"Networking", la otra red imprescindible

La correcta estrategia para elegir y formar nuestros contactos, puede definir el futuro profesi la escuela de negocios INSEAD, define los diferentes tipos de "network", o red de contactos.
La falta de un buen "networking" -o red de contactos- puede  (Foto: )

No es sorpresa para nadie que los contactos son necesarios para progresar en el mundo empresarial. Y, sin embargo, por más que lo sepan, muchos prominentes ejecutivos de gran talento quedan estancados en puestos de mandos medios por su incapacidad de formarse una red de contactos (un network) adecuado para avanzar en su carrera.

Según Herminia Ibarra, profesora de Comportamiento Organizacional de la escuela de negocios INSEAD, fracasar a la hora de formarse una red es un gravísimo error estratégico que suele signar la suerte de una profesión.

Sin embargo, el problema no siempre es la falta de conexiones. De hecho, muchos dedican gran tiempo y esfuerzo a la tarea de crear su base de contactos, realizan networking. Pero se forjan los contactos equivocados.

Veamos esto un poco más de cerca. De acuerdo con la experta de INSEAD, existen tres tipos de redes de contacto:

1. Network operativo
Éstas son las relaciones que todo ejecutivo necesita para hacer su trabajo cotidiano, se trata de los proveedores con los que trata o los compañeros de su equipo de trabajo.

Cualquiera que trabaje en una organización tiene un network operativo.

2. Network personal
Cuando uno trabaja 60 horas por semana, seguramente no le sobra tiempo (o ganas) para reunirse con sus ex compañeros de la universidad o realizar otras actividades sociales. Grave error. El network personal es el mejor lugar para reorientar su carrera. Sus compañeros de universidad, por ejemplo, no están conectados con su trabajo de todos los días. Entonces, pueden brindarle acceso a círculos con oportunidades laborales completamente distintas.

3. Network estratégico
Ahora bien, señala Ibarra, si un ejecutivo quiere ser un líder empresarial, concéntrese en la formación de un network estratégico. Ésta es la tarea más difícil (aunque también la más rentable). Intente relacionarse con los ejecutivos que están por encima suyo en su empresa, su sector y las demás industrias.

El objetivo: acceder a las mejores prácticas, aprender nuevos enfoques y tener un panorama más amplio del universo de los negocios. Estas experiencias le servirán para convencer a los accionistas de que usted es la persona adecuada para el puesto de CEO.

Ahora bien, estos consejos no son muy novedosos en realidad. La mayoría de los ejecutivos son conscientes de la necesidad de los contactos para acceder a puestos de mayor responsabilidad. Sin embargo, para Ibarra, la mayoría falla porque se concentra demasiado en el trabajo cotidiano.

El problema lo tienen aquellos gerentes que se horrorizan ante la necesidad de delegar tareas. Si usted pretende tener todo bajo su control directo, seguramente hará un magnífico trabajo, pero carecerá del tiempo necesario para construir los contactos que le permitirán seguir avanzando en su carrera.

Para llegar a lo más alto de la organización tiene que haber una transustanciación desde la figura del gerente hacia la del líder. Por eso, quizá sea muy acertada la famosa máxima del experto en liderazgo, Paul Birch: "Los gerentes se concentran en la tarea, los líderes se preocupan por la gente". Téngalo en cuenta a la hora de asignar su tiempo en la oficina.

redaccion@materiabiz.com

Ahora ve
No te pierdas