Manipula tu cerebro para que puedas recordar casi todo

Cualquier persona puede usar las mismas técnicas que usan los "atletas de la memoria" para mejorar la memoria y reprogramar su cerebro.
Memoria  Con 30 minutos al día, los novatos del acondicionamiento de la memoria mejoraron radicalmente su desempeño, según un nuevo estudio.  (Foto: iStock)
Michael Nedelman
(CNN) -

El Campeón Mundial de Memoria reinante, Alex Mullen, puede memorizar el orden de un mazo de cartas en 17 segundos. Pero, de ciertas formas, es igual de olvidadizo que todos los demás.

"Olvido muchas cosas básicas, como en dónde dejé mis llaves", cuenta Mullen, quien estudia Medicina en la Universidad de Mississippi, Estados Unidos.

Los atletas de la memoria, como Mullen, pueden recordar cientos o incluso de miles de palabras, números e imágenes elegidas al azar, hazaña que podría parecer increíble. Sin embargo, según un estudio que se publicó en marzo, cualquier persona puede entrenar su cerebro con los mismos trucos que usan los mejores competidores a nivel mundial y reestructurar sus redes cerebrales en el proceso.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 23 de los mejores atletas de memoria en el mundo y compararon su cerebro con el de quienes nunca habían usado técnicas para mejorar la memoria. Luego, sometieron a algunos de los recién llegados a un programa de entrenamiento para la memoria y observaron los cambios que ocurrieron en su cerebro.

Lee: Internet nos ha hecho olvidadizos, pero más inteligentes

Entre más practicaban las técnicas, el cerebro de los novatos empezaba a parecerse al de los atletas de la memoria… y eso ocurrió en apenas seis semanas.

"Estas proezas de memoria realmente increíbles… no son una forma de talento innato. Es en realidad puro entrenamiento", dijo Martin Dresler, especialista en neurociencias de la Universidad Radboud de Holanda y director del estudio.

Mullen, quien tiene relativamente poco tiempo en el mundo de la supermemoria y que no participó en el estudio, no estaba muy sorprendido. El mejor atleta de memoria dijo que, antes de que comenzara su entrenamiento, "creía que mi memoria no era tan buena. Puedes hacer cosas que probablemente crees que no eres capaz de hacer", dijo.

La anatomía del cerebro

Boris Nikolai Konrad, investigador del laboratorio de Dresler y atleta de la memoria, esperaba encontrar un hipocampo agrandado (el centro de la memoria) en los atletas de la memoria. Sin embargo, estos cerebros (incluido el suyo) no parecían diferentes de los de los novatos.

"Me sorprendió que no encontráramos diferencias estructurales en el cerebro", dijo Konrad, quien ocupa el lugar 24 a nivel mundial según el Consejo Mundial de Deportes de Memoria.

Su hipótesis se basó en estudios sobre los taxistas londinenses, quienes tienen que memorizar miles de calles y sitios de interés para pasar un examen famoso por su grado de dificultad, conocido como The Knowledge. Previamente se determinó que tenían el hipocampo más grande.

Aunque la estructura cerebral de los atletas de la memoria no era diferente de la de los principiantes, de acuerdo con Konrad, había diferencias en su funcionamiento: sus centros de memoria se comunicaban intensamente con los centros visual y espacial.

Konrad dijo que esto se debe a la forma en la que entrenan los atletas de la memoria: se imaginan lugares conocidos y los llenan de objetos imaginarios que relacionan con lo que quieren recordar. Según las investigaciones, con esta técnica puedes lograr que los recuerdos se fijen al aprovechar algo en lo que los humanos son buenos por naturaleza: el aprendizaje y la navegación visual. Muchos atletas conocen este método como "el palacio de la memoria".

Konrad explicó que cuando usan este método, los atletas de la memoria usan más regiones cerebrales, práctica que cambia solamente la conectividad cerebral y no su estructura.

"Para algunos podría ser un mensaje estimulante: no tienes que tener un cerebro especial", dijo.

Juegos mentales

Mullen comenzó a interesarse en las técnicas para mejorar la memoria cuando estaba leyendo Moonwalking With Einstein, un libro que trata sobre el año que un periodista dedicó a ganar el Campeonato de Memoria 2006 en Estados Unidos usando el método del palacio de la memoria. El título del libro se refiere a un truco nemotécnico que el autor usaba para memorizar el orden de un mazo de cartas: una imagen mental de Albert Einstein haciendo el paso de baile moonwalk.

Lee: La ‘intuición’ de una computadora vence a jugadores de póker

"Antes de eso nunca había oído hablar de las técnicas para mejorar la memoria", cuenta Mullen, quien transforma sus cartas en personajes como el capitán Kirk de Star Trek o en Gandalf, de El señor de los anillos.

Cuando cursaba el primer año en la Universidad Johns Hopkins, Mullen adoptó algunos trucos para estudiar. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que experimentara con las mismas tareas que se usan en las competencias de memoria: recitar largas secuencias de unos y ceros, memorizar mazos de cartas y empatar una lista de nombres con sus rostros.

"Se volvió adictivo, en la misma forma en la que Candy Crush es adictivo", explicó. "Sigues deseando mejorar tu tiempo y tu puntaje".

Mullen usa ese mismo método para memorizar los temas de anatomía y bioquímica en la facultad de Medicina. El método incluso puede ayudar a algunas personas a memorizar algo tan simple como una lista de compras.

Cuando no está preparándose para una competencia importante, Mullen dedica unos 30 minutos al día a practicar las técnicas. Eso es exactamente el mismo tiempo que la gente entrenaba en el estudio de Dresler.

Lo más interesante, de acuerdo con Dresler, es que los resultados de este estudio son exclusivos para esta técnica de memorización. En su estudio no solo comparó a quienes aprendieron los trucos con quienes no lo hicieron, sino que un tercer grupo recibió un entrenamiento de memoria diferente basado en la repetición, no en la visualización.

Este grupo, que nunca aprendió el método del palacio de la memoria, solo logró mejoras modestas en la cantidad de palabras al azar que podían recordar y su cerebro no mostró los mismos cambios en una resonancia magnética funcional. Cuatro meses después, su memoria regresó a la normalidad; estadísticamente no había diferencia entre ellos y el grupo que no había recibido entrenamiento alguno.

Por otro lado, el grupo que entrenó como los profesionales conservaba gran parte de sus capacidades nuevas cuatro meses después.

"Realmente puedes llevar al cerebro en la misma dirección que los mejores atletas de la memoria del mundo", dijo Dresler, quien agregó que no es necesario entrenar diariamente durante seis semanas para mejorar tu memoria.

"Puedes ver mejoras considerables en tu memoria en una sola tarde".

Cómo es ser un tipo cualquiera

"Nuestro cerebro es muy maleable, muy flexible y puede volver a esculpirse", dijo Michael Greicius, director médico del Centro para los Trastornos de Memoria de la Universidad de Stanford, Estados Unidos. Greicius apoyó con el análisis de los datos de las resonancias magnéticas funcionales del estudio.

De acuerdo con Greicius, el estudio refuerza una noción que ha ganado impulso entre los especialistas en neurociencias: que la memoria se distribuye en varias regiones del cerebro y no está confinada a una sola. El cerebro en general está compuesto de "redes" conectadas y no solamente de zonas especializadas, explicó.

Lee: ¿El uso del GPS afecta al cerebro?

"En todo el campo se está atestiguando este cambio… hay un alejamiento del estudio de las áreas del cerebro de forma aislada", dijo Chantal Stern, especialista en neurociencias cognitivas del Centro para la Memoria y el Cerebro de la Universidad de Boston, Estados Unidos, quien no participó en el estudio. "También hay cambios en el trabajo del paciente".

De acuerdo con Stern y Greicius, este enfoque del cerebro podría revelar el mecanismo a través del que las enfermedades como el alzhéimer (que pueden comenzar como un problema de memoria) se saltan las vías y se esparcen a lo largo de estas redes y hacia otras regiones del cerebro, perturbando las áreas relacionadas con la personalidad y el sueño.

A Stern también le interesa lo que las redes cerebrales pueden revelar sobre las razones por las que las personas que llegan a edades muy avanzadas mantienen la agudeza tantos años.

No obstante, Greicius advierte que no se ha demostrado que el entrenamiento para la memoria prevenga o frene los efectos del envejecimiento ni de la demencia, a pesar de las afirmaciones del sector de los juegos mentales.

En 2014, Greicius y Dresler firmaron una carta abierta, junto con otros 75 científicos, en la que censuraron al sector de los juegos mentales por sus "afirmaciones exageradas y engañosas (que) sacan provecho de la ansiedad de los adultos mayores".

"No hay ninguna relación clínica real en esta etapa", dijo Greicius.

Tampoco hay indicios de que el palacio de la memoria tenga un impacto en la memoria cotidiana, de acuerdo con Stern, lo que podría explicar por qué los grandes atletas de la memoria siguen perdiendo las llaves. Parece que la mejora en la memoria solo surge cuando se usa el método del palacio de la memoria.

Cinco formas, probadas por estudios científicos, para mejorar tu inteligencia

Cuando se engaña a los atletas de la memoria (les dicen que no les harán pruebas con una lista de palabras y luego los investigadores les hacen la prueba), no tienen resultados mejores que los del promedio de la gente, dijo Konrad, quien sigue estudiando a sus colegas atletas de la memoria.

Konrad, quien también entrenó a los novatos para que aprendieran a construir su primer palacio de la memoria, dijo que uno de los hallazgos en particular le pareció estimulante: todos mejoraron, sin importar cómo estaban al principio.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Incluso el caso del campeón reinante quedó sorprendido cuando creyó que había llegado a su límite personal. Ha avanzado mucho desde que estaba en la universidad y se sentía frustrado porque olvidaba cosas de una clase a la siguiente, dijo.

"Antes de aprender las técnicas, era un tipo cualquiera", dijo Mullen. "Eso no quiere decir que ya no lo sea", agregó.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×