Recesión, la nueva ‘súper modelo’ de EU

El efecto económico se pone de moda, con los consumidores buscando calidad a un precio bajo; diseñadores de todo el mundo se reúnen en Nueva York para presentar sus nuevas tendencias.
semana de la moda en nueva york  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (CNN) -

La recesión en Estados Unidos ha cambiado la forma en que la gente compra moda, con un ojo en piezas especiales en lugar de prendas básicas, y los compradores de las grandes tiendas dicen que probablemente esa tendencia se prolongará más allá de la recuperación económica.

Al comenzar este jueves en Nueva York la semana de la moda de Mercedes-Benz, directores de moda de tiendas exclusivas como Saks Fifth Avenue y Neiman Marcus dijeron que estarían buscando colecciones llamativas para impresionar a sus clientes.

Luego de un mal 2009, las ventas minoristas han mejorado mes a mes durante el último año, pero la confianza del consumidor ha tardado en recuperarse y sólo es la mitad de fuerte de lo que era a comienzos de 2008.

El gasto de los consumidores representa dos terceras partes de la actividad económica de Estados Unidos y se considera crítico para la recuperación.

"Hemos visto un cambio en la forma de comprar de los clientes, como resultado del clima económico en la que hemos estado y veo que esa tendencia continúa", dijo Colleen Sherin, de Saks.

"Las mujeres no necesariamente buscan lo básico (...) están buscando piezas sorprendentes, algo que les inspire una reacción más emocional", agregó. "Están buscando valor. Quieren calidad a un precio", dijo.

Incluso prendas clásicas y básicas como una camisa blanca están siendo reinterpretadas para atraer a los clientes, tal vez con un dramático nuevo cuello o con detalles en las mangas, dijo Sherin.

Más de 90 diseñadores mostrarán sus trabajos en la nueva sede de la semana de la moda en Nueva York en el Upper West Side de Manhattan, casi un 50% más que durante las dos últimas sesiones. Muchos otros diseñadores exhibirán sus creaciones en otras partes de Nueva York. El circuito de la moda continúa luego por Londres, Milán y París.

Ellas quieren moda

El evento semestral genera más de 770 millones de dólares al año en actividad económica en Nueva York, donde la moda es la segunda mayor industria luego de las finanzas.

Nueva York tiene más de 800 empresas de moda, que emplean a 175,000 personas, generan 10,000 millones de dólares en sueldos y 1,500 millones de dólares en impuestos.

Ken Downing, director de moda de Neiman Marcus, dijo que aunque las perspectivas para la economía de Estados Unidos parecen estar mejorando, los clientes todavía son selectivos cuando compran ropa.

"Ellas están muy pensativas cuando compran", dijo sobre las consumidoras. "Incluso en los momentos más difíciles de la economía, ellas estaban interesadas en las tendencias", añadió.

Aunque los diseñadores muestran sus colecciones para la primavera y verano del próximo año, que no estarán disponibles en las tiendas durante meses, la industria quiere atraer a los consumidores a que gasten ahora con una segunda edición anual de "Fashion's Night Out" programada para el viernes.

La iniciativa para el sector minorista lanzada por la editora de la revista estadounidense Vogue, Anna Wintour, busca hacer que la gente compre. Los diseñadores y las tiendas por departamentos buscarán seducir a los clientes organizando fiestas en las mismastiendas con invitados famosos y presentaciones musicales.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"La idea del ‘Fashion's Night Out' es en realidad crear excitación en las tiendas", dijo la diseñadora Diane von Furstenberg, presidenta del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos. "Sólo queremos que la gente compre", agregó.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo en una conferencia de prensa sobre la semana de la moda que la gente siempre necesita ropa y que la diversidad en la moda significa que hay "una oportunidad de estar bien vestido sin importar cuál es tu situación económica".

Ahora ve
Astro Scale, la empresa japonesa que quiere limpiar el espacio
No te pierdas
ç
×