Una madre construye una casa para su familia con la ayuda de YouTube

La intención inicial de Cara Brookins era comprar una casa, pero se dio cuenta de que eran demasiado caras o demasiado pequeñas.
La familia se mudó a su casa de 325 metros cuadrados el 31 de marzo de 2009.
Resultado  La familia se mudó a su casa de 325 metros cuadrados el 31 de marzo de 2009.  (Foto: Cortesía Cara Brookins)
KAYLA RODGERS

(CNN) — Tras dos divorcios y la deuda correspondiente, Cara Brookins necesitaba un hogar para ella y sus cuatro hijos.

Pero Brookins, quien se dedica a escribir novelas para adultos jóvenes, no tenía dinero para contratar albañiles, así que construyó su casa ella misma… viendo tutoriales de YouTube.

Lee: 2017 será complicado para la industria de la construcción

"Las cosas pueden salir un poco caras cuando escapas de una relación de abuso y tienes cuatro hijos", explicó Brookins.

La intención inicial de Brookins era comprar una casa, pero se dio cuenta de que eran demasiado caras o demasiado pequeñas. Luego, se dio cuenta de que YouTube es una gran herramienta para aprender a hacer cosas.

Así que, tras una investigación cuidadosa, Brookins compró un terreno de poco más de 4,000 metros cuadrados en Arkansas, Estados Unidos, y empezó a construir.

Empezó en 2008, viendo videos por la noche y haciendo una lista de las herramientas que necesitaría. Hizo cuentas de lo que le costaría la casa de sus sueños: 130,000 dólares. Vendió una pequeña propiedad que tenía.

Sus hijos (Hope, Drew, Jada y Roman), que en ese entonces tenían entre 17 y dos años, ayudaron en la construcción.

Lee: Los 6 minutos que sacudieron a YouTube en 2016

"Mi hijo mayor, Drew, me ayudó a trazar los planos para que el ayuntamiento los aprobara", dijo Brookins.

Ella y sus hijos trabajaron nueve meses en la construcción. Jada acarreaba agua del estanque de los vecinos para preparar la mezcla que usarían para los cimientos. Drew ayudó a cargar la madera. Hope cocinaba para todos. "Todo el proceso unió más a nuestra familia y aprendimos que no hay imposibles. Encontramos una nueva esperanza", dijo Brookins.

Sin embargo, el aprendizaje en YouTube no puede llenar los vacíos de conocimiento, así que Brookings reclutó a un bombero amistoso que le transmitió sus conocimientos de construcción. Le pagaba 25 dólares por hora cuando podía y él le ayudó con algunas de las tareas.

Finalmente, el 31 de marzo de 2009, la familia se mudó a su casa de 325 metros cuadrados. Brookins la bautizó Inkwell Manor (Casa Tintero) porque quería un lugar en el que pudiera escribir y que reflejara su pasión por los libros y la escritura. La casa tiene cinco recámaras y una biblioteca.

Lee: YouTube y Netflix, los favoritos de los cibernautas mexicanos

La experiencia ahora es el tema de un libro: Rise: How a House Built a Family (El ascenso: La historia de la familia que construyó una casa), que salió a la venta el 24 de enero en Estados Unidos. Brookins dijo que espera que el libro inspire a otras personas a no conformarse.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Nunca fue mi idea escribir un libro. Me avergonzaba. Pero creo que es importante que cambies tu perspectiva respecto a cualquier situación negativa y hagas algo grande", dijo.

"Nunca pienses que tu situación es un viaje solitario", agregó. "Puedes sanar y crecer junto con tu familia".

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×