firma sobre sus necesidades, y así ayudan al negocio.
  • En México cuenta con tres: WIN (Women’s Interest Network), PRIDE, para empleados de la comunidad LGBT, y Parents AMEX, para apoyar las necesidades de los padres.
  • “Las redes son eje y facilitador del negocio”, dice Claudia Raunich, vicepresidenta de Recursos Humanos de American Express para Latinoamérica.
  • Scotiabank, que está en el lugar dos del ranking Más de 3,000 empleados empezó con cuotas de género, reconoce el vicepresidente de Recursos Humanos, Miguel Lozano. Pero ahora le dan prioridad al talento.

    Pasaron de tener 34% de mujeres en sus gerencias en 2015 a 46%, de 21 a 33% en subdirecciones, y de 9 a 21% en cargos directivos.
  • La firma les da cursos de sensibilización a los hombres. No permite, por ejemplo, que éstos trabajen hasta altas horas de la noche, para evitar que las mujeres piensen que deben hacerlo.
  • Unilever (posición tres en el listado de Más de 3,000 colaboradores) es otra empresa que intenta mejorar la equidad de género en sus oficinas, sobre todo en Latinoamérica, explica el vicepresidente de Recursos Humanos, Nicolás Barea Vilas.

    Tienen ya 45% de ejecutivas a nivel gerencial.
  • Promover la flexibilidad laboral es clave. Hablan con cada uno de sus empleados e intentan simplificar su situación.

 “Para nosotros, flexibilidad laboral es sinónimo de diversidad e inclusión”, dice Barea.


Otras prácticas que eliminan prejuicios

McDonald’s. Da oportunidad de ser autosuficientes económicamente a jóvenes con síndrome de Down.

American Express. Claudia Raunich se enfrentó hace unos meses a un gran dilema: ¿a qué baño debía entrar una persona que cambió de sexo? Fue la primera experiencia transexual que tuvo la compañía en Latinoamérica y la resolvió instalando baños unisex.

Además, con la ayuda de PRIDE, la firma revisa que sus consultores de viajes le den un servicio de apertura, y pulen los detalles de las pólizas de viajes para que las parejas gay puedan reclamarlas.

Scotiabank. También volteó a ver a la comunidad LGBT a través de sus empleados, que se integraron a comités de inclusión. “Es la mejor forma de ofrecerles productos y servicios”, dice Lozano.

También certifica en equidad de género a sus supervisores y 16% de sus sucursales están habilitadas para empleados con discapacidades.

Unilever. Eliminó en su reclutamiento el género, la edad, el tipo de universidad y el inglés. Contrata personas con discapacidad visual y las entrena en el área de mercadotecnia.

 

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×