Las pasiones de Rufino Tamayo

‘Uno sin el otro. Fotografías y películas de viaje de Rufino Tamayo’ explora otro perfil del pintor; la muestra presenta 320 fotografías y 19 películas tomadas por él en lugares como NY o Tailandia.
Nuevo Museo Rufino Tamayo  (Foto: Cortesía Fundación Tamayo)
Nayeli Cortés Cano

Desde el 5 de marzo del 2011, Museo Rufino Tamayo presenta una exposición que refleja las dos pasiones poco conocidas del pintor: viajar y tomar fotografías.

Era un viajero "frecuente y reiterado" desde los años 20, de acuerdo con Juan Carlos Pereda, subdirector de Curaduría del Museo Rufino Tamayo.

El artista solía viajar con dos inseparables compañeras: su esposa Olga, con quien se casó en 1934, y una cámara fotográfica. Curiosamente, a él no le gustaba salir en fotos.

El pintor oaxaqueño no tenía preferencias: lo mismo recorría lugares cosmopolitas como Nueva York, que países marginados como Guatemala.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En todas sus aventuras siempre usó su cámara para guardar testimonio de sus estampas favoritas. Cuando surgieron las primeras cámaras de video, no tardó también en incluir una en su maleta.

La exposición Uno sin el otro. Fotografías y películas de viaje de Rufino Tamayo incluye 320 fotografías y 19 películas tomadas por el pintor entre 1950 y 1980. La exhibición estará abierta en Reforma y Gandhi, Ciudad de México, hasta el 5 de junio de 2011.

Ahora ve
La Ciudad de México pasa la noche en vela tras el sismo de magnitud 7.1
No te pierdas
×