Empire State, rascacielos pro ambiental

El edificio será objeto de una remodelación de 20 mdd para que sea amigable con el medio ambiente; reducirá sus emisiones de dióxido de carbono unas 105,000 toneladas métricas en los próximos 15 años
NUEVA YORK (AP) -

El edificio Empire State de Nueva York será objeto de una renovación amigable con el medio ambiente, para ejemplo de otros rascacielos en el mundo.

El proyecto de remodelación de 20 millones de dólares ahorrará a los dueños del edificio 4.4 millones de dólares en costos de energía anuales y reducirá sus emisiones de dióxido de carbono unas 105,000 toneladas métricas en los próximos 15 años, lo que es igual a las emisiones anuales de 17,500 automóviles.

El ex presidente Bill Clinton y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, asistieron el lunes al anuncio de estos planes que se hizo el piso 80 del Empire State e indicaron que los cambios a favor del medio ambiente en el famoso rascacielos servirán de modelo para otros edificios alrededor del mundo.

Clinton, cuya fundación colabora en esta renovación ecológica, indicó que la única forma de lograr que los dueños de inmuebles alrededor del mundo remodelen sus propiedades es por medio de un ejemplo llamativo.

"Tenemos que demostrar que eso es una forma de economía positiva y debemos demostrar que sabemos cómo hacerlo", indicó. "Todas las personas del mundo a las que les importa esto conocen el Empire State".

Los expertos indican que las mejoras a los edificios viejos como el Empire State, que tiene una altura de 443 metros (1,453 pies), hacen que se tenga un impacto menos negativo en el ambiente y son importantes para reducir los niveles de gases invernadero. En la ciudad de Nueva York las emisiones generadas por el funcionamiento de más de 900,000 edificios de toda la ciudad contribuyen al 79% del total de sus gases.

Las mejoras programadas para el Empire State contemplan el reemplazo de las 6,500 ventanas del edificio con un cristal aislante que disminuye el calor en el verano y la pérdida de energía en el invierno.

También se colocarán más materiales aislantes detrás de los radiadores de calefacción para ahorrar calor. Otros cambios incluyen mejoras en la ventilación del edificio, sistemas de enfriamiento y de iluminación.

Las obras en los sistemas de la torre ya comenzaron y se espera que estén completas para el final del 2010, un periodo más largo de lo que llevó construir el edificio que se inauguró en 1931, tras un año y 45 días de construcción. En total los proyectos ambientales del edificio culminarían para finales del 2013.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Bloomberg, que estableció la meta de reducir 30% la huella de emisiones de carbono de la ciudad para el 2030, indicó que el ejemplo demuestra "al resto de la ciudad que los edificios usados, sin importar qué tan altos sean o qué tan viejos, pueden realizar acciones para reducir su consumo de energía".

 

Ahora ve
Facebook cambió su misión y Mark Zukerberg explica las razones
No te pierdas
ç
×