Una pulsera de oro desata el primer conflicto de interés en la era Donald Trump

El brazalete que Ivanka Trump lució en una entrevista a la que acompañó a su padre, el presidente electo de EU, ocasionó una crisis de relaciones públicas a la empresa de moda de la hija del magnate.
Pese a que Ivanka no fue elegida para un cargo público, su cercanía con la nueva administración de la Casa Blanca la ponen en una situación difícil.
Conflictos de interés  Pese a que Ivanka no fue elegida para un cargo público, su cercanía con la nueva administración de la Casa Blanca la ponen en una situación difícil.  (Foto: Cortesía)
NUEVA YORK (AFP) -

La pulsera que Ivanka Trump escogió para llevar a la primera entrevista televisiva que le harían a su padre como presidente electo de Estados Unidos se convirtió en el centro de un miniescándalo cuando la marca de joyas y vestimenta de la hija del magnate utilizó el hecho para publicitar el brazalete.

El escándalo, que muestra los potenciales conflictos de interés que pueden surgir en un gobierno de Trump, nació con un correo electrónico que la empresa Ivanka Trump Fine Jewelry envió el lunes a la prensa con la mención 'Alerta moda'.

El mensaje llamaba la atención sobre el brazalete de oro de la colección Metrópolis que Ivanka vistió en el programa de CBS 60 Minutos, con una audiencia de 20 millones de personas y que entrevistaba a Trump y a su familia.

Lee: Este es el plan de Trump para evitar un conflicto de interés, ¿será suficiente?

Las redes sociales retomaron la 'Alerta moda' y rápidamente estallaron las críticas en el primer conflicto de interés para el multimillonario del sector inmobiliario que prepara su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero.

La presidenta de la marca de Ivanka, Abigail Klem, lanzó un comunicado posterior al correo, diciendo que "fue enviado por un empleado de mercadotecnia bien intencionado", siguiendo un "protocolo habitual".

Indicó que la empresa "está discutiendo nuevas políticas y procedimientos" postelectorales y rechazó hacer más comentarios.

Algunos en las redes sociales ironizaban también sobre el contraste entre este brazalete de oro y diamantes y los electores olvidados y desfavorecidos a quienes Trump prometió representar durante la campaña.

En julio, Ivanka ya fue criticada por hacer publicidad de un vestido de su marca que llevó a la convención republicana que invistió a su padre como candidato presidencial. Inmediatamente después de la convención, tuiteó un link que llevaba a una página de la tienda Macy's que vendía uno similar.

Ivanka, que apoyó a su padre durante la campaña al mismo tiempo que promovía su marca en las redes sociales y su imagen de empresaria al servicio de las mujeres que intentan hallar un equilibrio entre trabajo y familia, es también vicepresidenta de la Trump Organization, la sociedad que dirige todos los negocios de Donald Trump.

Trump renunciará al salario de 400,000 dólares al año como presidente
Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×