Nuevos modelos que sí llegarán a México

Autos como el CTS-V Coupé y el XTS de Cadillac se venderán en el país entre finales de 2010 y 2011; el Autoshow de Detroit fue una muestra de la probable recuperación del mercado automotriz.
autoshow  (Foto: Especial)
Héctor Mañón

El Autoshow de Detroit es el más importante en nuestro continente; en él, todas las marcas presentan sus nuevos conceptos y autos de producción.

Aunque la recesión ha golpeado directamente a esta industria desde 2009, este año pudimos observar una ligera recuperación, que se puede traducir en la introducción de muchos autos concepto y de producción masiva que sí llegarán al mercado mexicano.

Uno de los que más llama la atención es el nuevo CTS-V Coupé de Cadillac, la división de lujo de General Motors. Éste ya se encuentra en su versión final y, además de contar con una silueta impresionante, también tiene bajo el cofre un motor V8 supercargado de 6.2 l de capacidad y 556 Hp de potencia.

Esta misma marca también reveló un concepto llamado XTS, que en realidad esconde lo que será el nuevo STS. Su diseño asemeja al del CTS, pero en mayores proporciones, y cuenta con un sistema de conectividad total que controlará un teléfono celular vía Bluetooth, un reproductor MP3 y hasta una computadora de viaje, todo mediante un display interactivo para que el conductor tenga todo a la mano.

Según los cálculos de la revista Life & Style, el CTS-V Coupé llegará al mercado mexicano a finales de 2010 o principios de 2011. El XTS todavía tendrá que pasar por más etapas de desarrollo, pero la expectativa es que exactamente dentro de un año veamos en Detroit la versión de producción en el mismo Autoshow y que en verano de 2011 se lance en nuestro país.

Ford presentó el Focus 2010, el primer auto desarrollado de manera global por la compañía para su comercialización sin modificaciones alrededor del mundo. Esto significa un gran avance para esa empresa, pues antes desarrollaban diferentes versiones del mismo auto dependiendo de a qué mercado iba dirigido. El diseño, que luce futurista, mantendrá los estándares de calidad para su ensamble y conservará un interior espacioso. Su llegada al mercado mexicano tendrá que esperar por lo menos un año, pero ya estará disponible para el mercado norteamericano y justo después en el europeo.

Honda presentó finalmente el tan esperado CR-Z, un híbrido que, al ser también deportivo, supuestamente rompería las reglas de este segmento. Sin embargo, la distancia entre la intención y la realidad fue un tanto decepcionante, pues únicamente es una versión coupé y estilizada del híbrido Insight que no se vende en nuestro país.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Entre otros modelos que vale la pena rescatar de este Autoshow están el Jetta Hybrid Coupé de Volkswagen, que esconde la nueva generación del Jetta –o Bora, como lo conocemos aquí–; el Audi E-Tron, que veremos próximamente –no en versión eléctrica, por supuesto– como el hermano menor del R8; el concepto MINI Beachcomber Concept, que se desprende del próximo a estrenarse MINI Crossover, y la adaptación del Lancia Delta para el mercado norteamericano por parte de Chrysler, ahora con el nombre de Nassau.

Sí, hubo muchas sorpresas y adelantos en este Autoshow de Detroit. No significa que el mercado automovilístico mundial se haya recuperado del todo, pero sin duda marca un nuevo comienzo.

Ahora ve
Bloguera que emprendió campaña contra la corrupción fue asesinada en Malta
No te pierdas
×