Jaguar: la nueva noción de adrenalina

Con el XFR parece haber encontrado la fórmula para construir un sedán de grandes prestaciones; en busca del perfil deportivo, incorpora un motor V8 que alcanza los 100 Km/h en sólo 4.7 segundos.
jaguar  (Foto: Tomada de jaguarcars.com.mx)
Héctor Mañón

La popularidad del segmento de los sedanes potentes se la debemos a BMW y su M5. Desde hace varias décadas, otras marcas de lujo trataban de producir un producto para competir con él, pero BMW siempre se había encontrado un paso adelante.

Hasta hoy. Jaguar muestra su mejor carta con este nuevo XFR y nos sorprende con el gran avance que significa este modelo, con el que se ha convertido en un serio competidor del segmento.

Aunque es un sedán de grandes proporciones, mantiene líneas fluidas y modernas a lo largo y ancho de la carrocería. Es grato ver cómo éstas se dirigen desde el frente hacia arriba al llegar a la parte trasera, asemejando un coupé pero manteniendo su identidad como sedán.

Para la versión más potente y deportiva, Jaguar solamente hizo algunos cambios sutiles que, aunque le brindan características muy deportivas, lo mantiene fiel al XF y, en consecuencia, también discreto.

El frente es donde observamos más cambios, pues la fascia cuenta con entradas de aire delineadas por una línea cromada y, en el cofre, unas costillas muy marcadas con pequeñas salidas de aire que le permiten mantener ventilado el compartimento del motor.

En los costados encontramos faldones más bajos y unos rines con las letras “supercharged” rodeando el centro.

Para la parte trasera, los cambios se mantuvieron al mínimo con una fascia más baja y ancha, una serie de escapes dobles de cada lado y, por supuesto, la reconocida letra R del lado derecho.

El acceso mediante la llave de presencia, la cual es detectada por el auto cuando te acercas, lo que libera los seguros. Una vez dentro, es cuestión de pisar el freno y oprimir el botón Start/Stop, cuya luz destella al ritmo de los latidos de un corazón, como si el auto estuviera vivo. Al hacerlo, el rugido que sale de los escapes te da una idea de lo que este auto lleva bajo el cofre.

Los asientos, grandes y cómodos, vienen forrados en piel de dos tonos (rojo y negro), mientras que el cielo está forrado de alcántara, dándole un acento deportivo.

Como es tradición en Jaguar, el sistema de sonido incorpora las bocinas de increíble fidelidad de Bowers & Wilkins.

Todo esto hace referencia al lujo y comodidad de este sedán pero, ¿qué hay del lado deportivo? ¿Por qué aparece la letra R en cada rincón? ¿Qué lo hace –en conclusión– diferente al modelo anterior? La respuesta, literalmente, está en frente de nosotros

Ahí encontramos nada menos que un motor V8 de 5.0l de desplazamiento, alimentado por un supercargador para producir 503Hp de potencia y 461lb/pie de torque. Los 100Km/h se alcanzan en sólo 4.7 segundos, mientras que su velocidad tope es 250Km/h, nada mal para un auto con suficiente espacio para acomodar con todo lujo hasta cinco personas.

Con todo, esto no es lo más impresionante de este auto, sino la forma tan sutil como segura con la que se maneja. Para empezar, dispone de una caja automática de seis cambios y no de una robotizada como la del M5 de BMW, que se traduce en un mayor confort; asimismo, cuenta con un diferencial electrónico que distribuye la fuerza del motor a la rueda que más lo necesite, dándote toda la tracción disponible en cada curva.

La suspensión también es inteligente, pues monitorea los cambios del pavimento y compensa su rigidez cada milésima de segundo para asegurar la mejor estabilidad.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Los cambios los hace rápidos sin llegar a cansar, la potencia la obtienes al instante gracias al supercargador y la dirección se encarga de informarte de cada cosa que ocurre bajo las llantas, características todas de un buen auto deportivo.

Sin embargo, este sedán también es capaz de ofrecerte un manejo suave en ciudad. La transmisión y suspensión se relajan y te permiten disfrutar del cómodo ambiente y del excelente sistema de sonido. Es una buena mezcla para quienes buscan un sedán lujoso, cómodo y elegante, pero que tampoco quieren olvidar cómo se siente cuando la adrenalina corre por sus venas.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×