La revolución de la relojería

El Concord Quantum Gravity asombra con sus innovaciones en ingeniería mecánica y química; un reloj liviano y de gran estilo realizado bajo la iniciativa de Vincent Perriard.
reloj-quantumgravity  (Foto: Cortesía)
Alejandro Estrada
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Sin duda, uno de los ejemplares más esperados y de los que más dio de qué hablar. 

Bajo la iniciativa y el empuje de Vincent Perriard, el CEO de la firma, esta pieza no sólo revoluciona la manera de diseñar un reloj, sino también la forma de resolverlo técnicamente.

Una de las innovaciones principales fue la combinación de ingeniería mecánica y química en el indicador de la reserva de marcha, de 3 días, en donde un líquido fosforescente formado por nanopartículas rellena el tubo y acompaña su lectura.

Mecánicamente, el indicador de energía funciona perpendicularmente al calibre, ascendiendo y descendiendo desde la base para indicar el nivel de carga. El indicador de los segundos, por otra parte, está desligado del tourbillon, lo cual también es inédito.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La caja está hecha en titanio y la mayoría de las piezas del movimiento en aluminio, lo que le ofrece una gran liviandad. Adicionalmente, cinco cristales de zafiro permiten observar además el movimiento desde cualquier ángulo.

El movimiento es mecánico de cuerda manual, y la manufactura encargada de dar vida al movimiento de este ejemplar, BNB Concept, tuvo el reto de lograr resultados tangibles en tan sólo cinco meses. El diseño corrió a cargo de Studio Bellon.

Ahora ve
Los escenarios no lo son todo; estos son los otros negocios de los famosos
No te pierdas
ç
×