El francés que renovó los tés en México

Guillaume Leleu, el más joven tea taster del mundo, presenta en México su marca The Ô Dor; se trata de una opción para los amantes de las infusiones que presenta distintas variedades.
guilleme_leleu  (Foto: Cortesía revista Life&Style)
Mariana Camacho

Sólo hay 29 tea tasters certificados en el mundo. Guillaume Leleu, parisino de nacimiento, es el más joven y el menos purista de todos ellos.

“Como soy francés, soy muy pretencioso”, dice sin el menor asomo de empacho; le gusta llevar la contraria en todo lo que puede y eso se nota en su marca de té, nacida en Francia hace ocho años: The Ô Dor.

El primer aspecto que distingue la marca de Guillaume son los tés perfumados, pues para él su riqueza no está sólo en las variedades puras –verde, blanco, negro, azul–, sino en las mezclas que puede llegar a imaginar y en las historias de viajes que, como un enólogo con el vino, se cuentan a partir de los aromas que desprende una taza perfumada.

“Soy un embajador de culturas”, dice, y nos pone como ejemplo el Thé de Legume, infusión aromatizada con flores de verduras. Lo segundo que ha convertido a The Ô Dor en un sello pionero son los mates, pues es la primera marca en trabajar la “yerba” en versión perfumada.

En México, Guillaume instaló su Maison de thé en Polanco, al interior de la tienda de diseño y casa de té Bennesere. Aquí se pueden conseguir los productos de la marca tanto a granel como en las distintas presentaciones (para degustación, bolsitas de cristal y cofres con los más de 300 tipos que maneja).

Si hablamos de las diferentes variedades de tés que podemos encontrar en The Ô Dor, podemos destacar tres de ellas por su popularidad. En primer lugar, el denominado Historia Tibetana, combinación de té verde y té negro, mezclado con flores del Himalaya. Se utiliza en los monasterios para la meditación y se puede tomar en las primeras horas de la mañana.

Otra de las opciones que hay que tomar en cuenta es el Earl Grey Royal, el típico “5 o’clock tea” que acostumbran beber los ingleses a esa misma hora. Se trata de una variedad de té negro con una fuerte presencia de bergamota. Y, finalmente, el Oolong Milk, favorito de Guillaume, una rara variedad de té azul, semifermentado y con  marcados olores a mantequilla.

Azúcar y leche, ¿se valen o no?

Desde luego, Guillaume bebe el té sin azúcar y sin leche. Pero explica que el té  “es un placer, no un esfuerzo”, así que no existe ningún inconveniente en agregarle un toque de estos dos ingredientes al gusto. Una recomendación: si deseas endulzar tu infusión, lo mejor es agregar el azúcar antes de añadir el agua. El azúcar se disolverá mejor de esta manera.

¿Dónde probarlo?

Viña Gourmet Periférico Sur 4020, Jardines del Pedregal, 5568-3191

Le Bouchon Julio Verne 102, Polanco, 5281-7902

Benessere Anatole France 70, Polanco, 5280-9813

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Landó Emilio Castelar 121, Polanco, 5282-3052

Les Moustaches Río Sena 88, Cuauhtémoc, 5533-3390

Ahora ve
Fabrilab, la empresa que con sus prótesis convierte a los niños en héroes
No te pierdas
ç
×