Volverse sustentable: negocio rentable

La firma Aqua Consult International invirtió 6 mdp en equipo y estudios para favorecer la ecolo pero también su negocio, pues de granja camaronera, se ampliaron ahora al cultivo de algas seca
Georgina Navarrete

La formación de oceanógrafos les ganó. Tras varios años de que Aqua Consult International operara sólo como granja camaronera en Sinaloa, Gabriel Chávez y Esteban Avendaño idearon cómo extender su negocio, aprovechar su infraestructura y revertir la contaminación que causa su cultivo principal. En sus estanques, improductivos en invierno, cultivan macro alga (enteromorpha). Esta especie se alimenta del nitrógeno y fósforo, desechos de la producción de camarón que la industria suele echar al mar.

“Somos oceanógrafos, tenemos la formación de cuidar el ambiente marino”, dice Chávez, y afirma que la ecología no está reñida con la rentabilidad. “(Las algas) son un negocio viable y sustentable”. En 2004, el mercado mundial valía 8,000 millones de dólares (mdd) y en sólo dos años el precio se duplicó.

Las expectativas del negocio y sus virtudes ecológicas –por lo general el alga se colecta, no se cultiva– atrajeron al Fondo EcoEmpresas: “Estos emprendedores pusieron el ejemplo y transitaron hacia una actividad de negocio sustentable”, comenta Tammy Newmark, presidente del fondo, auspiciado por The Nature Conservancy.

Con 6 millones de pesos (mdp) del fondo y del gobierno, compraron equipo y soportaron dos años y medio de estudios. El invierno pasado hicieron su primera cosecha: casi 15 toneladas de alga seca de seis hectáreas de prueba, y de 90 con camarón. Ahora decidieron seguir cultivándola según la demanda. Entre sus clientes hay fabricantes de fertilizantes orgánicos y de alimento para animales de granja y mascotas, como Purina. Además, exploran el mercado de alimentos y cosmética para humanos. “Exigen mayor calidad pero el precio es 20 veces mayor”, afirma Chávez, con la mira puesta en la talasoterapia.

Ahora ve
No te pierdas