Celulares y volantes preocupan a médicos

El principal problema son los SMS, es que equivalen a conducir en estado de ebriedad: estudio; en la revista New England Journal of Medicine piden a los doctores ‘educar’ a sus pacientes.
CELULAR Y MANEJO  (Foto: Jupiter Images)
BOSTON (CNN) -

Los médicos deberían decir a sus pacientes que no envíen mensajes de texto ni usen sus teléfonos celulares mientras conducen, tal como les recomiendan no fumar o usar el cinturón de seguridad, indicó una doctora en la influyente revista New England Journal of Medicine. "Es hora de que les preguntemos a los pacientes sobre la conducción y las distracciones", escribió la doctora Amy Ship, del Israel Deaconess Medical Center y la escuela de medicina de Harvard en Boston, en una editorial en la revista.

Expuso que el mantener a la gente lejos de los teléfonos celulares mientras conducen es una medida importante de seguridad y salud pública. "El no pedirlo, no educar a nuestros pacientes a reducir sus riesgos, es poner en riesgo a quienes esperamos sanar", escribió.

La doctora citó la creciente evidencia sobre los peligros que representan los teléfonos celulares para la gente en las carreteras. El Consejo Nacional de Seguridad ha estimado que el 28% de los 1.6 millones accidentes de tránsito ocurridos en Estados Unidos involucra el uso de teléfonos celulares.

El problema más grave son los mensajes de texto, donde la persona usa el teclado del teléfono para enviar correos electrónicos o mensajes similares. Un estudio realizado en  2009 concluyó que el uso de mensajes de texto durante la conducción elevaba el riesgo de sufrir un accidente 23 veces.

Al menos 28 estados de Estados Unidos prohíben el uso de mensajes de texto durante el manejo.

Ship dijo que un estudio del 2006 descubrió que hablar por teléfono celular representa el mismo riesgo que conducir ebrio, incluso si el conductor no sostiene el aparato. "Conducir mientras se está distraído equivale aproximadamente a manejar ebrio", escribió.

"En un 98% de las personas, el tiempo de reacción aumenta dramáticamente", dijo la especialista en una entrevista telefónica después de asegurarse de que la periodista no estaba conduciendo y hablando por teléfono celular.

Señaló que hablar con un "manos libres" era más peligroso que conversar con alguien en el vehículo.

Escuchar la radio o música no es el mismo tipo de distracción. "Uno no puede cambiar de sintonía en el celular de la manera que se hace con la radio", dijo Ship. "Uno no debe contestar a la radio", agregó.

Los médicos podrían jugar un papel clave en reducir los accidentes relacionados con teléfonos celulares, al igual que es más posible que un paciente deje de fumar si un doctor pasa tres minutos discutiendo los riesgos del tabaco.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Aunque hay muchas distracciones posibles para los conductores, más de 275 millones de estadounidenses poseen teléfonos celulares, y un 81% los usa mientras conduce", señala el articulo.

"Cuando los pacientes no están convencidos, les pregunto, ¿Cómo se sentirían si el cirujano que está removiendo tu apéndice estuviese hablando por teléfono con manos libres, durante la operación? Esta situación captura la esencia del problema, el desafío de concentrarse completamente en la tarea vigente mientras se conversa por teléfono", dijo.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×