Un vino ´anticrisis´ directo de España

La firma &#039Marqués de Griñón&#039 creó una botella de menos de 20 dólares para copeo; los viñedos propiedad de Carlos Falcó, han sido adaptados para atraer turistas amantes del vino.
marques-grinon2  (Foto: Cortesía)
Regina Moctezuma G.
CUIDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los productores de vino sufren el golpe de la crisis todos los días, cuando los comensales de un restaurante no se pueden dar el lujo de pagar una botella completa y mejor piden por copeo.
Durante 35 años, Carlos Falcó, conocido como el ‘Marqués de Griñón’, ha producido vinos de pago en la zona de Castilla La Mancha, en España, la región con más viñedos del mundo. Estos vinos son especiales pues se elaboran con las uvas de una misma finca y son limitados, pero pocos los pueden pagar pues llegan a costar hasta 2,000 pesos.
El negocio de vinos exclusivos iba bien hasta que pegó la crisis, entonces el Marqués de Griñón recibió un pedido especial. “Moët Hennessy me pidió que hiciera una botella más económica, de 20 dólares. Entonces creamos Caliza, un vino que la gente pide por copeo”, explicó.
En Estados Unidos, el mercado más grande para los vinos ‘Marqués de Griñón’, se acostumbra que la gente pida vino por copeo, sin embargo, en Europa y México, donde la línea tiene mucha presencia, el Caliza es considerado un ‘vino anticrisis’.
Pese a la turbulencia económica, este vitivinícola seguirá exportando el 55% de su producción a 60 países. De la línea premium produce 500,000 botellas al año y de la línea destinada a los supermercados, unas 4 millones de botellas.
En tiempo de vacas flacas, Falcó quiere sacarle más provecho a sus tierras; por un lado trabaja en una producción experimental de 60,000 botellas de aceite de oliva al año, que vende en tiendas gourmet, y por otro acondiciona la finca de Valdepusa, donde tiene sus viñedos, para visitas turísticas.
“Acondicionamos las bodegas para enoturismo, con el objetivo de que los  clientes que las visiten se vuelvan defensores de la marca”, dijo Falcó, quien invirtió 500,000 euros para tener una cocina de alto nivel que reciba a los grandes chefs, una tienda de vino, climatización y mejores instalaciones.
México es un país importante para la marca, pues la cultura del vino está perneando cada vez más.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Para el Marqués, el consumo de vino no es una moda pasajera, sino un símbolo del estilo de vida. “Todo hombre de negocios debe de tener una casa bien decorada, un buen coche, hay que viajar y hay que saber de vino”, dijo.

En una visita reciente a México, el Marqués de Griñón se dedicó a posicionar su línea de vinos de pago, en restaurantes vanguardistas como Jaso, y de paso promovió su libro ‘Entender de vino’, que ya va en su décima edición y anunció una próxima publicación sobre el aceite de oliva, cuya escritura le ha llevado cuatro años.

Ahora ve
El eclipse total de Sol del 21 de agosto próximo cubrirá una franja de EU
No te pierdas
ç
×