La dieta mediterránea vuelve a ganar: es buena para los huesos

En un estudio se determinó que seguir este tipo de alimentación ayuda a prevenir la osteoporosis en mujeres.
Este tipo de alimentación se considera sencilla de seguir.
La dieta mediterránea es famosa por sus beneficios.  Este tipo de alimentación se considera sencilla de seguir.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: Morgan Manella
(Reuters) -

La dieta mediterránea es famosa por los beneficios para tu corazón y tu cintura, pero ahora también tus huesos podrían beneficiarse, según un nuevo estudio que se publicó en la versión electrónica de la revista de Medicina Interna de la Asociación Médica de Estados Unidos.

En este estudio, los investigadores analizaron si la calidad de la dieta afecta la salud ósea de las mujeres después de la menopausia. Determinaron que las mujeres que consumían una dieta mediterránea estaban en un riesgo ligeramente menor de sufrir fracturas de cadera.

La dieta mediterránea es relativamente fácil de seguir. Consiste en comer verduras, frutas, nueces, semillas y chícharos, granos sin refinar, aceite de oliva y pescado. Debes limitar la cantidad de carne, lácteos y grasas saturadas, pero la buena noticia es que puedes tomar una copa de vino tinto en la cena.

Los investigadores analizaron datos de 40 centros médicos de todo Estados Unidos que se incluyeron en el estudio de la Iniciativa para la Salud de la Mujer (WHI, por sus siglas en inglés). En el análisis se incluyó a 90,014 mujeres con una edad promedio de 64 años. Al principio del estudio, las participantes describieron su dieta en un cuestionario de frecuencia alimentaria de la WHI. Luego, los investigadores compararon sus patrones alimentarios diarios con cuatro dietas saludables: la dieta mediterránea, los Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés) y otras dos.

Casi 16 años después, hubo 2,121 casos de fracturas de cadera y 28,718 casos de fracturas en general. Las mujeres que se apegaron más a la dieta mediterránea tuvieron un 0.29% de probabilidades menos de sufrir una fractura de cadera que las mujeres que no la seguían. Las otras tres dietas mostraron un éxito insignificante.

"Nuestros resultados garantizan que los patrones de alimentación ampliamente recomendados no aumentan el riesgo de sufrir fracturas", dijo Bernhard Haring, profesor de la Universidad de Wurzburg, Alemania, y director del estudio. "Una vez dicho eso, la mujer promedio debería llevar un estilo de vida saludable que incluye adoptar un patrón alimentario saludable y ser físicamente activa".

Las fracturas relacionadas con la osteoporosis son una gran carga para los sistemas de salud en las sociedades que envejecen y las mujeres son las más afectadas, dijo Haring. Los resultados de las investigaciones actuales no han sido concluyentes respecto a si el consumo de nutrientes relacionados con el metabolismo óseo puede prevenir fracturas.

Sin embargo, los resultados de este estudio indican que una dieta saludable, específicamente la dieta mediterránea, puede ser un factor para mantener la salud ósea de las mujeres después de la menopausia.

Estas investigaciones más recientes sobre la dieta mediterránea se basan en las pruebas anteriores que indican que seguir esta dieta puede ser bueno para tu salud. Se ha demostrado que la dieta mediterránea puede mantener joven a tu cerebro, ayudarte a vivir más, a tener un mejor control de tu peso y a reducir el riesgo de desarrollar cáncer y enfermedades cardiovasculares.

"En este momento, el sistema de salud de Estados Unidos ignora casi totalmente la nutrición y favorece a la farmacología; es enormemente costoso e ineficiente en comparación con los sistemas de otros países", escribió Walter Willett, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en un artículo de opinión relacionado. "La integración de la dieta mediterránea y de los patrones alimentarios relacionados en la práctica médica, en los hospitales, escuelas y otras instituciones, puede mejorar el bienestar".

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×