Falta de competencia pega a los híbridos

El único auto que combina motor tradicional con un eléctrico en México es el Civic Hybrid de Honda; la crisis y los problemas que ha enfrentado Toyota han dificultado la llegada del Prius al país.
prius  (Foto: Cortesía de la marca)
Héctor Mañón

En territorio mexicano, la oferta de autos que combinan un motor de combustible tradicional con uno eléctrico es, por ahora, de un solo modelo: el Civic Hybrid de Honda.

Aunque ya tiene casi cuatro años en el mercado y ha tenido una buena aceptación del público, aún no vemos un despegue real de este tipo de autos. Entonces ¿qué se necesitaría para impulsar la oferta de los híbridos en México? La respuesta más sencilla, sin lugar a dudas, es que haya más competencia.

El mexicano aún no tiene presente la existencia de este tipo de automóviles debido a la falta de difusión y mayor disputa comercial entre las marcas automotrices que, aunque ya cuentan con productos de este tipo y los venden en otros países, todavía no se arriesgan a traerlos.

Honda de México ha incentivado a los clientes de su Civic Hybrid negociando para ellos un porcentaje menor del pago de tenencia anual, y la extensión de la calcomanía doble cero de los verificentros en las principales ciudades del centro del país. Pero esto no ha sido suficiente: el usuario no cuenta con un punto de comparación, por lo que el precio de $325,000 que hay que pagar por este auto japonés podría parecer elevado. Así, lo que en realidad necesita Honda, por más absurdo que parezca, es que Toyota finalmente traiga el Prius a México.

El Prius fue el auto que detonó internacionalmente el furor por los híbridos y, desde su estreno a nivel mundial, la marca nos ha traído falsas esperanzas de ver rodar este modelo en el mercado nacional. Hace más de un año, al introducir la tercera generación del Prius, Toyota anunció que llevaría sus ventas al siguiente nivel con la introducción en 80 mercados nuevos, entre los que se incluía nuestro país; pero, ¿qué ha pasado desde entonces? ¿por qué no vemos todavía Prius circular en México?

Lo primero fue la crisis internacional que golpeó fuertemente a toda la industria automotriz y, después, los tan publicitados problemas con su acelerador pegajoso: una de las promesas de venta de esta marca era la confianza total en sus productos y, de repente, se encontró inmersa en un escándalo de seguridad en la que 9.1 millones de vehículos tienen la posibilidad de quedarse con el acelerador pegado.

La situación no fue bien manejada y las ventas de Toyota se desplomaron, la prensa internacional y el gobierno estadounidense se lanzaron sobre la armadora, la confianza de los clientes se mermó y, por si fuera poco, el auto híbrido más popular del mundo –Toyota Prius– también dio problemas con el freno.

El resultado es una compañía realmente debilitada cuya primera necesidad es recuperar la confianza de sus clientes actuales, potenciales y el público en general.

Toyota Estados Unidos ya está solucionando estos problemas en los modelos que lo han presentado, y asegura que sus nuevos vehículos saldrán con la solución de fábrica. Esto sería crucial para que el consumidor mexicano tuviera la certeza de que no tendrá problemas con el coche, pues sabemos de fuentes confiables al interior de la marca que el proyecto continúa y que no solamente se incluye en los planes para 2010 al Prius, sino de traer después toda la gama híbrida.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Toyota no es la única marca con este tipo de autos disponible, pero sí cuenta con el modelo más emblemático y el que podría desencadenar la introducción de los autos híbridos en nuestro país. Chevrolet ya tiene listo el Volt; Honda, el Insight y CR-Z; BMW versiones de su X6 y Serie 7; Mercedes-Benz, de su Clase S; Cadillac, Ford, etc.

Prácticamente todas las marcas que venden sus productos en nuestro país tienen por lo menos un modelo entre sus filas, pero se necesita a alguien que detone la competencia en este mercado y, ¿quién mejor para hacerlo que Toyota? Por supuesto, no sin antes haber recuperado la confianza y calidad que los distinguía. Quien ya lo hizo en el mundo, podría lograrlo también en México.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×