Dior busca el liderazgo de Marc Jacobs

El afamado Marc Jacobs podría ser el nuevo director creativo de la firma, según Women’s Wear Daily; Phoebe Philo podría ocupar el lugar del neoyorquino en Vuitton si el acuerdo se concreta.
Marc Jacobs  (Foto: AP)
VIENA (AP) -

El mundo de la moda se ha alborotado debido a la posibilidad de que el diseñador de modas estadounidense Marc Jacobs ocupe la dirección creativa de Dior. La casa de modas, considerada una de las joyas de la corona de la moda francesa, ha luchado por mantenerse a flote cerca de seis meses, desde que su otrora director creativo, John Galliano, fue despedido tras haber sido acusado de hacer declaraciones antisemitas.

Jacobs, por su parte, se encuentra en la cúspide de los diseñadores. Lo adoran los críticos y los consumidores tanto por los diseños para la firma que lleva su nombre como por su trabajo para Louis Vuitton, el afamado fabricante de bolsas y equipaje que pertenece al grupo LVMH, también propietario de Dior.

La publicación especializada en la industria de la moda, Women's Wear Daily, reportó este lunes con fuentes anónimas que la gerencia de LVMH ha hablado con Jacobs sobre su posible incorporación a Dior y que ambos están en negociaciones para un posible trato.

Women's Wear Daily también reportó sobre otra de las consentidas de los críticos y la industria, Phoebe Philo, diseñadora de otra de las marcas de LVMH: Celine. Ella podría ocupar el lugar de Jacobs en Vuitton si el acuerdo se logra.

Sin embargo, directivos de Dior y Vuitton dijeron que no podían confirmar las negociaciones.

La veterana periodista de modas, Dana Thomas, dijo que el cambio de Jacobs es plausible.

"Se trata de la medida más acertada que LVMH puede tomar", contestó en un correo electrónico a la agencia AP la también autora del libro "Deluxe: How Luxury Lost Its Luster".

"Todos aman a Marc, es un creador sin límites. Sabe cómo armar y administrar un excelente equipo", agregó Thomas.

La potencial partida de Jacobs de Vuitton tendría un impacto pequeño, consideró la periodista.

"La moda es apenas una pequeña rebanada de las ventas de Louis Vuitton, realmente lo que la gente quiere es la clásica bolsa con el monograma (de la casa francesa)", apuntó.

Jacobs también es considerado una opción sólida en una industria en la que la estabilidad mental y emocional de los diseñadores ha surgido como una preocupación, luego del suicido del modisto británico Alexander McQueen y el caso de Galliano.

En junio, durante una audiencia en la corte, Galliano culpó a las presiones de la industria, el alcohol y sus adicciones a fármacos recetados por sus arranques, incluyendo uno en el que aparece en un video elogiando a Adolfo Hitler.

Jacobs se ha sometido voluntariamente a rehabilitación por sus adicciones, pero se considera que las ha superado.

"Al haber trabajado con Marc durante tanto tiempo (en Vuitton), LVMH sabe lo que estarían llevándose a Dior. Nada de sorpresas, nada de drama", destacó Thomas.

Jacobs, es uno de los varios candidatos que se rumora podría obtener por el codiciado puesto en Dior.

Otros nombres incluyen a Alber Elbaz, de Lanvin; Sarah Burton, quien sustituyó a McQueen; Haider Ackerman, un talento emergente con una marca homónima y Ricardo Tisci, de Givenchy, otra marca que pertenece a LVMH.

A sus 48 años, pareciera que Jacobs siempre ha hecho las cosas a su manera.

El neoyorquino pasó directamente de la Escuela Preparatoria de Arte y Diseño de Manhattan a la prestigiada Parsons New School of Design, donde fue nombrado estudiante del año. Inició la comercialización de sus creaciones cuando aún estaba en la escuela y creó su propia firma en 1986.

Un año después, inició su trabajo para Perry Ellis. Desde entonces ya contaba con el apoyo de su inseparable aliado de negocios, Robert Duffy, pues incluso fueron contratados como equipo.

Del mismo modo fueron despedidos en 1992, después de que Jacobs presentara una colección parteaguas, con inspiración grunge, llena de estampados a cuadros y franela que fue ovacionada por los conocedores de la moda y que le valió a su creador un premio del CFDA como mejor diseñador de ropa femenina.

Sin embargo, fue desairada por la marca, que tenía tintes más tradicionales.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Jacobs y Duffy reorganizaron y lanzaron la colección de Marc Jacobs en 1993, pero su reputación y amistades, que incluyen supermodelos, celebridades y fotógrafos, fueron relegados hasta que Jacobs obtuvo el puesto como diseñador al frente de Louis Vuitton en 1997.

Como parte de ese trato, LVMH acordó financiar la firma de Jacobs, la cual ha crecido e incluye su línea casual Marc by Marc Jacobs.

Ahora ve
Según la psicología, estos factores pueden predecir un divorcio
No te pierdas
×